En un comunicado, la Presidencia respalda las críticas del Gobierno holandés a la difusión del cortometraje, que equipara el Islam con el terrorismo y la violencia.

"La Unión Europea y sus Estados miembros aplican el principio de la libertad de expresión, que es parte de nuestros valores y tradiciones. Sin embargo, éste debe ejercerse con un espíritu de respeto de las religiones y otras creencias y convicciones", señala la nota.

Para la UE, la "tolerancia y el respeto mutuo son valores universales que deben defenderse".

"El entendimiento y el respeto sólo pueden lograrse a través de un diálogo abierto de las opiniones bajo la protección de la libertad de expresión y no con la violencia", señala la Presidencia eslovena.

La película de Wilders, difundida ayer a través de Internet, ha creado una gran polémica en Holanda y ha llevado al Gobierno de La Haya a desarrollar una activa labor internacional para evitar reacciones violentas en el exterior.

El filme, titulado "Fitna" (caos o enfrentamiento, en árabe) sobre el Corán, muestra imágenes de los atentados terroristas en Nueva York (2001), Madrid (2004) y Londres (2005) intercaladas con versículos del Corán, el libro sagrado del Islam que, en opinión de Wilders, incita a la violencia.