Según la sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Alicante, a la que ha tenido acceso Efe, José Jorge B.C. aprovechó el 29 de septiembre de 2000 que se encontraba a solas con su sobrina, P.G.B., cuando ésta tenía 3 años para realizarle tocamientos en los órganos genitales.

Como consecuencia de esta agresión sexual, la menor sufrió lesiones en la vagina, concretamente un introito eritematoso, meato uretral eritematoso y estrés postraumático, que precisó tratamiento psicológico continuado durante 240 días, 30 de ellos impeditivos para sus actividades habituales.

Con el mismo ánimo de satisfacer sus deseos sexuales, en un día no determinado del verano del mismo año se acostó con su sobrino y hermano de la anterior, J.G.B., cuando este tenía 6 años y le tocó el pene y le amenazó con pegarle si contaba algo a alguien.

Debido a esto, el niño padeció trastorno del estado de ánimo con aparición de enuresis, lo que precisó que recibiera tratamiento médico psicológico continuado durante 180 días y que como secuela padezca eneuresis reactiva a la situación estresante.

La Audiencia le condena por dos delitos de abuso sexual a dos años y medio de cárcel por cada uno de ellos, así como a tres años más por cada uno de los dos delitos de lesiones.

Asimismo, se le prohíbe aproximarse a las dos víctimas a una distancia inferior a 500 metros del domicilio y de los lugares que frecuenten, y a indemnizar con 8.000 a los representantes legales de su sobrina y con 7.200 a los de la otra víctima.