«No hay canciones como antes», lamentan los componentes de la banda granadina Lori Meyers en el inicio de ‘Punk’, la canción con la que rompen tres años sin material inédito y que funciona como reflexión irónica, política y musical acerca de esa «frase hecha» de que «cualquier tiempo pasado fue mejor».

«En realidad hay cantantes que llevan viviendo de su imagen desde el año 51», valoró a Efe Antonio López ‘Noni’, el vocalista de este ya veterano grupo granadino que integra junto a Alejandro Méndez (guitarra) y Alfredo Núñez (batería). La banda estará hoy en concierto en el marco de Las Noches del Malecón, en Murcia.

Puestos a buscar algo «punk», coinciden los tres en que ahora mismo «la actualidad política lo es más que la músical». «Ha habido épocas en las que el Congreso parecía un combate de boxeo», lamentaron. Le ponen solo otro «pero» a estos tiempos. «Hay mucha red social, mucha imagen, mucha pose y mucho filtro, y eso lo que hace es quitar naturalidad», analizan, algo a lo que se oponen.

Recuerdan, no obstante, que en cada generación se ha dicho eso de que «lo de ahora no vale nada», un pensamiento un tanto manido que atribuyen sobre todo a la nostalgia, «que es tan importante a su vez en esta canción».

«Pero nosotros pensamos que cada tiempo que nos toca vivir es el adecuado y que hay que seguir siempre hacia delante», sentenció el trío, que pretende seguir esa máxima en su octavo de disco de estudio de la banda, el cual anticipan con este ‘Punk’.

Si en el previo ‘En la espiral’ (2017) probaron a incorporar a sus melodías la música progresiva, este relevo jugará «a romper la estética de sus álbumes más limpios con un sonido sucio, más actualizado». «Nosotros no vivimos solo del revival. Queremos avanzar y que nuestro trabajo sea referente de la actualidad musical», afirmaron con rotundidad los músicos de esta banda señera del ‘indie’ patrio que se forjó una personalidad propia abundando desde sus primeros trabajos en las melodías sesenteras.

Para oxigenar sus estructuras y sacarlos de la zona de confort fue fundamental la contribución como productor y arreglista de James Bagshaw, miembro de Temples, con el que entablaron relación a raíz del trabajo que hizo este en el último álbum de la malagueña Anni B. Sweet, prácticamente el cuarto miembro de Lori Meyers.

«Estando en casa escuchó algunas de las mezclas que teníamos en esa época. Me dijo que, aunque no quería ser productor, podríamos trabajar juntos», rememoró ‘Noni’, tras confesar que inicialmente manejaron otro nombre para estas labores, pero que no pudieron contactar.

La publicación de su octavo álbum de estudio, prevista para después del verano, llegará tres años después del recopilatorio ‘20 años, 21 canciones’ (2018) y uno del directo grabado en el Wizink Center de Madrid con motivo precisamente de esa última gira de aniversario. La idea inicial era haberlo lanzado en 2020, pero en su camino se cruzaron la pandemia y otro inconveniente que dificultó aún más todo el proceso: justo antes del confinamiento tuvieron que abandonar la casa-estudio en la que vivía ‘Noni’.