Literatura

Casi un millar de novelas de todo el mundo se presentan al ‘Vargas Llosa’

El galardón está dotado con 12.000 euros

El premio de novela ‘Vargas Llosa’ ha arrasado en su última edición con la presentación de casi un millar de novelas. El concurso, cuya recepción de originales se cerró el pasado día 25 de julio, ha batido todos sus récords de participación en las XXVI ediciones de existencia con las que cuenta hasta la fecha. Casi un millar de novelas han concurrido a la edición de este año, lo que supone una de las cifras más altas en un concurso literario de novela en España. En concreto, han sido 942 novelas las recibidas, procedentes de un total de 36 países. Casi la mitad (452), han sido enviadas desde España, aunque también destacan por su número las 190 procedentes de Argentina, 66 de Colombia y 46 de México. Organizado por la Universidad de Murcia, la Fundación Mediterráneo y la Cátedra Vargas Llosa, el premio de novela ‘Vargas Llosa’ está abierto a todos los autores en lengua castellana. Las novelas participantes deben contar con una extensión de entre 150 y 250 páginas, y el premio está dotado con 12.000 euros.

Hay que recordar que el último ganador fue el mexicano Juan Rivera Arroyo, con su obra Albert Speer, un día. Los miembros del jurado valoraron muy especialmente el modo en el que la novela desarrollaba la idea de «banalidad del mal» que aquejó a muchos intelectuales y profesionales adheridos a la causa nazi, en la figura histórica del arquitecto Albert Speer.

En la anterior edición del premio se presentaron 282 originales, lo que suponía hasta entonces un récord absoluto en el cuarto de siglo de historia del premio. Las novelas procedieron entonces de un total de 16 países (Alemania, Argentina, Bolivia, Canadá, Chile, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, España, Francia, Guatemala, Italia, México, Puerto Rico, Reino Unido y Uruguay).

El ganador en la última edición creó con su obra una inventiva de viajes figurados en la mente del personaje, a partir del recorrido cronometrado del patio de la prisión de Spandau.

A juicio del jurado, sobresalía en esta novela «el ejercicio eficaz y brillante de la lengua española, puesta al servicio de una trama que termina revelando la radical inmoralidad a la que llevó aquella locura colectiva del Nacional-Socialismo».