El cardenal se convierte así en el primer ex presidente del Episcopado que vuelve a estar al frente de los obispos.

Monseñor Rouco arrebata la Presidencia de la CEE al hasta ayer presidente de la misma, el obispo de Bilbao, monseñor Ricardo Blázquez, que no ha conseguido el respaldo de los obispos, rompiendo con su tradición de reeleción que rige en la Casa de la Iglesia desde 1969. Y es que sólo el primer 'gobernante' del Episcopado, que estuvo al frente desde 1966 a 1969, el cardenal Fernando Quiroga, no repitió mandato.

El cardenal Rouco Varela estuvo anteriormente al frente de los obispos desde 1999 a 2005, año en el que fue sucedido por monseñor Blázquez, elegido en la tercera votación con 40 de los 76 votos emitidos, quedándose Rouco a un voto, 51 de los 52 que necesitaba, para una tercera reelección.

BIOGRAFÍA.

El cardenal Antonio María Rouco Varela nació el 20 de agosto de 1936 en Villalba (Lugo), desarrolló sus estudios sacerdotales en el Seminario de Mondoñedo y fue ordenado sacerdote en marzo de 1959 en la Catedral Vieja de Salamanca.

Ese mismo año se transladó a Munich para profundizar en sus estudios de Derecho y Teología y en julio de 1964 se doctoró con la tesis 'Iglesia y Estado en la España del siglo XVI'. A su vuelta de la ciudad alemana, ejerció como profesor de Teología Fundamental y Derecho Canónico en el Seminario de Mondoñedo.

No obstante, en 1966 regresó a Alemania para continuar con su labor docente hasta 1969 en el Instituto de Derecho Canónico de la Universidad de Munich. Durante su permanencia en esta ciudad, desarrolló una intensa actividad pastoral en las parroquias de San Rafael y San Ansgar.

De nuevo en España, impartió Derecho Público Eclesiástico en la Universidad Pontificia de Salamanca (UPS), de la cual fue nombrado vicerector en 1972. En estas fechas fue también el consiliario de la Asociación Católica Nacional de Propagandistas (AcdP) y desde 1973 es consultor de la Sagrada Congregación para el Clero.

MIEMBRO DEL COMITÉ EJECUTIVO DESDE 1993

En septiembre de 1976, el Papa Pablo VI le nombró obispo auxiliar de Santiago de Compostela.. Durante estos años colaboró estrechamente con monsenor Suquía, siendo una época fructífera que tuvo como culmen la visita de Juan Pablo II a la diócesis, según precisó el Arzobispado de Madrid. Ocho años después, en 1984, tomó posesión de la Archidiócesis compostelana, siendo el mismo nuncio apostólico, monseñor Antonio Inocenti, quien le impuso el Sagrado Palio en la fiesta del Apostol Santiago ese mismo año.

Monseñor Rouco ha sabido simultanear su cargo como arzobispo de Santiago con muchas otras tareas, como la de ser miembro de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española desde 1984, y del Comité Ejecutivo desde 1993; presidente de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades; entre otros muchos.

El 28 de julio de 1994, Juan Pablo II, le nombró arzobispo de Madrid sustituyendo así al cardenal Angel Suquía. Rouco Varela es miembro de la Asociación Internacional de Derecho Canónico y de la Asociación Española de Canonistas. En la Conferencia Episcopal Española, además de su pertenencia a la Comisión Permanente y al Comite Ejecutivo, es presidente de la Junta de Asesores Jurídicos y ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis, entre 1981 y 1989.

Rouco Varela es, además, autor de numerosos libros y trabajos científicos en revistas españolas y extranjeras, sobre temas relativos a la fundamentación teológica del Derecho Canónico y a los problemas de las relaciones Iglesia y Estado. En 1998, fue elegido Académico Numerario de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas.

El 21 de febrero de 1998, el Papa Juan Pablo II, le creó cardenal de la Iglesia Católica en un acto litúrgico celebrado en la Plaza de San Pedro de Roma junto con otros diecinueve cardenales. También recibió la titularidad de la iglesia romana de 'San Lorenzo en Dámaso'.