Concierto

El Sueño de Morfeo, juntos por La Palma y "para cerrar un ciclo"

David Feito, Raquel del Rosario y Juan Suárez preparan con emoción su concierto solidario "de vuelta y de despedida" del sábado en Oviedo

Los componentes de El Sueño de Morfeo.

Los componentes de El Sueño de Morfeo. / MIKI LÓPEZ

Saúl Fernández, Amor Domínguez

Se deciden y para cerrar el primer día de ensayos tocan 'Para toda la vida'. Y así es que vuelve a sonar la voz de Raquel del Rosario diciendo aquello de que “si fueras solo la mitad, me sobraría otra mitad”.

Toda la tarde de ayer fue de preparativos para el concierto “de vuelta y despedida” de El Sueño de Morfeo. Un recital histórico que tendrá lugar el sábado, en el auditorio Príncipe Felipe de Oviedo (20.30 horas), de esos que quedarán para la historia de la afición. La velada responde al 'Gran Reto Solidario' promovido por Prensa Ibérica y Endesa Music Lover, con el objetivo de recaudar fondos para los afectados por la erupción del volcán de Cumbre Vieja, en La Palma.

Los integrantes de El Sueño, de nuevo reunidos en Asturias, están emocionados y, al tiempo, acoplándose tras más de dos años y pico sin verse “en carne y hueso”. David Feito toca sobre el escenario de La Fábrica de Músicos de Avilés. Raquel del Rosario canta desde la pista, frente a la banda. Y, en ese momento, es cuando llega Juan Suárez. Se acerca a Raquel y se abrazan. Así acaba la primera tarde de reencuentro de los creadores de 'Esta soy yo', de 'Nunca volverá' y otros muchos éxitos.

Esto el sábado va a sonar de la hostia”, bromea Isra Sánchez, que está detrás de la batería, acompañando el “si fueras una gota de agua nadie volvería a tener sed”, que es otro de los versos de 'Para toda la vida'. Con él están Juan Carlos Vega 'Cabín' (al bajo), Rubén Álvarez (a la guitarra), Suso Moreno (al violín) y Ricardo Soberado, que es el que se encarga de la gaita, de la flauta “y de todo el viento”, completa.

“Teníamos que ser nosotros”, dice finalmente Raquel del Rosario. “Volvemos y nos despedimos en el mismo concierto”. Les faltaba eso: un concierto de despedida, admiten. La última vez que tocaron juntos fue en Madrid: un pequeño recital de “tres o cuatro canciones”, dice David Feito. “Y, antes de eso, nada desde 2013”, añade. Así que sí, les faltaba un concierto como este del sábado, para el que se ha contado con la colaboración de Caja Rural de Asturias, Fuensanta, Turismo del Principado, Turismo de Islas Canarias, Ayuntamiento de Oviedo, Ayuntamiento de Gijón, Wanacars y Riverland.

No ocultan que, tras tanto tiempo, están emocionados. “Nos veíamos los veranos, pero nunca sobre el escenario. Lo cierto es que no habíamos planeado que esto fuera un concierto de despedida, pero la vida trata de cerrar ciclos y es muy bonito hacerlo en casa, porque Asturias es mi segunda casa”, reconoce Raquel del Rosario. “La respuesta de los fans ha sido superbonita”, añade Juan Luis Suárez. “La razón de nuestro regreso nos terminó de convencer”, dicen los tres casi a coro. Y esa razón no es otra que participar con la recaudación del recital en la reconstrucción de la isla de La Palma.

¿Y cómo les ha ido en su primera jornada de trabajo desde hace la tira? “Hay margen para mejorar”, reconoce con una gran sonrisa David Feito. “Hace tanto tiempo que no tocábamos que hasta las pifias son graciosas”, continúa para terminar admitiendo que lo que están haciendo estos días, insiste, es “administrar todas estas emociones” que ha despertado el anuncio de su regreso. “El sábado estaremos perfectos”, promete Feito.

Desvela que el primer 'set list' (la lista de canciones) que va a sonar en el Auditorio de Oviedo lo diseñaron él mismo y Juan Suárez “en un avión”. Y también desvela que de esa lista “poco queda”. Eso sí, no quieren decir qué es lo que queda, pero sí que dicen que van a sonar sus temas más aplaudidos. “No somos de esos que quitan los ‘singles’ más exitosos. No lo entendemos. Claro que va a sonar ‘Nunca volverá’ porque nos encanta vivir la energía que despierta entre los seguidores”, explica David Feito. “Pero también habrá alguna sorpresa...”, interviene Raquel del Rosario. “Bueno, no nos gusta decir ‘sorpresa’ porque lo mismo alguien piensa que vamos a traer a no sé quién”, se corrige la cantante. “Vamos a hacer alguna versión que va a despertar la nostalgia”, promete al final. Canciones “para toda la vida”. Eso seguro.