Kiosco La Opinión de Murcia

La Opinión de Murcia

El Show de Samsa

Un maestro de la novela negra

Hay una consistencia en la prosa de Antonio Parra Sanz que atrapa desde el comienzo. Sus novelas están impecablemente escritas y sus argumentos no dejan indiferente. Estos dos factores convierten cada una de sus obras un acontecimiento, sobre todo para los acólitos de la novela negra, género en el que el madrileño afincado en Cartagena destaca.

Como decíamos, los argumentos de sus novelas son sugerentes. De un modo sagaz, nuestro autor consigue, con lentitud y precisión, tender una red en la que poco a poco, los lectores, caemos irremediablemente. Y lo mismo vale decir sobre esta sexta entrega de la serie dedicada a la investigadora Sonia Ruíz. Una saga escrita por diferentes autores y que ha culminado con Entre amigos. Un relato en el que Antonio Parra Sanz ha mostrado estar a la altura de las circunstancias y que se puede leer como parte de la hexalogía, pero que también funciona de modo autónomo.

La historia comienza con una brutal paliza propinada a Pau, el ayudante de Sonia Ruíz. Un incidente que ha venido acompañado de un extraño y violento comportamiento por parte de Pau. Nuestra atractiva investigadora comenzará su caza. Una investigación que irá en contra de todos los elementos posible. Pero lejos de amedentrarse nuestra heroína urbana hará gala de su perspicacia y fino olfato y comenzará a revelar secretos cada vez más turbios.

Es difícil hacer una reseña de una novela de este tipo sin desvelar parte del argumento. No obstante, el lector que se aventure en este relato noir, además de disfrutar de una historia subyugante, de estética cinematográfica y con personajes de lo más logrados, también será seducido por una serie de temas de total actualidad. El papel de la mujer en la sociedad. El consumo de drogas ilegales y su utilización para casos de sumisión química. El comercio del sexo y las redes sociales. Además del viejo tema de las asociaciones criminales que operan al margen de la ley y que nos abocan a la eterna lucha entre el bien y el mal. Aunque Parra Sanz trata este asunto sin maniqueísmos, mostrando una extensa gama de grises en el perfil moral de sus personajes.

Parra Sanz, con su afilada prosa y un desparpajo natural, nos regala con esta mítica detective una vuelta de tuerca de género, adentrándose en su faceta más personal; y además ‘filmando’ una frenética historia urbana y contemporánea que te atrapa desde las primeras frases. Con diálogos realistas y chispeantes y un final a contrarreloj que parece remedar las mejores historias de detectives. Una historia, en definitiva que, sobre todo, en su tramo final se vuelve trepidante y nos arrastra hasta un final de lo más impactante.

Una novela que bebe de los clásicos pero que es totalmente moderna.

Compartir el artículo

stats