El ministro de Desarrollo y Juventud, Yu-Foo Yee, señaló que con esta iniciativa el Gobierno pretende trasmitir a los jóvenes que "no es necesario esperar a construirse una carrera para casarse".

Yu-Foo consideró que "a veces es demasiado tarde, especialmente para las chicas" y confió en que esta nueva campaña "dé oportunidades a Cupido para actuar a tiempo".

No es la primera vez que el Ejecutivo singapurés lleva a cabo iniciativas para aumentar el bajo índice de natalidad. El pasado 14 de febrero, en la festividad de San Valentín, propuso a las parejas actividades románticas como paseos, cenas, e incluso citas en el ciberespacio.

Asimismo, el Gobierno ha ofrecido dinero a las parejas que tengan más de dos vástagos, insta a los extranjeros a adoptar la ciudadanía singaporense y ha aumentado su permisividad sobre tabúes sexuales en televisión y en locales de ocio.