La Región volverá a tener representación en la gran noche del cine español. Así lo acaban de confirmar Blanca Portillo y Nora Navas, las responsables de la lectura de los nominados a la próxima edición de los Premios Goya, que se celebrará el 11 de febrero en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla, el Fibes. Y es que entre los aspirantes en la categoría a Mejor Cortometraje de Ficción se encuentra Sorda (2021), un proyecto de la molinense Eva Libertad, que escribe y dirige (esto último, junto a la murciana Nuria Muñoz), que ya ha triunfado en certámenes internacionales de prestigio y, en nuestro país, en el Festival de Málaga, del que sus autoras se llevaron la Biznaga de Plata que entrega el Público en la sección 'Afirmando los derechos de las mujeres'.

Y es que la cinta centra el foco en Ángela, un mujer sorda -interpretada por Miriam Garlo, actriz no oyente- que se enfrenta a los temores de la maternidad en una sociedad cargada de obstáculos para las personas con discapacidad. Se trata de un tema que Libertad conoce a perfección, ya que la intérprete protagonista es su propia hermana y ha vivido los problemas que la sordera produce, no solo a nivel comunicativo, sino también en muchos aspectos (inquietudes, expectativas, etc.).

Este cortometraje, además, está producido por la murciana CreaFilms, y se desarrolla entre una casa de huerta en Molina, donde Ángela vive con su marido -al que da vida el actor Pepe Galera- y el Soto de los Álamos, un paraje natural a orillas del río Segura. Además, cuenta con una duración considerable y límite para poder aspirar a nominaciones en esta categoría: 45 minutos. De hecho, es, con diferencia, la más larga de entre las cintas seleccionadas por los académico: el más corto es La entrega (Pedro Díaz, 2022), de 24 minutos, y trás él vienen Chaval (Jaime Olías, 2021), de 25, y Cuerdas (Estibaliz Urresola, 2022), de media hora. El último de los proyectos nominados, también de 30 minutos, es Arquitectura emocional 1959 (2022), de Elías León Siminiani, cineasta cántabro pero íntimamente ligada a la Región de Murcia, donde se formó como realizador.