Música

Triana: cuatro voces contrastadas y un legado imperecedero en Cartagena

Manuel Escudero, de Sacramento; Nacho Campillo, de Tam Tam Go!; el cartagenero Diego Martín, y Shuarma, de Elefantes, se suben este domingo al escenario de El Batel para rendir tributo a una de las bandas más influyentes de la historia del rock español

Cuatro voces contrastadas y un legado imperecedero

Cuatro voces contrastadas y un legado imperecedero / POR A. G. R.

Asier Ganuza

Asier Ganuza

El escenario del Auditorio El Batel de Cartagena recibe este domingo a cuatro cantantes de contrastada trayectoria. Por un lado, el cordobés Manuel Escudero, principalmente conocido como vocalista de Sacramento, pero con experiencia en otras bandas con solera de la talla de Medica Azahara y Mägo de Oz. Él pondrá la parte más heavy del espectáculo, mientras que Nacho Campillo, de Tam Tam Go!, será el encargado de equilibrar la balanza con formación pop. Y, por último, el cantautor cartagenero Diego Martín y, para añadir algo de eclecticismo a la mezcla, Shuarma, de Elefante. Pero... ¿cuál es el motivo de su unión? Rendir tributo a una de las bandas más importantes del rock español, Triana.

El trío sevillano, formado por Jesús de la Rosa, Juan José Palacios (‘Tele’) y Eduardo Rodríguez Rodway tuvo una carrera de apenas nueve años: de 1974, un año antes de la publicación de su aclamado debut, El patio (1975), hasta 1983; en concreto, hasta el 14 de octubre de aquel año, día en que un accidente de circulación acabó con la vida del cantante, teclista y principal compositor del grupo. Sin embargo, el legado de Triana está todavía vigente y estos cuatro cantantes lo celebrarán el domingo con el espectáculo Una noche de amor desesperada, producción de MoonWorld avalada por el propio Rodríguez Rodway, único miembro vivo de la formación original.

En este show, estrenado hace escasos días en Elche con «enorme éxito», una banda de altura encabezada por Escudero, Campillo, Martín y Shuarma repasará los temas más icónicos de Triana, como El lago, Abre la puerta, Hijos del agobio, Luminosa mañana, Tu frialdad...