«La mente es la llave que nos libera», afirmó el gran ilusionista Harry Houdini. Frase que tiene muy presente el mago murciano Enrique de León, que no ha dejado de hacer magia durante toda la pandemia tratando de «liberarnos» del hastío, de la apatía, de la incertidumbre del momento. Y es que, a pesar del cierre de los teatros, el ilusionista –que es Premio Mundial en Grandes Ilusiones, ha trabajado durante cuatro años en la Gran Vía de Madrid y ha sido la imagen de Disney para la película Kika SuperBruja– se ha reinventado. Así, cada semana nos regala MagiaStream, un programa donde ya ha realizado más de 150 juegos de magia, que cuenta con más de 60.000 visualizaciones por todo el mundo y en el que han participado magos importantes a nivel nacional e internacional como Mago Migue, Jessica Guloomal, Héctor Mancha o Adrián Carratalá, entre muchos otros. Enrique se puso el reto de no parar de hacer trucos ni un solo día, para ilusionar a todas las personas en la lucha contra la covid, aportando su granito de arena de la mejor forma que sabe: con magia. Gracias a la repercusión del programa, Enrique de León presenta ahora MagiaStream Live, un nuevo espectáculo cargado de juegos nuevos, totalmente novedosos, para disfrutar presencialmente en teatros y a través de Internet, donde el público podrá interactuar desde sus casas y en el que, esta vez, la magia será la llave que nos libera.

¿Cómo se hace magia en tiempos de pandemia?

Pues de una manera muy difícil, porque al final necesitas del público y la pandemia lo que ha hecho ha sido alejarnos de los escenarios, de lo que más nos gusta, que es poder estar cerca de las personas. Pero gracias a las nuevas tecnologías, al mundo del ‘streaming’, encontré una vía para poder seguir dándole magia a la gente.

¿Qué es MagiaStream?

Todo empieza porque dos de mis hermanas son enfermeras y al principio de la pandemia cogieron la covid. Querían volver al trabajo lo antes posible, pero tenían que hacer cuarentena, así que había que distraerlas de alguna forma. Los primeros vídeos fueron exclusivamente para ellas, a modo de entretenimiento. Hasta que decidí que la forma más directa de enviarlos era subiéndolos a YouTube y, poquito a poco, me di cuenta de que estaba haciendo magia para muchísima gente y que reuniendo todos los juegos se podía hacer un programa.

¿Qué es para usted la magia?

Para mí la magia lo es todo, además de mi forma de vida. La magia es desde la sonrisa de un niño hasta el abrazo de un abuelo. Es todo lo que hay en la naturaleza, lo que nos puede animar y nos puede ilusionar. Y solamente tenemos que verlo, pero esto es algo que a veces olvidamos conforme crecemos... Cuando somos pequeños lo tenemos muy presente, y, para los mayores, los magos nos dedicamos simplemente a recordar que todo eso está ahí.

¿Qué representa para usted el icónico Juan Tamariz?

Representa mis comienzos en la magia. Tuve contacto antes con una caja de magia, pero cuando me lo tomé en serio fue con los fascículos de El mundo mágico de Tamariz. Y otro del cual no me quiero olvidar es Pepe Carroll. Él era la esencia y la presencia, combinado con humor. Y a nivel internacional está Harry Houdini, que me ha demostrado que en esta vida uno puede conseguir cualquier reto (la mente es fuerte...).

Y... ¿el papel de la mujer en la magia?

Pues lo veo en crecimiento, pero creo que todavía tiene que explotar más. Hacen falta muchas más magas por dos razones: uno, porque son muy buenas y se lo merecen, y tenemos que reconocérselo ya. Y dos, porque la magia las necesita para que sean referentes de futuras generaciones. En MagiaStream tenemos la suerte de tener a MagicLuna, que es una maga murciana muy buena y que colabora habitualmente en el programa.

¿Algún truco preferido?

Me gustan mucho los escapismos, las grandes ilusiones... Pero también me gustan mis creaciones. Yo me considero, además de mago, un inventor. Tengo unos números de magia de cerca muy bonitos, tirando a poéticos. Uno de ellos es un juego de cartas en el que voy contando una historia que enseña una de las cosas más bonitas de este oficio, que es que para ver la magia no hacen falta los ojos, sino el corazón.

Si pudiera hacer un truco para cambiar alguna cosa a nivel social, ¿cuál sería?

Te diría dos: uno es terminar con la pandemia. El otro sería recuperar a todas las personas que se nos han ido. Ese sí que sería el mayor truco de la historia. Pero si hablamos de algo más ‘normal’, convencer a la gente de que todos podemos ser un poco magos y hacer desaparecer a la covid.

David Copperfield hizo desaparecer la Estatua de la Libertad, Houdini a un elefante de cinco toneladas... ¿Cuál es el mayor logro al que puede aspirar un mago?

Mi objetivo no es hacer aparecer grandes cosas, porque puede ser igual de impactante hacer desparecer un elefante que una carta o una moneda, siempre y cuando lo hagas muy bien y sepas sorprender a la persona que tienes enfrente. Sus ojos al final van a ser tu recompensa y los que te dicen si lo estás haciendo bien.

¿Qué espera del futuro?

Pues muy pronto vamos a estrenar MagiaStream Live, un nuevo espectáculo que se hará a la vez en teatros y online con cosas totalmente pioneras. Fuimos los primeros en hacerlo e interactuar con la gente que está en sus casas. Es una manera de que el público vea que todo lo que ocurre es real, que no hay trucos de cámara. Además, van a participar invitados sorpresa. Para MagiaStream Live he inventado muchísimos juegos nuevos que no se han visto nunca antes, totalmente novedosos. Eso es lo que estamos preparando y va a salir en nada.