Feria de Calasparra

Triunfo de Linares en la última

El murciano Jorge Martínez fue cogido en su primero al entrar a matar, no pudo continuar la corrida y tras ser operado en la enfermería de la plaza fue trasladado al hospital

Triunfo de Linares en la última.

Triunfo de Linares en la última. / Enrique Soler

Enrique Soler

Enrique Soler

Jorge Martínez recibió a su primero tieso como un palo, dándole temple al manojo de verónicas, para finalizar con dos medias. Empezó con la muleta en el centro del anillo y tras los pases de tanteo comenzó con el toreo en redondo, no siendo hasta la segunda tanda cuando bajó la mano y le dio otro tono a la faena. Por el pitón izquierdo señaló tres naturales de bella factura. En ese momento de la faena el toro empezó a mansear, pero antes dejó adornos como circulares invertidos y molinetes. Cerró con ayudados por alto al hilo de las tablas. Cuando entró a matar el toro lo prendió y lo llevó en volandas hasta el centro, consiguió concluir con estocada trasera, sin poder dar la vuelta al ruedo con su apéndice, ya que tuvo que pasar por la enfermería, con herida incisocontusa en la bolsa escrotal.

Triunfo de Linares en la última

Triunfo de Linares en la última / gil lópez

Marcos Linares, que sustituía a Sergio Felipe, recogió a su primero tras salir suelto en los primeros compases. Cargó la suerte dejando un manojo de verónicas destacando especialmente dos de ellas. Buena tanda en banderillas. En la muleta, preparó al toro para dejar estelas del toreo que lleva dentro por ambos pitones. Marcó un derechazo de ensueño, para intercalar ambas manos con tandas de enjundia. Concluyó de una gran estocada, consiguiendo dos orejas. En el que mató en puesto de Jorge Martínez volvió a poner de manifiesto su calidad, consiguiendo otro trofeo más para su cuenta. En su tercer novillo, no le dio ninguna opción al ser bronco y complicado.

Víctor Acebo tuvo enfrente un novillo de buena condición, pero se le acabó el motor al inicio de la faena de muleta. Estuvo bien con el capote, y con la muleta intentó hacer el toreo clásico, con el toreo al redondo, donde basó la faena. En su siguiente, tuvo uno de los novillos que tienen cualidades para ser novillo de la feria. Acebo lo paró bien con el capote, luciéndose en los medios. Bien en el caballo. Y con la muleta estuvo torero en todo momento ante un novillo de excepciones. Concluyó con estocada en el segundo intento, la primera hizo guardia, recibió una oreja. El novillo fue despedido con aplausos y mereció vuelta al ruedo.

El ganado de Fuente Ymbro fue parejo de presentación y desigual en juego, destacando el lidiado en quinto lugar que mereció vuelta al ruedo.