Literatura

Las voces ignoradas de la poesía

La editorial Creotz acaba de publicar ‘Ellas vuelan’, un libro que pretende recuperar a veintiuna grandes autoras hispanas del siglo pasado de la mano de Francisca Gata, Raquel Lanseros y la murciana Marisa López Soria

Teresa Zatarain, editora del proyecto.

Teresa Zatarain, editora del proyecto. / L.O.

Sandra Penelas

Denostadas por la dictadura, olvidadas por la historia e ignoradas en los libros de texto. Las poetas en español de comienzos del siglo XX han permanecido «en el ostracismo y la oscuridad» a pesar de su indudable valía literaria y mientras sus compañeros sí gozaban del merecido reconocimiento. Sin embargo, el sello vigués Creotz ha querido rescatar el «magnífico legado» de veintiuna autoras de ambos lados del Atlántico en su nuevo libro, Ellas vuelan (2021). Pero no se trata de una antología al uso –como ya avanza la editora Teresa Zataraín en el prólogo–, sino de un diálogo entre tres poetas actuales que, juntas, conforman «su genealogía literaria» a través de sus propios versos. Hablamos de la pacense Francisca Gata, de la jerezana Raquel Lanseros –que residió durante varios años en Murcia– y de Marisa López Soria, una de las voces más respetadas de la Región, aunque a ellas también se une en esta aventura la ilustradora cántabra Mo Gutiérrez Serna, otra referente del arte actual, quien se encarga de traducir los poemas en hermosas imágenes para, entre todas, forjar un libro tan especial y único como necesario. Se presentará en La Mar de Letras el 13 de julio. «Es una obra que no existe y que constituye el hito de nuestra editorial. Es un orgullo publicar este libro después de más de dos años gestando el proyecto. Ellas son las pioneras, la primera generación de poetas mujeres. No porque no hubiese otras antes –Rosalía de Castro fue un referente para muchas de ellas–, sino porque constituyen un grupo. Aunque no responden a todos los términos que definen a una generación, por primera vez en la historia de la literatura en español, un grupo nutrido de mujeres se lanza a conquistar el mundo de la poesía, casi exclusivamente dominado por hombres. Y el nivel de su poesía es brutal. Parte de su obra aparece en algunas antologías, pero este magnífico legado no se conoce. Han permanecido proscritas, olvidadas durante décadas», reivindica Teresa Zataraín. Y para recuperarlas, Creotz recurre a la voz de Gata, Lanseros y López Soria –«tres reconocidas poetas contemporáneas»–, que se aproximan al valor literario y las vidas «poco corrientes» de autoras como Gabriela Mistral, Alfonsina Storni, Concha Méndez, Ernestina de Champourcín, Rosa Chacel, Violeta Parra, Gloria Fuertes o Alejandra Pizarnik.

Libro para adultos

Siguiendo esa doble vertiente que Marisa López Soria cultiva desde los primeros años de su carrera –la murciana es la ‘reina de la literatura infantil y juvenil’ en laRegión, aunque también es capaz de sorprender con poemarios como Muy señores míos (Difácil, 2020)–, Ellas vuelan es un libro adulto, pero también recomendable para niños a partir de los 11 años, y ya se encuentra a la venta en librerías y a través de Internet. Además, la obra ha recibido el beneplácito del poeta granadino Luis García Montero, director del Instituto Cervantes, donde la editorial viguesa está a la espera de celebrar una presentación. Ellas vuelan surgió de un juego: nombrar a una autora por cada poeta hombre de la Generación 27, un reto difícil porque los libros de texto y los reconocimientos públicos las han ignorado durante años. Y eso a pesar de que, en su momento, compañeros y amigos como García Lorca, Luis Cernuda, Alberti o Manuel Altolaguirre, casado con Concha Méndez, las reconocían como iguales. «Eran muy cultas y todos convivían muy bien. Ha sido la historia la que las ha dejado a la sombra», confirma Zataraín, que aspira a cambiar este paradigma y, por qué no, que por cada poeta varón de «aquella etapa floreciente» podamos pronunciar también el nombre de una mujer. En su prólogo, la editora viguesa recuerda que las veintiuna autoras homenajeadas vivieron en una época de profundos cambios sociales en los que la liberación femenina, que ellas abanderaron, «avanzó a pasos de gigantes». No solo escribieron «una nueva página en la historia de la literatura» desde Argentina, México, Cuba, Puerto Rico o España, sino que todas cuentan con historias personales «apasionantes» que el libro esboza a modo de breves biografías.

Premio Nobel de Literatura

Gabriela Mistral es desde 1945 la única autora en español que ha ganado el Premio Nobel de Literatura. A la uruguaya Juana de Ibarbourou, convertida en referente de la literatura iberoamericana con solo 30 años, se le despertó la vocación escuchando cómo su padre de origen gallego recitaba a Rosalía. En España, la cartagenera Carmen Conde fue la primera mujer con sillón en la Real Academia de la Lengua Española, mientras que Lucía Sánchez Saornil «exhortó a la mujer libre» y Ángela Figuera Aymerich «encarnó la voz anónima de la mujer de posguerra». Abordando temas como el amor y el anhelo, la soledad, el duelo, el desarraigo o la maternidad, «influyeron de forma decisiva en la cultura, la estética y la sociedad de su tiempo»; cuestiones de interés para cualquier lector, pero que, subraya Zataraín, conectan especialmente con el público femenino: «Descubres tu propia esencia en la escritura de esas autoras. Tu propia naturaleza, tu manera de mirar al mundo quedó ya reflejada con su voz, adquirió protagonismo en su poesía».