Kiosco

La Opinión de Murcia

Música

Toundra: "Estar en un grupo es lo más extraño que puede hacer un ser humano"

Garaje Beat Club recibe este viernes a los grandes referentes del post-rock español, que regresan a Murcia para presentar su último disco, el muy reciente Hex (2022)

Toundra actúa este viernes en Murcia Sergio Albert

Toundra vuelve a Murcia. Sí: este viernes, la gran referencia nacional en ese ente llamado ‘post-rock’ tocará en Garaje Beat Club. Presentarán Hex (2022), su nuevo disco. En él vuelven a colocar tras el cristal al gurú Santi García y sacan dos palos de las ruedas: la decepción de cancelar una gira europea y el hecho de no vivir en la misma ciudad. Esteban J. Girón no ve el drama. «Esto es como las parejas -dice-: hay que seguir trabajando el sorprender al otro día a día, no solo cada vez que hay una cita importante. Si no te cuidas, cualquier relación se va al garete: padres e hijos, parejas, amigos y también las bandas». 

¿Precipitó la cancelación de su gira europea prevista para 2020 las etapas que han llevado a la publicación de Hex?

La cancelación de la gira -por razones obvias [la pandemia]- fue un duro revés, pero sabíamos que no quedaba más remedio. En los hospitales, residencias y casas se estaba muriendo la gente. Así que nos lo tomamos con filosofía. Durante el confinamiento descansamos, aunque hacíamos nuestros vermuts por videoconferencia para contarnos qué tal nos iba la vida. Justo acabábamos de lanzar un disco [Das Cabinet des Dr. Caligari, 2020], pero lo cierto es que a los quince días de estar en casa ya nos pusimos a componer lo que sería Hex. Supimos que era el momento, ya que debido a la cuarentena no teníamos que atender a nuestros trabajos diarios. 

Repiten con Santi García, de quien es bien conocida su faceta como ‘gurú’ de bandas que vienen más del hardcore o circulan alrededor de las variantes del punk. ¿Cómo es trabajar con él para un disco de Toundra?

La primera vez que trabajamos con Santi fue en 2009, grabando II, que saldría en 2010. Le conocimos personalmente cuando fuimos a tocar a un festival de hardcore en Sant Feliu de Guíxols. Ya entonces era un ídolo para nosotros. Recuerdo lo nervioso que estaba al darle la mano por primera vez. Santi es un productor que puede hacerte grandes discos de metal o de pop. La gente que vive por y para la música no suele entender de estilos porque suele ser gente inteligente como lo es Santi. Y tenemos la suerte de que, con los discos de Toundra, su implicación es máxima (casi tanto como en las comidas que hacemos durante esos días...). 

Se suele decir que en las grabaciones se convierte en un miembro más de la banda. ¿Ha pasado con Toundra?

Se suele sentar a mi lado y meterse conmigo, que es algo que suele hacer a diario Macón… así que en cierto sentido sí, es otro miembro de la banda 

Es su primer disco ‘al uso’ desde Vortex (2018). ¿Han supuesto proyectos como la banda sonora de Das Cabinet des Dr. Caligari o Exquirla -junto al Niño de Elche- bocanadas de oxígeno para Toundra?

Recuerdo IV (2015) como una etapa estresante. Para salir de ella tuvimos que salir de casa y desarrollar Exquirla [cuyo trabajo cristalizaría en Para quienes aún viven, de 2017]. Y después de Exquirla llegó Vortex, el cual fue liberador, pero también muy estresante. De hecho, el día que terminamos el disco, después de todo el proceso, enfermé. En este sentido, Das Cabinet des Dr. Caligari fue totalmente liberador, sí, ya que nos dejamos llevar por las imágenes y la temática de esa gran obra maestra. Y este disco de nuevo ha sido algo intenso… pero como apenas tenía trabajo de oficina, pude dedicarle muchas horas… Así que lo he disfrutado. 

¿Qué han sacado de estos proyectos ‘paralelos’?

De Exquirla sacamos el poder trabajar con voz, con textos de otra persona. Conocer a Paco [Niño de Elche] y quererle. Discutir con managers y aprender que hay que dejarles hacer su trabajo, pero bien lejos de la dinámica privada de una banda. Fue muy bonito hacer ese disco y esa gira. Miro aquellos días y la verdad es que fue precioso lo que hicimos. De Das Cabinet des Dr. Caligari sacamos el poder disfrutar de una obra maestra. Fuimos muy afortunados de subirnos al carro de esa película y poder hacer lo que quisimos cuando quisimos. Es un proyecto que quiero seguir realizando siempre. 

Toundra + Le Mur

Fecha: Viernes, 22.00 horas.

Lugar: Garaje Beat Club, Murcia.

Precio: 15/16/19 euros.


Hex comienza con los tres cortes que forman El odio, donde dejáis sobre la mesa gran parte de sus señas de identidad. Casi quince años después de vuestro debut, ¿en qué ha cambiado su forma de trabajar?

Pues, en realidad, nuestra manera de trabajar sigue siendo la misma; al menos, en lo básico: somos intensos, caóticos y siempre nos dejamos llevar por lo que sentimos. Tanto si sentimos que tenemos que tener un pie en nuestra propia tradición artística como si sentimos la necesidad de tener que alejarnos de la misma, siempre hacemos caso a aquello que sentimos más honesto con nosotros mismos. Trabajar con mis compañeros es una suerte de la que soy consciente. Jamás pensé que podría llegar a donde he llegado y es gracias a lo que pasa cuando nos ponemos a trabajar los cuatro juntos. 

Daniel Higgs, de Lungfish, dice algo así como que una banda solo puede aguantar el paso de los años si cada uno soporta el hecho de que los otros miembros le resulten cada vez personas más raras. ¿Les pasa?

No te puedo mentir: estar en un grupo es lo más extraño que puede hacer un ser humano. En nuestro caso, que cuatro tíos se junten en un local de ensayo, sin ventilación, a tocar sus instrumentos a un volumen ensordecedor y crear ruido juntos durante quince años es algo muy raro. Desgasta y te puede incluso lesionar emocionalmente. La vida a cada uno nos lleva por nuestro camino, pero, de momento, seguimos teniendo en común esta andadura que seguimos disfrutando muchísimo. Somos muy amigos y eso es lo más importante. Lo único esencial. 

¿El hecho de que entre ustedes se conozcan tanto musicalmente resta capacidad de sorpresa para con los demás?

Esto es como las parejas: hay que seguir trabajando el sorprender al otro día a día, no sólo cada vez que hay una cita importante. Si no te cuidas, cualquier relación se va al garete: padres e hijos, parejas, amigos y también las bandas. 

Tienen a dos miembros, Alberto y usted mismo, viviendo en el norte, mientras que el resto está en Madrid. Eso supongo que les habrá obligado a funcionar de una manera menos ‘orgánica’, quizá con más demos y menos horas de local. ¿Han llegado con Hex a una forma de trabajar que se pueda mantener mientras sigan separados?

Si me hubiese quedado en Madrid no es que hubiera sido más fácil estar en Toundra, es que no estaría en Toundra. Hemos llegado a un nivel de mandarnos mucha demo, pero también de tener la tarjeta de oro de Renfe, como si fuésemos jubilados de la Telefónica. Llevamos viajando muchísimo desde los 19 años, ahora es tan solo un poquito más…, pero siendo más organizados. La gente viene y va y Toundra, más o menos, sigue igual.

Compartir el artículo

stats