Once años después Ana Belén ha sacado un álbum, Vida, y, once años después, la cantante vuelve a embarcarse en una gira que la llevará por una docena de escenarios. Está «ilusionadísima». Está llena de vida. Este viernes actuará en Murcia (Las noches del Malecón, 22.00 horas, con entradas de 40 a 55 euros).

Vida, que palabra más corta y que bonita.

Es una palabra hermosa. Son cuatro letras que todos entendemos. Es una palabra cortita pero con mucho significado. Tengo una canción, Viva, que resume mucho la vida, mi vida. Vida significa mucho pero también la no vida, la mala vida, la buena vida, la vida estupenda.

Entonces, ¿es de las que elige el título antes o después de acabar el álbum?

Una vez tengo el disco grabado es cuando empiezo a pensar en el título. Y es algo que me da pereza, la verdad. Pero en este caso tenía claro que la palabra tenía que ser Vida. Dudé poco a la hora de poner el título.

Le oí definir el disco como «optimista, pero no tontorrón».

Es que muchas veces cuando hablamos del optimismo lo asociamos a alguien que va con las manos en los bolsillos por la calle, con una cara risueña y silbando... pues probablemente. Creo que cuando la gente silba es porque está contenta porque no veo a nadie silbando si tiene un problema muy gordo. En este disco hay mucha vida, vida de optimistas y de muchos momentos de optimismo. Creo que el álbum no es en absoluto tontorrón y sí alegre y con gran dosis de agradecimiento a la vida. Sinceramente, el agradecimiento ha sido una constante en mi vida porque son muchos los que me han ayudado a ser como soy.

Un álbum que le saca a la carretera y le permite tener contacto directo con el público.

Ahora sí, ahora voy sola. Los últimos conciertos que hice fueron acompañada y este disco me permite salir de gira y plantarme en un escenario sola y esa es una responsabilidad muy grande. Una responsabilidad que notas en los primeros momentos y luego te da la fuerza. No estoy sola, me acompaña un grupo estupendo de músicos. A veces me paro en el escenario y pienso: ¡qué suerte tengo, qué bien están tocando!

Cuando canta ¿en qué piensa?

De mí pienso poco y sí mucho en la canción. La canción es la que me va llevando. Doy lo que la canción necesita de mí y mi interpretación es la que me va conduciendo. A veces, tomo un poco de agua porque me está haciendo daño el zapato, pero es un segundo. Hay una dinámica dentro del escenario que es la que te lleva.

¿Siente que cantar es experimentar otra vida?

Sí. No sé si soy mejor o peor cantante, pero sí sé que soy una cantante que debido a que soy actriz interpreto las canciones. Y ahí está la pequeña diferencia respeto a otros compañeros. Cada una de las canciones las hago mías como si estuviese actuando.

¿Qué cualidades debe tener un cantante para sobresalir?

Personalidad. Hay buenísimas voces que han tenido mucho éxito y otras voces menos perfectas que también lo han tenido. ¿En qué coinciden? en la personalidad y en las cosas que decir y contar. ¿Dylan tiene buena voz? Pues no, ¿Sabina tiene buena voz? Pues no y me encanta, lo adoro, lo amo. El mismo Víctor (Manuel) reconoce que no tiene buena voz pero sí personalidad. Yo no compongo pero tengo ahí un arma secreta que es la manera en la que afronto las canciones.

Si pudiera volver atrás ¿qué le diría a la joven Ana Belén?

¡La que te espera, tía! ¡La maravilla y lo tremendo que te espera! Creo que esa frase encierra muchas cosas. Yo quería ser artista, actriz, cantante... No sabía nada de nada y de repente... fíjate lo que me ha deparado la vida.

Pues 25 discos, 30 películas, 25 obras de teatro..

Es que tengo mucha edad y eso influye.

Cuando echa la vista atrás ¿de qué se siente orgullosa?

De no avergonzarme demasiado y de todo lo que he ido haciendo a lo largo de mi vida. En algunas cosas he acertado más que en otras, sí, pero estoy orgullosa.

Y con toda su experiencia, ¿cuál es su idea de la felicidad?

Soy muy géminis y cambiante de ánimo. La felicidad se me refleja en la cara.

¿Qué le da la vida?

Creo mucho en la gente que no da el coñazo. Me da la vida las cosas simples como encontrarte con gente que sea educada y amable. Dar las gracias no cuesta nada y ser amable significa eso, sonreír al otro...

¿Y qué le hace reír a carcajadas?

Un chiste bien contado, cualquier cosa inesperada de las que pasan sobre el escenario y te digo que el escenario es una fuente de que pasen cosas increíbles. A mí, cuando me pasa algo que no controlo, me da la risa. Tengo anécdotas increíbles. Soy una mujer despistada y me pasan cosas que me hacen reír de la risa yo sola.

¿Y qué le enfada?

Soy géminis y ya sabes... Me enfada la prepotencia, la mala educación...

Cuando recibió el Goya de Honor en 2017, dijo que las mujeres en el cine eran una minoría ignorada. ¿Desde entonces hemos avanzado?, ¿o es más testimonial que real?

Sí, hemos avanzado pero aún falta para equipararnos. Queda mucho camino por recorrer. ¡Madre mía las mujeres que han muerto este año! Eso significa que la vida es complicada. La violencia machista mata y hay que estar en alerta y luchar por la equiparación para que no ocurra. Esto es muy duro. Durísimo. Cuando oigo que han matado a alguien y no hay denuncia pienso en el silencio y en la soledad que debe haber sufrido esa mujer.

¿A qué preguntas les sigue buscando respuestas?

Pues... si me pongo a pensar me convierto en una niña y me planteo mil porqués. Por qué la gente mata, por qué la gente tiene que salir de su país a costa de jugarse la vida, por qué, por qué...