Tocadiscos

Loreley, lied de Friederich Solcher

Loreley, lied de Friederich Solcher

Loreley, lied de Friederich Solcher

José Antonio Molina Gómez

José Antonio Molina Gómez

Con alegría escucho durante las noches de verano canciones románticas de la vieja Alemania que llegan de las orillas del Rhin, como esta Loreley, divinidad femenina tan funesta como seductora, de rubios cabellos cuya melancólico canto hace naufragar los barcos que navegan por el célebre río o supone la muerte del caminante que se encuentra con ella por azar en lo más profundo del bosque. En esta ocasión me envuelve el poema de Heinrich Heine con música de Friedrich Silcher y siento por un momento oscilar levemente las ondas de las aguas, seamos nosotros también navegantes, mientras escuchamos de nuevo la historia de la triste ninfa que peina sus rubios cabellos con un peine dorado, el peine dorado sobre los cabellos ondulados que es la misma imagen del tiempo que transcurre una y otra vez. La tristeza inunda su canto, una tristeza que enamora y seduce hasta la muerte; una tristeza que cala hasta los huesos. La implacable atracción del canto de la bella Loreley atrae el alma enamorada a la perdición segura entre las rocas, que la busca y la acepta de buen grado, siquiera se le permita contemplar, por un segundo, al ser en el que se unen los misterios del tiempo, el amor y la muerte.