La Biblioteca Regional expone hasta mediados de julio una de las obras más valiosas de su fondo antiguo, Mar de Historias, de Fernán Pérez de Guzmán. El ejemplar fue impreso en 1512 en Valladolid con tipos móviles y prensa manual, un mecanismo ideado por Gutenberg unos 65 años antes.

La muestra se enmarca dentro de la nueva actividad desarrollada por la institución, Joyas BRMU, inaugurada hace unos días. El volumen se puede contemplar en una vitrina situada en el vestíbulo de la biblioteca. A través un código QR, las personas interesadas pueden acceder a un texto con información sobre la obra. 

Al estar impreso a principios del siglo XVI, el libro presenta aún algunas características de la estructura y forma de la impresión de los incunables, que a su vez conservaron mucho de los antiguos manuscritos, como sucede con el aprovechamiento del papel, que se aprecia en los márgenes tan angostos y en las interlíneas tan estrechas.

La obra mantiene la tradición medieval de dar la información sobre el autor y la obra al final del texto, en el colofón. Ya desde la antigüedad griega, los colofones, que se encontraban al final de los rollos y de los códices, cumplían la función de identificar la obra y el autor, como en las portadas actuales.

El autor, Fernán o Hernán Pérez de Guzmán, III Señor de Batres, vivió entre 1377 y 1460. Fue procurador, poeta e historiador. Perteneció a una de las familias más destacadas de la nobleza castellana del siglo XIV.