MAKE DIVING GREAT AGAIN

Ver para conocer y para concienciar

Daniel Martínez

Daniel Martínez / L.O.

Daniel Martínez

Hace 25 años respiré por primera vez bajo el agua. Como casi todos los que lo han probado, aún mantengo este recuerdo como si hubiera sido ayer. Jamás imaginé que esta experiencia marcaría mi vida personal y profesional de la manera en que lo ha hecho.

El buceo tiene algo especial. No es solo el hecho de sumergirse y disfrutar de un mundo completamente diferente, ingrávido, lleno de vida y colores. La conexión entre el buceo, la sostenibilidad y el cuidado de los ecosistemas submarinos, el impacto que puede tener en la economía local y lo que puede lograr en ti como persona (después de todo, estamos expuestos a un ambiente hostil para el ser humano), o como profesional dedicado a la enseñanza del submarinismo, son aspectos que pocas otras actividades recreativas pueden ofrecer.

Existen una serie de peligros a tener en cuenta, que no están relacionados con la actividad en sí, la cual, hoy en día, cuenta con altos grados de seguridad debido a la fiabilidad de los equipos de inmersión y a la profesionalidad de los centros de buceo. El calentamiento global que afecta a los ecosistemas subacuáticos, la sobrepesca a nivel global, la estacionalidad de un sector profesional que se dedica exclusivamente a esta actividad recreativa, y el intrusismo no regulado en dicho sector, son factores que afectan al futuro del buceo recreativo.

Una vez, un buen amigo mío me comentó que la única manera de conocer el valor de las cosas es probándolas y sintiéndolas. Quizá esta afirmación pueda parecer simple, pero es cierta no solo en el buceo, sino también en muchos otros aspectos de la vida. Conozco a muy pocas personas que hayan realizado una primera experiencia subacuática con verdaderos profesionales y no hayan quedado marcadas de manera positiva. Ver para conocer, y conocer para concienciar. Y si además tienes la suerte de poder hacerlo en uno de los mejores sitios del mundo, como es la Región de Murcia, poco más se puede pedir.

«Nos hacemos siempre una idea exagerada de lo que no conocemos» (Albert Camus).