Este fin de semana Ifema acoge la vigésimo séptima edición de Expoóptica, una feria con la que se pretende divulgar la salud visual y presentar los últimos adelantos de la industria.

Según datos de este salón, España se encuentra "a la cola" de Europa en revisiones oculares a pesar de que es uno de los países europeos con más establecimientos ópticos y más programas de revisión ocular.

En España existen más de 21 millones de usuarios -el 45 por ciento de la población- que padecen algún problema visual y que utilizan elementos compensadores de la visión, según cifras de Expoóptica.

De estos usuarios -bien sean gafas, lentes de contacto o ambos-, unos 12 millones son miopes, casi 3 millones padecen hipermetropía y el 90 por ciento de los usuarios de elementos compensadores de la vista -unos 18 millones de españoles- tienen presbicia, una enfermedad comúnmente conocida como "vista cansada".

A pesar de esta situación sólo 28 de cada 100 ciudadanos se realizan una revisión anual, lo que supone 10 puntos porcentuales menos que la media europea y sitúa a España entre los últimos países en prevención de la salud ocular.

Además, apenas un 8 por ciento de los españoles se hace este tipo de revisiones de manera voluntaria, y un 10 por ciento de las personas que acuden al oftalmólogo se acogen a programas concertados.

En el extremo se encuentran los luxemburgueses y belgas, ya que el 58 y 46 por ciento de los ciudadanos, respectivamente, acuden al menos a una revisión anual de la vista.

Por sexos, las mujeres europeas son las más preocupadas por su salud ocular, debido a que el 40 por ciento acude regularmente a una revisión, frente al 37 por ciento de los varones.

En España existen 9.700 ópticas y cada año se abren casi 400 nuevas, es decir que todos los municipios españoles con un mínimo de 3.000 habitantes cuentan al menos con una óptica, según datos de la Federación Española de Asociaciones de Óptica (Fedao) consultados por Efe.