¿Es usted el ejemplo de que lo importante es creer en uno mismo?

Creo que sí, creo que es importante seguir las propias pasiones, aceptando al mismo tiempo las críticas y los consejos.

¿Qué pensó cuando vio que su primera novela triunfaba clandestinamente, fotocopiándose entre los jóvenes?

No lo supe hasta el momento en que me llamó el productor de cine que descubrió las fotocopias...

¿Hablar de amor, de amistad y de desengaños ha sido la fórmula para triunfar entre los jóvenes?

Quizás la mejor fórmula es la que expresa estos sentimientos de un modo más puro.

También ha demostrado que los jóvenes sí leen, si tienen algo que les interese, ¿qué opina de la juventud de hoy en día?

Que no son tan distintos de los de antes, es la tecnología la que marca la diferencia.

Todas las generaciones han pasado por los mismos problemas con el primer amor, ¿querer con la 'blackberry' y con Facebook le ha quitado romanticismo?

No, sólo están expresados de formas distintas, con todo lo bueno y lo malo. Antes dibujábamos un corazón en un árbol, y ahora un candado en un puente.

En Carolina se enamora insiste en las relaciones personales de tres generaciones, ¿las mujeres le dan más vueltas al amor?

Las mujeres lo hacen de un modo más aparente, pero los hombres también piensan y cuando lo hacen las cosas se vuelven más complicadas...

¿Cómo se mete en la piel de una adolescente enamorada?

Recuerdo cosas de cuando era joven y también intento ponerme en la piel del personaje como si fuera un actor.

Usted que es padre, ¿cree que es fácil dar consejos sobre el amor a los hijos?

No creo que sea muy complicado. Hace falta entender cuando escuchar y cuando hablar.

En Un paseo se basa en la relación de un padre y un hijo, ¿qué aprendió de su padre?

Muchas cosas. La capacidad de escuchar, la necesidad de escuchar y que no hay nada mejor que transmitir los pensamientos a través de actos.

En Roma ya hay una ruta para seguir los pasos de los protagonistas de sus novelas, ¿es la ciudad del amor?

Roma es una de muchas... Todas las ciudades pueden tener sus rutas y rincones románticos, depende de los protagonistas...

Los candados están 'invadiendo' los puentes, algo que parece que a las autoridades no ha gustado mucho, ¿falta un poco de romanticismo entre los políticos?

Absolutamente sí. Ojalá utilizáramos demostraciones de amor en lugar de violencia.

En los resúmenes de sus novelas aparecen numerosas preguntas y no sé si tiene usted la respuesta: ¿El primer amor nunca se olvida? ¿Existe el amor para toda la vida?

Creo que para cada pregunta cada persona tiene su respuesta.

¿Nos puede adelantar algo de su última novela, El hombre que no quería amar?

¡Claro! Es la historia de Sofía y Tancredi. Ella es una gran pianista, él, un hombre rico. Es una historia de miedo y de deseo.

¿Cuál es el consejo que daría a alguien que quiere triunfar?

Le diría que no lo persiga, que haga las cosas con pasión y optimismo y que sepa escuchar los consejos de los demás .