De cada 3,65 rupias (unos seis céntimos de euro) en subsidios para alimentos a la población más pobre, que representa casi un 25 por ciento del total, tan sólo una rupia alcanza a sus destinatarios, según denuncia el ex gobernador del Banco Central Bimal Jalan en un libro, informó hoy la agencia PTI.

Otro ejemplo de la ineficacia del sistema de entrega de subsidios aportado por el ex gobernador revela que el Gobierno se veía obligado a destinar 2,4 kilogramos de cereales por cada kilo que finalmente llegaba a manos de los pobres.

"No puede haber una crítica más severa al sistema de ayuda del Gobierno a los pobres que estos datos", mantiene Jalan en su libro "Política india, una visión desde el banco trasero".

Según el ex alto cargo, el Gobierno es consciente de esta situación pero no ha sabido encontrarle una solución, entre las que se planteó la entrega de "bonos".

El ex gobernador se basa en datos de la gubernamental Comisión de Planificación Económica, según lo cuales de los 1.250 millones de euros destinados por el Gobierno a subsidios al consumo en 16 estados en el año fiscal 2003-04, unos 455 millones se quedaron en manos de las agencias distribuidoras.