Síguenos en redes sociales:

Música
MúsicaAl DualMúsico

"Elvis fue el Rey, pero yo opto más por crear mi propio estilo"

Año y pico después, el rocker carmelitano regresa a los escenarios. Y lo hace después de unos meses en los que, poco a poco, ha ido soltando perlas del que será su próximo disco, Reel to reel, que verá la luz el próximo otoño. Se trata de un trabajo tremendamente ambicioso para el que ha contado con más de cuarenta artistas

Al Dual

Al Dual, ganador del premio al Mejor Solista Masculino Internacional en los célebres Ameripolitan Music Awards de Memphis en 2018, sale a los escenarios tras una larga temporada sin poder tocar. Y lo hace con la banda al completo. Miembro de la segunda generación de artistas del Rockabilly Hall of Fame, que preserva lo más significativo del género a nivel internacional, el murciano ha escrito un importante nuevo renglón en la historia del rockabilly junto a nombres como los de Stray Cats, Robert Gordon y The Blasters, entre otros. Pero Al Dual no se conforma con lo logrado. Acaba de publicar un nuevo avance del que será su tercer álbum, Reel to reel, que presumiblemente verá la luz este otoño tras varios retrasos motivados por la pandemia. Se trata de un disco compuesto, dirigido, producido, arreglado e interpretado por el propio artista, de musicalidad extraordinaria; una obra que parte desde los tradicionales patrones clásicos hacia una renovada apuesta de rock ‘n’ roll, capaz de reconciliar a adeptos e incrédulos. Ya está terminado, tras un largo recorrido de producción, grabación, mezcla y mastering en el que ha participado un largo número de músicos, a lo largo de cuatro overdubs grabados en distintos estudios de grabación de Berlín, Barcelona y Madrid. El carmelitano es la gran esperanza del rock and roll.

Han sido semanas y meses difíciles para todos. ¿Cómo has vivido toda esta situación?

Pues creo que como todo el mundo: al principio con incredulidad y temor, para luego pasar a la desesperación y, finalmente, a la aceptación. No obstante, agradecido porque no hemos tenido que lamentar ninguna pérdida de familiares o amigos. Pero, en el plano laboral, con bastante preocupación por cómo ha afectado de lleno todo esto al mundo de la música y la cultura en general.

¿En qué punto te ha pillado toda esta historia? Un tipo inquieto como tú seguro que no ha estado de brazos cruzados...

Pues nos pilló justo en lo que debía haber sido la salida de Reel to reel; lanzamiento que tuvimos que posponer, aunque pudimos seguir en activo mediante la salida de singles y gracias a la promo nacional e internacional. Respecto a las tareas musicales, no he podido parar de hacer y deshacer (ha sido un año intenso de emociones). Desde el principio sentí la necesidad de realizar grabaciones de todo tipo, ya fueran para el proyecto de Al Dual u otras clásicas para orquesta, algún boceto de tango, marchas fúnebres, rock ‘n’ roll y oldies. De momentos tristes o trágicos siempre suelen salir buenas composiciones, y como ha sido un periodo tan largo y amargo, ¡ha dado mucho de sí!

Llevas casi un par de años trabajando en este tercer disco, en el que encontramos sencillos como A new day will be true o Cadillac funk. ¿Por qué has tenido que retrasar el lanzamiento?

Porque no merecía la pena sacarlo si no podíamos salir a tocar en directo. Finalmente está previsto para este otoño, que ya estará la gran mayoría de la población vacunada.

¿Eres de los que le dan infinidad de vueltas a todo?

Creo que dudar es importante, y bastante normal… De hecho, el dudar y darle vueltas de tuerca a las cosas suele ayudar a mejorar el resultado final… Y sí, suelo dudar de las dudas… En realidad soy un poco obsesivo-compulsivo; eso hace que procesos que deberían ser bonitos a veces se conviertan en verdaderos calvarios… Para mí nunca nada tiene fin, todo lo llevo al extremo, decenas de mezclas de una misma canción, decenas de masterings en distintos estudios de un mismo corte... A veces esas dudas me llevan a revisar los inicios de los trabajos por si he terminado desvirtuándolo todo y estaba mejor al principio, pero normalmente sé dónde quiero llegar y cómo quiero que suenen los temas, y eso hace que hasta que no dé con el sonido que tengo en la cabeza no dé por terminado el trabajo. Y, aún así, la mayoría de las veces tengo que ‘abandonarlo’, porque podría pasarme una vida entera haciendo variaciones y mejoras sobre una misma canción...

En Cadillac funk, que tiene un punto de sátira, parece que partes desde los tradicionales patrones clásicos hacia una renovada apuesta de rock ‘n’ roll . Tiene una onda Cochran.

Esta canción es una sátira muy respetuosa del estereotipo ‘estrella de rock’, una visión de cómo podría ser el perfecto rocker visto desde los ojos del espectador. Y, en efecto, es un tema muy en el estilo Cochran; siempre me gustó el sonido twang de su guitarra y la de Duane Eddy, y siempre he tenido la idea de componer un corte en ese estilo, pero con un aire un poco renovado.

A new day will be true es anterior, pero parece que venía muy bien en tiempos de pandemia, devolviendo el optimismo. Es un mensaje de ánimo. ¿Una temática actual, para un jive clásico? ¿Hay que actualizar el rock and roll? ¿Hay que dejar de imitar a Elvis?

Es una canción que nace de la necesidad de crear un mensaje de optimismo, sí, y que navega entre Jive clásico y el pop. Me gustaba la idea de crear un tema más melódico para después darle un tratamiento musical tipo Louis Jordan. Y aunque parece nacida del momento pandemia y la necesidad de mirar hacia adelante, se gestó bastante tiempo atrás… En cuanto a lo de imitar a Elvis..., respeto mucho a quienes lo hacen, ya que él fue el rey, pero en mi caso opto más por crear mi propio estilo. Aunque me base en la música de raíz americana, siempre intento innovar; me gusta la ¡tradición transgredida’. Creo que se trata de aportar algo.

¿Hay alguna major detrás de ti o seguirás manteniendo el sello Mr. Panther Records? Creo que lo tienes en asociación con otro músico instalado en Nashville...

A día de hoy somos independientes con nuestro sello Mr. Panther Records, y creo que de momento seguiremos en esta línea. Empezamos con esto para cubrir determinados aspectos que las discográficas no nos ofrecían, como elegir el estudio de grabación, los ingenieros, la inversión... Es muy complicado si le ponemos puertas a la creación; el no poder desarrollar la música tal y como la concibo en mi cabeza según la estipulación de las finanzas de las major no me convence. Necesito poder crear y enseñarlo al público sin restricciones; si no, prefiero no grabarlo. Y si, tenemos un socio en Nashville con quien trabajamos mano a mano. Un buen amigo y músico que cuando giramos por allí toca con nosotros también.

Este disco lo has grabado en varios estudios y el resultado es un disco híbrido (analógico/ digital). ¿De ahí el título?

Sí. Quería que hiciera alusión a ese proceso de grabación analógico –mastering incluido–, de ahí lo de ‘de bobina a bobina’. Reel to reel ha pasado por siete estudios, cinco overdubs análogicos y otros tantos digitales. Algunos de los estudios fueron elegidos por su situación geográfica, y otros por su especialidad. Lightning Recorders (Berlín), por ejemplo, nos permitió sacar ese sonido característico de los cincuenta de la mano de Cherry Casino, mientras que los Magnetic Recording, ubicados en Memphis –donde hemos realizado los masterings finales– cuentan con la singularidad de tener un equipo de compresores, consola y ecualizadores originales del show clásico estadounidense Grand Ole Opry, un equipo original de aquellos maravillosos años dorados de la música norteamericana.

El tercer single es When I as wyounger, una balada.

Inspirada en las producciones de Owen Bradley en el Music Row o de la mismísima RCA hacia finales de los cincuenta. Es una superproducción con más de 40 músicos, doblados a través de capas y overdubs simultáneos analógicos y digitales. Me rondaba la idea de utilizar una de nuestras composiciones en algo sonoramente rico, y así sucedió… Dos baterías sonando simultáneamente, dos contrabajos, un bajo y una guitarra barítono a la vez. Orquesta, coro, percusión sinfónica, brasses, madera y viento, vibráfono, arpa... ¡Todo sonando como si se fuera a acabar el mundo!

Te encasillan en el rockabilly...

El proyecto de Al Dual es un proyecto de rock ‘n’ roll clásico en el que nos gusta jugar con los estilos de las décadas de los cincuenta y sesenta. Aunque es más que evidente que, al haber ganado un premio de rockabilly, siempre nos van a relacionar directamente con el género. Pero eso ha sido sólo el inicio del proyecto; ahora vamos más allá…

Para Reel to reel has grabado con más de cuarenta músicos. ¿Ha sido un álbum sin límite de tiempo y con un buen presupuesto económico? Ni Happy Mondays o My Bloody Valentine se habrían atrevido a tanto…

[Ríe] De no haber sido por la pandemia lo hubiéramos finalizado mucho antes, y el hecho de no poder lanzarlo ha dado lugar a reabrir sesiones… En cuanto al presupuesto, es evidente que se nos ha ido de las manos... Una major nos hubiera echado el freno.

La gira se antoja toda una celebración. ¿Qué tenéis pensado de cara a la misma? ¿Desde cuando no tocabas?

Pues llevábamos año y medio sin tocar…, todo un mazazo para alguien como yo, que lleva subido a un escenario desde los 12. Por ello queremos celebrar la vuelta a las tablas con el lanzamiento de un disco con los cuatro primeros singles de Reel to reel. Esta vez lo hemos editado en formato CD a petición popular. Es una edición limitada de 500 unidades que sólo estará disponible en los directos.

¿Cuándo? Hoy, 20.00 horas

¿Dónde?  Auditorio El Batel, Cartagena

¿Precio? 15 Euros


Pulsa para ver más contenido para ti