Kiosco

La Opinión de Murcia

Entrevista

Monte Terror: "El sitio desde el que se hace la música es importante"

Tras un primer aplazamiento por causas derivadas de la pandemia, el quinteto almeriense podrá presentar por fin en Murcia su último trabajo, 'El primer vuelo de la aves marinas'. Será el sábado en La Yesería, dentro del Microsonidos y junto a Pau from Marc

Los almerienses Monte Terror. L. O.

Si uno va por la vida opinando a brochazos, dice cosas como que en el sur se hace música luminosa y en el norte, con esos inviernos eternos, con tanta sudadera con capucha y manos heladas, la gente se mete en cocheras a tocar acordes menores. Y no. Los almerienses Monte Terror son un ejemplo. Herederos de una exigua cadena tendente a la distorsión –mencionan a Los Planetas y a Triángulo de Amor Bizarro–, el quinteto entregó en 2021 su cuarta referencia, El primer vuelo de las aves marinas (Desorden sonoro). El sábado lo presentan en La Yesería. Les acompañan los alhameños Pau from Marc.

 

Su música reivindica que el lugar en el que se trabaja sigue siendo importante, y es curioso, hablando de un sonido eminentemente anglosajón... ¿Cuándo vieron que Almería y el shoegaze no eran territorios tan alejados?

Pues precisamente cuando nos asentamos en Almería. Entendemos que un disco tiene que tener una construcción y un concepto detrás, y claro, si mirábamos solo al shoegaze, tan británico y relativamente lejano en el tiempo, había muchas cosas que estaban fuera de nuestro contexto y que ya no eran validas para nosotros. Aunque no ha sido un proceso del que hayamos sido totalmente conscientes, sí hemos descubierto eso que dices, que el sitio desde el que se hace la música es importante, que determina nuestra experiencia como personas y como músicos. Desde ahí hemos ido construyendo nuestra propia visión de Almería, probablemente bastante irreal, pero que nos permite ahondar en un imaginario propio que esta muy presente tanto en las letras como en la parte instrumental. Animales marinos, aves, espacios geográficos como los acantilados y el mar o las experiencias de autores que en un momento u otro pasaron por Almería y escribieron sobre ello han ido forjando nuestra construcción local.

Cuando hablamos de folclore en España no vienen a la cabeza precisamente guitarras distorsionadas... Sin embargo, son sonidos que ya llevan décadas instaladas en el panorama independiente. ¿Hay un shoegaze a la española?

Pues no sabríamos decir. Desde nuestra experiencia, quizá llegamos a este estilo de manera ‘indirecta’, desde la forma en que algunos grupos españoles como Los Planetas o después Triángulo de Amor Bizarro habían asumido ciertas características del género. Ellos sí tienen una visión propia muy marcada desde las que igual sí se podría afirmar eso. Son además dos grupos además en los que lo local también tiene un peso muy importante... Pero en general hay una tendencia entre los grupos más afines a este sonido por centrarse más en replicar las referencias de fuera, con lo que les cuesta conectar eso con ese localismo del que hablamos, o incluso explorar otros campos.

Aunque El primer vuelo de las aves marinas no supone una ruptura con su sonido, sí que se observa un paso adelante en muchos ámbitos. ¿Es este disco el primer vuelo de ‘otros’ Monte Terror?

Pues de la misma manera que nos hemos ido fijando cada vez más en nuestro entorno más cercano para definir el concepto del grupo y de nuestros discos, también creemos que el momento temporal es algo que determina de una forma muy importante la percepción que tenemos de un grupo y de cada uno de sus trabajos. Este disco está atravesado totalmente por la confluencia de los momentos vitales de cada uno de nosotros, que obviamente son distintos a los que teníamos cuando grabábamos los anteriores. También nuestros gustos y referencias cambian, tanto como músicos como desde el punto de vista de simples consumidores de música. Además de esto, somos influenciados por los significados que las personas que trabajan con nosotros en el proyecto de Monte Terror le aportan, como es el caso de Pablo Foruria con sus portadas, o de Rubén Carrillo y Cristina Meca en sus trabajos con los vídeos del grupo. Todo esto hace que en el espacio temporal concreto en que compusimos el disco ya éramos ‘otros Monte Terror’ con respecto al anterior. 

Dicen que en sus primeros EP las referencias que manejaban (Slowdive, My Bloody Valentine, Ride) eran más obvias que la música que escuchan ahora. ¿Cómo se llevan en 2022 con esas bandas que os marcaron el camino?

En general, bien. Aunque ahora quizá valoramos más a Slowdive que a otros grupos ‘clásicos’, porque ellos sí han conseguido mantener su sonido actualizado. Pero obviamente las formas de escuchar música o las producciones de los discos cambian, a la vez que se van desarrollando estilos o corrientes nuevas. Y con el paso de los años se produce una estilización de nuestra visión de los géneros y de las escenas que obvia la complejidad de éstas, centrándolo todo en los grupos más relevantes. Obviamente esos tres que comentas son grupos que nos gustan, pero en los últimos años también hemos vuelto nuestra mirada hacia géneros que para nosotros tienen una afinidad con el shoegaze que nos permiten encontrar nuevos recursos y referencias.

Por cierto, en vistas de las referencias que maneran y el sonido que facturan..., ¿ustedes fueron de esos nerds de instituto que caminan por las calles con la capucha puesta y escuchando a Dinosaur Jr?

Totalmente. Algunos de nosotros con Dinosaur Jr y otros con Metallica. System of a Down tuvo su momento álgido en el instituto también. Algún día saldremos en algún directo con nuestras camisetas del ...and justice for all (1988) que aún conservamos. 

La música es tradicionalmente la primera válvula de escape que encuentra un adolescente. ¿Les pasó?

A los cinco. La música sigue teniendo un peso en la formación de la identidad muy grande, y para todos nosotros ha sido importantísima en ese sentido. Aún hoy podemos ver lo importante que es para todos. Obviamente porque todos los aspectos de nuestra vida están condicionados por la actividad de la banda, pero también por la importancia que tiene en nuestras relaciones con los demás y con el mundo. Cuando eres adolescente escuchas cientos de discos cientos de veces, discos y grupos con los que te identificas en un momento crucial de tu desarrollo. Es inevitable que eso perdure en nuestras personalidades como adultos.

En una entrevista de hace cuatro años daban por hecho que Monte Terror acabará y dará lugar a otros proyectos. ¿Cuánto les queda?

Tenemos claro que un grupo está muy ligado a su contexto, y que fuera de él tiende a perder su sentido, por lo que no estamos interesados en tener un grupo que dure veinte años. Pero tampoco nos planteamos el tiempo que nos queda. Monte Terror está muy arraigado en nuestras vidas personales, pero tampoco supondrá un derrumbe de estas cuando nos separemos. Por lo pronto estamos centrados en seguir mejorando cada día, tanto en directo como en nuestro estilo, y en que podemos mejorar para nuestros siguientes discos.

Fecha: Sábado, 21.00 horas.

Lugar: La Yesería, Murcia.

Precio: 7/9 euros.

Compartir el artículo

stats