Kiosco La Opinión de Murcia

La Opinión de Murcia

Entrevista
Al Dual Músico

"Hay muchos artistas que están dejando de hacer su trabajo para ser simples títeres"

"Para mucha gente, la figura de Al Dual se ha construido en base a un premio que no me tenían que haber dado nunca", dice

El rockero murciano Al Dual. L.O.

Al Dual, ganador del premio al Mejor Solista Masculino Internacional en los renombrados Ameripolitan Music Awards 2018, salta de nuevo a los escenarios tras una larga temporada sin poder tocar. El músico carmelitano, gran esperanza del rock and roll nacional, regresa con la publicación de un esperado álbum, Reel to reel (2022), que ha tenido un largo recorrido de producción, grabación, mezcla y masterización en el que han participado un buen número de músicos. Se grabó en distintos estudios entre Berlín, Barcelona y Madrid, y ayer salió finalmente a la venta. En sus diez canciones abre el espectro a otros estilos o subgéneros (beat, pop de los cincuenta, baladas clásicas, oldies, jive, algo de pre-punk primitivo y algún que otro estilo fronterizo) para hacerlo llegar a un público más amplio. Además, junto a The Strings of Horror clausura esta noche la undécima edición del Sombra Festival, poniendo banda sonora en directo a la pelícua Vampyr (1932), de Carl Theodor Dreyer. Hablamos con Al Dual (AKA Picky) y Javier García Caballero, director del Sombra, se suma de vez en cuando.

Con The Strings of Horror te encargas de la clausura del Sombra.

Sí, para mí y para todo el equipo es un placer colaborar con Javier y los chicos. Y, después de un año y pico de trabajo, estamos encantados de mostrar en la Filmoteca este experimento musical.

¿Cómo va a ser la formación?

Percusión, piano y un cuarteto de cuerda, más la guitarra barítono, que estaré tocando yo.

Para alguien como tú es algo totalmente diferente, muy original.

Y aunque alguien no lo crea, es mi proyecto más importante. Y posiblemente también en el que más me ha gustado trabajar (composición, arreglos, etc.). Además, la música de las películas de terror me encanta desde bien chico. Eso sí, he de decir que tampoco se van a encontrar una gran obra que supere la original, porque Vampyr tiene una banda sonora increíble... Pero bueno, creo que hay reminiscencias a compositores como Komeda, Reizenstein, Salter o Zeller, y estoy seguro de que vamos a pasar un buen rato.

En el Sombra te han precedido un montón de artistas de diversa índole, desde la fuerza del trueno de Alfonso Alfonso o Crudo Pimento, a los conjuros de Bosco, pasando por Alondra Bentley, Varry Brava… ¿Cómo te lo planteó Javier a ti?

Javier García: Tres años por lo menos lleva esto dando vueltas.

Es que Picky se toma las cosas con calma. Tres años ha tardado en elaborar Reel to reel...

Sí, me gusta darle vueltas a todo, y no sacar las cosas a la ligera. Me gusta que la producción y los arreglos estén bien. Además, en este caso concreto, solo con la composición hemos estado un año y pico... Y luego vino la covid y...

Esa sí que ha sido una película de terror.

Sí. De hecho, la composición de esta obra se ha hecho sobre esa etapa de covid y de frustración.

¿Te ha influido en el sonido?

Totalmente. Sería incapaz de volver a repetir algunas de las composiciones. Segurísimo.

Por cierto, ¿habías visto ya Vampyr? ¿Qué te ha dicho la película viéndola?

Pues justo Vampyr no la había visto. Había visto otras como Nosferatu (1922) o las películas de la Hammer. Pero, cuando me la puse, enseguida me di cuenta de la influencia que ejerció en filmes posteriores como El exorcista (1973).

Por algo es un clásico. ¿Cómo te has planteado la composición de la banda sonora?

Primero sacamos el tema principal y el leitmotiv, y en base a eso fuimos trabajando. También hay que tener en cuenta que, al ser pensada para interpretarse en directo, hemos tenido muy en cuenta el margen de improvisación de cada músico. Y, la verdad, estamos muy contentos con el resultado. Son más de veinte obras muy pequeñitas –de unos dos minutos– que van entrelazadas entre sí.

Aunque a algunos les pueda sorprender, ya sabíamos de tu relación con la música clásica (más allá de tu faceta como intérprete de rock and roll). ¡Incluso de tus composiciones para marchas nazarenas!

Sí, aquí en Murcia se tocan varias marchas nuestras.

Con todo eso seguro que sorprendes a todos tus seguidores... Y con esta banda sonora, también.

Posiblemente. Para mucha gente, la figura de Al Dual se ha construido en base a un premio que no me tenían que haber dado nunca, porque estas cosas te encasillan.

El Ameripolitan. No me digas que reniegas de ese premio, que fue el que te puso en órbita...

Ya, ya. Los premios te sirven para posicionarte, pero para poco más. Al final, o demuestras o no demuestras lo que vales. Yo prefiero creer más en la pasión de componer y de, en este caso, producir y arreglar, que en los premios.

¿Desde el principio de tu carrera te planteaste el tocar tantos palos (y tan diversos)?

Cuando te gusta la música no tienes por qué tener ningún límite estilístico. Yo no tengo reparos en abordar un proyecto de rock and roll clásico, como tampoco los tengo en componer una marcha fúnebre. Además, el tema de la orquestación y los arreglos, no sé de dónde me viene, pero me encanta.

Aquí precisamente has escrito los arreglos para cuarteto de cuerda, órgano y percusión. ¿Qué te ha inspirado?

La verdad es que cuando compongo no me inspiro en algo concreto, como hacen otros muchos músicos. Yo no digo: «Voy a pensar en la muerte, y... ‘¡tan-tarata-tán!’». No. Yo realmente he compuesto esta banda sonora ‘buscando’ con el piano. Sí que te tienes que regir por armonías atonales, como hacía Schömberg, o Alban Berg, pero principalmente me he dejado llevar. El drama ya lo ponía el mundo, tal y como estaba..., lo fácil era sentarse y escribir.

Antes citabas algunos autores de bandas sonoras para películas clásicas de Hammer, y supongo que eso ha estado un poco ahí (aparte de las propias imágenes de la película)

Sí. Pero no solo ahora, sino siempre, durante toda mi vida. En casa tengo varios vinilos de Bernard Hermann, por ejemplo. En cualquier caso, para este trabajo en concreto, me han inspirado más Waxman, Skinner, Reizenstein, el propio Zeller, Salter... Estamos deseando estrenar esta banda sonora.

Por otro lado, ahora mismo estás además inmerso en tu gira.

Sí, estamos comenzando. Y muy contentos, la verdad. Hace unos días me comunicaban que hemos hecho sold out en Madrid y en Valencia.

Reel to reel acaba de ver la luz (ya está disponible en todas las plataformas) y el 25 de mayo lo estarás presentando en Murcia, en Garaje Beat Club.

Eso es, sí. Ahí estaremos con toda la banda: Mila, Guille, Nelo y Kiki. También con Alfonso Múgica. Y nuestro nuevo fichaje: Kiki Tornado, el baterista de Sex Museum, Los Coronas y Def Con Dos.

Equipazo. ¿Qué tenéis entre manos de grabaciones, nuevos temas, nuevos proyectos...?A. D.: De momento, hacer la gira. Aunque sí que me gustaría dedicarme un poquito más a la composición, a los arreglos, a las producciones... Yo creo que voy a llevar esas dos facetas a la par a partir de ahora.Es algo que tú haces en la intimidad del estudio, ¿no? Lo controlas tú todo, en definitiva.

Sí, siempre. No es porque sepa más o menos, pero cuando tienes las cosas tan claras es difícil delegar en alguien.

Totalmente. Siempre que he hablado con él de esto, me decía: «Primero necesito plasmarlo, cerrarlo completamente, y ya luego se lo transmitiré a los músicos».

Es que yo creo que se ha ido perdiendo la esencia de lo que debe ser un músico. Muchos de los que están llenando estadios y dando conciertos masivos –no voy a nombrar a ninguno– han dejado de hacer su trabajo y se han convertido en simples títeres musicales. Empiezan a delegar en productores, realizadores e incluso letristas y, al final, ¿quién mantiene la esencia de ese autor? A mí no me gustaría perder lo que soy...

Volviendo a lo de este sábado..., el cine y el rock and roll siempre han estado muy unidos, pero lo que vas a hacer en la Filmoteca es otra cosa...

Sí. Pero bueno, algo queda... Yo voy a tocar con una Gretsch barítono, y voy a hacer un trabajo que es como el que hacía Al Caiola –el guitarrista de John Barry–, que es doblar el chelo y darle ese twang; o sea, que va a haber rockabilly.

¿Cómo funciona el tema de la guitarra barítono respecto a la cuerda, al cuarteto?

La guitarra barítono es mitad bajo eléctrico (tiene ese registro) y mitad guitarra. Son seis cuerdas, pero que están afinadas empezando desde si. Es como un híbrido entre guitarra y bajo.

Lo cual permite meter unos graves distintos.

Claro. En este caso vamos a doblar las figuras del chelo, y aparte realizar acordes. Duane Eddy tocaba con guitarra barítono, y Al caiola. Y muchas cosas de terror ya de los sesenta y los setenta llevan guitarra barítono. Se suele doblar con los contrafagots, los contrabajos, saxos barítonos y con la guitarra barítono.

¿Y viento no sentiste la tentación de incluir?

¡Tentaciones de una orquesta! [Risas], pero dejémoslo en tentaciones...

¿Podrías describir lo que vais a presentar The Strings of Horror y tú?

Vamos a realizar en directo una banda sonora con veintidós miniobras, con tema principal, intro, outro y, en medio, haremos improvisaciones de cada uno de nosotros. Todo ello, muy acorde con el terror, con armonías de novena bemol y modos atonales, disminuidos… Todo ese carácter terrorífico.

Compartir el artículo

stats