Los militares montarán guardia en las entradas del edificio durante las veinticuatro horas del día mediante turnos de dos horas.

Todos los días, excepto los domingos, efectuarán la ceremonia de cambio de la guardia, que es una gran atracción turística.

La nueva guardia desfila por la calle principal de la localidad de Windsor desde su cuartel hasta el castillo para sustituir a sus camaradas.

El pasado mes de enero, el citado regimiento se convirtió en el primero que tiene al frente a una mujer en sus 350 años de historia.

La comandante Erica Bridge se hizo cargo entonces de 168 oficiales y soldados junto a sus 120 caballos en el cuartel de St.

John´s Wood, en el norte de Londres.