¿Tan optimistas como de costumbre?

Ruth: Igual o más. El mundo es una mierda de grandes dimensiones, y mejor pensar que hay muchas cosas estupendas y gente muy buena, y que sólo es cuestión de buscarla. Sin optimismo no es posible enfrentarte cada día a lo que tenemos por delante.

Rafa Skam: Siempre hemos sido así. Forma parte de cómo somos y de la música que hacemos.

Todo comenzó con un espíritu ingenuo y cierto tono burlón hacia la escena murciana, que, sin proponéroslo, contribuisteis a consolidar. ¿Una canción como Poppy Girl fue el origen de vuestra leyenda?

R. S. Sí, así fue... Una canción hecha un poco en plan de coña, y que luego a la gente le encantó, y fue todo un efecto de bola de nieve...

R. ¿Qué leyenda? Poppy Girl es una canción fácil y bailona que estaba en nuestra primera maqueta y luego en el primer single, que contaba una historia de entonces, en el ‘Espiral’ murciano, que hablaba de la NOM (Nueva Ola Murciana), de los músicos, periodistas, diyeis de entonces (de los de verdad), y que cualquier poppy girl que se pasase por allí se quedaba muy impresionada ante tal cantidad de estímulos musicales y el gran número de personalidades pop de la época. Es una canción divertida creo yo.

Hubo unos años gloriosos para el pop en español entre 1999 y 2000, y vosotros los vivisteis en primera línea. ¿Profetas en vuestra tierra?

R. S. Fue una coincidencia de circunstancias... Por el momento musical que se vivía, hicimos un estilo fresquito que a la gente pareció gustarle.

¿Qué fue para vosotros el Tontipop?

R. R. Algunos utilizaron ese término cuando en realidad querían decir ‘naïf’... y luego cuando nos veían en directo se daban cuenta que no éramos nada ‘tonti‘ y que tanto nuestra música como nuestra actitud en vivo estaba más cerca del punk, la Nueva Ola y otros estilos...

R. Fue un momento donde una etiqueta (utilizada de forma muy borde por algunos cretinos) para referirse a grupos con melodías ultra pop y con chicas en muchos casos, nos dio la oportunidad de ir a festivales, conocer a grupos, a fancineros, a periodistas, a gente de sellos independientes... ¡y de pasarlo bomba!

¿Cambiaríais algo de toda aquella época?

R. y R. S. ¡Nada en absoluto!

¿Qué han estado haciendo los miembros de Vacaciones desde sus ‘vacaciones’ hasta el día de hoy?

R. S. Aparte de no haber dejado nunca Vacaciones, es cierto que todos hemos estado haciendo otras cosas... Carlos 77 ha estado con Higinio, su grupo, y también tocando con su hermano en Remo Persutti; José Alberto, Mª Mar y yo hemos hecho unas cuantas canciones y también las hemos tocado en directo como Terryball; Mª Mar aparte se ha abierto camino como Dj; yo con Ruth también hemos hecho algunas canciones como Minibar, y aparte yo he seguido con mi grupo de siempre, The Yellow Melodies, tocando y grabando.

¿Habéis renovado las filas? ¿Cuál es el line up actual?

R. S. Con respecto a la primera época, la de Sonreír, sí. Ana y Ángel Pop dejaron el grupo, y fue cuando entraron Mª Mar y Carlos 77; luego entró Ángel (Ninguno) reforzando las guitarras, pero dejó el grupo tiempo después, así que ahora somos Ruth (voz), Mª Mar (teclados y coros), Carlos 77 (bajo), José Alberto (batería) y yo a la guitarra.

¿Qué motivos os impulsaron a crear Discos Imprescindibles?

R. S. Lo creé yo para poder autopublicar nuestro segundo álbum, ya que no estábamos con Elefant, aún así, Luis Calvo me echó una mano para crear el sello, a la hora de distribuir el disco, etc...

¿Qué impacto tuvo para vosotros la publicación de All The Elefant Recordings?

R. S. Nos permitió tocar en Indietracks, y que mucha gente nos conociera en Japón y en otros países. Una posibilidad de publicar rarezas, temas en directo, etc...

¿Está pendiente presentar el disco en Japón?

R. S. ¡Claro! Si algún promotor japonés lee esto que se ponga en contacto con nosotros para llevarnos allí!

¿Vuestra relación con Elefant sigue siendo buena?

R. S. Sí, aunque dejáramos de grabar para Elefant, nunca hemos perdido la buena relación con Luis y Montse.

¿Cómo recordáis la publicación de vuestro primer single, Dani? ¿Quiénes participaron en la grabación?

R. S. Teníamos mucho entusiasmo y ganas. Recuerdo que nos ayudó Antonio Galváñ (Parade) y también Carlos (Ferroblues). Lo grabamos en el estudio del Sr. Guindilla.

Grabasteis a las órdenes de Carlos Torero y también en El Refugio Antiaéreo de los Planetas. ¿Cómo fueron esas grabaciones?

R. S. Tanto con Carlos Torero en su estudio de Madrid, como con Carlos Hernández en el Refugio Antiaéreo granadino de Los Planetas aprendimos mogollón, y crecimos también como grupo, aunque tuviéramos que mezclar el disco entero de nuevo.

Después de unos años en stand by, en 2012 decidisteis volver a los escenarios actuando en el Lemon Pop, que por cierto fue el primer festival donde tocastéis, sin siquiera tener disco.

R. S. La verdad que nunca hemos dejado de tocar. Siempre ha caído alguna actuación cada año, aunque desde mediados de los dosmiles, que fue cuando dejamos de ensayar semanalmente, hemos hecho pocas apariciones en directo, y fue a finales del año pasado cuando decidimos escribir nuevas canciones, y grabarlas.

Ese mismo año fuisteis al Indietracks… leí una anécdota sobre lo accidentado de la actuación.

R. S. Al levantarme se me rompió una lentilla. Tocábamos a las 2 de la tarde. Nos pusimos a buscar ópticas por los pueblos de la zona, y resulta que en Inglaterra no puedes comprar lentillas en una óptica si no llevas una ‘receta médica’... lo estaba pasando fatal, porque además los ópticos no trabajaban el sábado por la mañana y necesitas concertar una cita... ya en el último establecimiento sí que había uno, y le rogué que me diera una cita para ese momento, ya que tenía que estar tocando en un festival en poco más de una hora. Total que les di pena y hasta me las regalaron. Luego vete al festival, y como había perdido el último tren, tuve que caminar media hora hasta el recinto, por un sendero lleno de barro y charcos porque había llovido, así que me resbalé y me caí más de una vez, y al llegar no me dejaban tocar si no pasaba antes por el puesto de la Cruz Roja, ufff... al final empezamos 5 minutos tarde, menudo estrés... pero bueno, la carpa estaba llena, y el concierto salió.

¿Os sorprende el valor que han alcanzado algunos de los EPs de Vacaciones?

R. S. Yo alucino un poco con estas cosas... se han convertido en verdaderas piezas de coleccionista, pero es que recuerdo que no tardaron mucho tiempo en agotarse tanto la edición en CD de Sonreír como los dos primeros 7.

¿Habéis oído a muchos grupos decir que Vacaciones ha sido una influencia para ellos?

R. A alguno... Es todo un honor.

Ahora estáis preparado nuevo disco, Viene lo mejor… el título es cuando menos esperanzador. ¿Podéis describir su contenido?¿Hay fecha de publicación? ¿Será una autoproducción? ¿Cuáles son vuestros planes de futuro?

R. S. A ver... Hemos grabado 8 canciones nuevas, aún ni hemos buscado compañía que lo edite ni sabemos cómo saldrá, si como mini-lp o como un par de eps 7 o yo qué sé... Tenemos que terminar de mezclarlas primero, masterizarlas, y luego ver si hay alguien interesado en publicar esas canciones, que es lo que nos gustaría, ya que me parecen de las mejores canciones que nos han salido, al mismo nivel o mejor que las de Sonreír. Y sí, tanto Viene lo mejor como las demás hablan de nosotros mismos y de cómo vemos las cosas que nos suceden. El futuro es incierto. Veremos qué ocurre con estas 8 canciones y con nosotros...

¿Qué sentís cuando os encerráis de nuevo en un local de ensayo y volvéis a retomar aquellas canciones?

R. S. La verdad que lo pasamos igual de bien que entonces... Yo a veces me pregunto por qué no seguimos si lo pasamos tan bien y si tenemos nuevas canciones desbordantes de ilusión y optimismo, y de ese espíritu que nos ha acompañado siempre.

R.: Que nos gusta... nos reímos mucho y es un buen ejercicio para prevenir el alzheimer...