"Antidiótico" (EMI) resume el espíritu combativo que siempre ha marcado a Orishas y que, en esta ocasión, lanza "el antídoto para la infección de idiotas que hay en mala música actual", según Yotuel, el miembro más joven del grupo, que habló hoy en Efe.

Tres nuevos temas, entre ellos el single "Hay son", completan este lanzamiento que ejerce de colofón a las 750.000 copias vendidas en Europa, las dos candidaturas al Grammy anglosajón y la estatuilla en sus equivalentes latinos por el disco "Emigrante", y pese al éxito, Yotuel sigue teniendo presente el consejo que un día recibió de su madre: "cuando vas hacia delante no olvides mirar hacia atrás para saber de dónde vienes", recuerda el intérprete de canciones como "El kilo".

Orishas no puede desligarse, en su apuesta "rítmica de buenas letras" que mezcla salsa, son, ritmos callejeros y música sinfónica, de "la filosofía de la calle, en la que todo lo que pasa es una experiencia y lo que vives ahí queda", reconoce.

Por eso, "Silencio", otro de los cortes inéditos, recuerda de manera "reflexiva y oscura" esa etapa inicial en la que, como emigrantes cubanos en París, vivían en la indigencia y dormían en los pasillos del metro de la capital francesa.

Antes, tuvieron que desarrollar sus inquietudes musicales de forma clandestina en Cuba, donde el hip hop se consideraba "música del enemigo" y a la que ahora cantan en "Una página", dedicada "a la gran incógnita" que se cierne sobre la política del país debido al estado de salud de Fidel Castro, una situación a la que se aproximan "desde las dos caras de la moneda".

Ahora que "Antidiótico" hace inevitable hacer balance de su carrera, Yotuel explica cómo "la esperanza ha sido siempre lo que ha dado sentido a Orishas. La esperanza de tres chavales que tenían el sueño de hacerse un hueco en el panorama musical, de aportar algo y poder crecer sin vender el alma al diablo".

Por ello, "Hay son" es, según él, "un autohomenaje al triunfo del sonido del grupo", con el que aprovechan para "presentar al Orishas de siempre a aquellos que no nos han seguido" y también el último estertor del camino iniciado en 1999 con "A lo cubano" y que tras canciones como "Elegante", "Qué bola" o "Habana", virará en el próximo álbum hacia "un sonido que no va a decepcionar a los seguidores, pero les va a asombrar".

Yotuel mantiene el secretismo sobre giro en su carrera, después de tres discos editados, pero sí habla en términos generales de cómo se tratará de "una producción cien por cien Orishas", que les llevará a "otra división completamente diferente".

Pero "Antidiótico" también es "un regalo para los fans que han seguido siempre al grupo", ya que, además de reversionar sus temas "Quién te dijo" y "Represent" -con las colaboraciones de Pitbull y Heather Headley respectivamente-, lanzan una versión con diseño especial de "Antidiótico", en la que incluye un segundo CD con remezclas e invitados como Carlos Jean o Beny Moré, y un DVD con sus vídeos musicales.

Y es que Orishas "ofrece imagen, calidad y directo", a través de sus trabajos "casi cinematográficos" para los videoclips, "la calidad de los discos" y la "potencia del escenario, donde todo el mundo aprende y disfruta", asevera.

Además, reconoce que gran parte del buen funcionamiento de la formación se ha basado también en que "siempre ha sido indiscutible que el campo personal de cada uno era privado", lo que le ha permitido a desarrollar sus inquietudes individuales por separado.

Yotuel ha podido enfocar su talento como actor hacia la televisión -en la serie "Un paso adelante"- y cine -ha rodado junto a Beatriz Rico "Radio Love"-; ha sido modelo de ropa interior y produjo el disco "Mi generación", el debut en solitario de su compañera sentimental, Beatriz Luengo.