Kiosco

La Opinión de Murcia

Suelo ver las cosas con perspectiva histórica. Y mirar atrás es ver una sucesión de espantos que relativizan mucho el umbral del drama»

Alexanderplatz: "Me lo tomo todo como una forma de evasión"

Alejandro Martínez, el hombre que lidera el proyecto musical Alexanderplatz, lleva mañana por la noche a La Yesería de Murcia los once temas de ‘Parques nacionales españoles’, un álbum que está «demasiado cerca del presente como para verlo con perspectiva y demasiado lejos como para tenerlo fresco».

Alexanderplatz

Alexanderplatz, proyecto de Alejandro Martínez (guitarrista, compositor y productor de los desaparecidos Klaus&Kinski), vuelve a subirse a un escenario con Parques nacionales españoles (Jabalina, 2021), un segundo álbum entrañablemente genial, y más aún en estos tiempos en los que impera la banalidad. Con un espíritu más sosegado y contemplativo, el original proyecto de Martínez retoma cierto costumbrismo y algunas viñetas de soledad urbana, donde se aprecia el discurso de un ser racional, pura lógica y sentido común. En las composiciones vuelve a afinar con una diversidad de estilos deslumbrantes, sin cabida en esta ocasión para los instrumentales. Predominan los sonidos más orgánicos (canción melódica, boleros, bossa, y hasta algún tema fronterizo) frente a los electrónicos (krautrock, synthpop o dreampop). De dudas y certezas, de la vida, del amor y de la muerte, hablamos con él, que actúa mañana por la noche en La Yesería de Murcia.

Parques nacionales españoles se publicó tras un pequeño retraso a causa de la pandemia. Debió de ser un poco frustrante, aunque llegaste a presentarlo en vivo.

Sí, aunque pasó algún tiempo. Nada extraño, dado el contexto de lo que estaba pasando por aquellos días. Hubo un concierto en el Auditorio Víctor Villegas hecho con bastante cariño.

Desde la perspectiva del presente, ¿cómo ves ahora esa colección de canciones?

Pues es que está demasiado cerca del presente como para verlo con perspectiva, y demasiado lejos como para tenerlo fresco. Las canciones las recuerdas porque las ensayas para tocarlas, pero el disco en sí no lo escucho desde que terminé la mezcla.

Has participado en el libro Diagonal Battiato. ¿Cómo ha sido tu colaboración? ¿Quién más participaba? ¿Qué vínculo tienes con Battiato y su obra? El nombre artístico con el que saliste en solitario sí estaba relacionado con Franco.

Huy, un montón de gente, según parece… Rodrigo de Triángulo, Antonio de Sr. Chinarro, David de La Estrella de David, J de Planetas, Antonio de Parade, Lorena Álvarez…, pero no lo he leído aún, así que si te soy sincero ni recuerdo qué me preguntaron y qué les conté. En cualquier caso es un hombre que me inspira por muchos motivos, musical y extramusicalmente. Supongo que me interesan algunas de las cosas que a él le interesaban, cosas que no son siempre convencionales dentro del pop.

¿Cuándo? Mañana, 21.30 horas

¿Dónde? La Yesería, Murcia

Precio: 10/12 euros


¿Cómo te pilló la noticia de su muerte?

No mucho de sorpresa porque estaba el hombre mayor y ya había leído algo de su estado de salud por algún sitio. Pero claro, los mitos que se te van yendo uno a uno… Sientes tristeza por la pérdida, pero también un vértigo que ya es cosa propia, por lo del paso del tiempo medido en vidas humanas.

Algunas de las historias que cuentas en tus canciones me parecen sacadas de sueños. ¿Hay sitio para Freud en sus oraciones?

¿Freud? Pero si son cosas racionalísimas, tengo un subconsciente últimamente muy aburrido. O eso creo, pero vete a saber…

¿Cómo estás elaborando las nuevas canciones? ¿Dispones de los medios necesarios? ¿Has necesitado ampliarlos?

Igual que siempre. No es una cuestión de medios. De medios internos, más bien. Mentales. Suena estúpido pero es así.

Supongo que sigues jugando con estilos diversos. ¿Cuántas canciones tienes compuestas? ¿Por dónde andan?

Bueno, aún es pronto. Ideas como ideas siempre hay, y algunas cosas avanzadas, pero vete a saber si el mes que viene desecho todo en favor de cualquier otra cosa.

¿Con qué espíritu has retomado esta nueva colección de canciones? ¿Has abierto alguna nueva vía para componer?

Qué va. Intento entusiasmarme un pelín y ser sincero. O no ser sincero en absoluto y desencantarme un poco. O sea, igual

¿Te resulta difícil llevar las dos vertientes de una carrera, la artística y la mercantil?¿Te interesa la autogestión?

Me interesaría más la autosugestión porque estas cosas las hace uno para ser ¿feliz? y ha de estar convenciéndose a uno mismo todo el tiempo. Y es cierto que el mundo de la música no me ha interesado nunca demasiado, no es un secreto. Me refiero a todo lo que rodea el mundo de la música. Supongo que mi problema es la realidad, y yo me lo tomo todo como una forma de evasión.

A ti que te gusta la historia, entre otras cosas, ¿qué visión tienes sobre la guerra de Ucrania? ¿La has trasladado a alguna canción?

Si no se hace un esfuerzo consciente y trabajoso por informarse y por entender, se acaba consumiendo sólo la propaganda de un bando. Todos estamos de acuerdo en que es una guerra rusa imperialista y criminal. Pero, ay, hay más tela que cortar, y mucha, aquí en Occidente. Respecto a lo otro, supongo que algo de escepticismo metódico ya hay en las canciones.

Ahora, con lo que estamos viviendo, puede que se entienda mejor aquel título de Odio el siglo XX (bueno, y el XXI también). ¿Te declaras pesimista?

Qué va, en realidad no lo soy. De verdad. Seré un poco agónico, por mi software, pero no necesariamente pesimista. Suelo ver las cosas con perspectiva histórica. Y mirar atrás es ver una sucesión de espantos que relativizan mucho el umbral del drama. Claro, igual estos meses el umbral lo tengo más bajo, pero la actualidad obliga.

¿Te sigues poniendo el despertador para meterte al estudio?

Me pongo el despertador siempre. Supongo que me da miedo no despertarme hasta pasado otro día. Es una forma de alienación que me impongo, no vaya a ser que me libere demasiado.

Y, a estas alturas, no tendrás ninguna preocupación con lo de ponerte a cantar sus canciones. ¿Te has entrenado o formado para el canto?

Al tiempo me he dado cuenta de que me gusta bastante todo lo relacionado con la voz, fisiología, emisión, técnica, etc. Es interesante, y no sólo por cuestiones musicales o sonoras, va mucho más allá. Es un camino largo aunque guay, que ojalá hubiera empezado a tomarme más en serio muchísimo antes.

¿Cómo juzgas ahora sus discos con K&K? ¿Algo de qué arrepentirse?

Pues con cariño. No, qué va. Están bien así.

¿Se acabó para siempre?

Sí, aquello era una cosa que hacíamos cuando y porque éramos pareja, que, lógicamente, dejó de tener sentido.

¿Os veis Marina y tú con frecuencia?

La relación es buena, con frecuencia no sé, pero sí que nos vemos a veces, no vivimos en Los Ángeles. Ni en Madrid.

¿Se quedaron cosas de K&K sin salir?

Muy pocas. Algún tema incluso mezclado y masterizado.

¿Has aprovechado algo para Alexanderplatz?

Que yo recuerde no, quizá alguna idea, pero serían sólo embriones de ideas.

¿Qué buscas transmitir a la gente?

Lo mismo que yo haya podido sentir con las cosas de otros que me hayan llegado. Lo que todos, imagino.

¿Bad Bunny, Kanye West o John Cale?

John Cale.

¿Estás entusiasmado por subirte a un escenario? ¿Preparas gira? ¿Hay festivales?

Hay alguna cosa, pero no mucha. A mí me gusta tocar siempre. Es cierto que siempre he sido muy de grabar y trabajar a mi ritmo, pero también me gusta mucho tocar. Me obliga a tomar contacto. A todas las bandas les gusta tocar, claro, para qué si no tanto trabajo.

Compartir el artículo

stats