A su juicio, y aunque la responsabilidad social empresarial es en teoría un aspecto muy tenido en cuenta por las entidades bancarias, "hay apartados de esa responsabilidad que no entran en los planes de dichas empresas, como es la no discriminación de colectivos sociales determinados, sea por algún tipo de discapacidad o por las herramientas informáticas utilizadas".

"La accesibilidad debe tener en cuenta a los usuarios con distintas discapacidades, como la ceguera --y la necesitan utilizar lectores de pantalla--, la visión reducida --que supone dificultad con textos pequeños--, las deficiencias en la percepción de colores --en particular con los problemáticos como el rojo, verde, amarillo y naranja--, los problemas cognitivos --dificultades en la lectura y la comprensión--, o sordera y movilidad restringida.

En España más de 3,5 millones de personas, un 9% de la población, sufre algún tipo de discapacidad, según la encuesta sobre discapacidades, deficiencias y estado de salud de 1999. Estas personas pueden ya navegar por internet con técnicas de navegación asistida como display braille, lectores de pantalla por sintesís de voz o videoamplificadores.

También ocurre que determinados colectivos, por economía, por ideología, por seguridad o por cualquier otro motivo deciden utilizar herramientas informáticas diferentes a las de la multinacional estadounidense Microsoft. Sin embargo, también es cierto que muchas personas todavía no tienen acceso a la banda ancha.

Por este orden, y después de la web del Banco de España (con una puntuación de 8,8), la entidad con una página web más accesible, según el estudio de CCOO, es el Grupo Santander, seguida de la de BBVA, Banesto y Banco Sabadell. Tras estas primeras cinco posiciones se sitúa la web del Banco Pastor y del Banco Popular, al que siguen el Guipuzcoano y Urquijo. Finalmente se posicionan, cerrando la lista, Banco Herrero, Bankinter y el Deutsche Bank

SISTEMA EXCLUYENTE.

A pesar de esto, opina CCOO, "la mayoría de los bancos, ignora a estos colectivos y ha tomado partido decidididamente por un sistema tecnológico que excluye a alguno de ellos o a todos a la vez y continúan diseñando sus portales con una tecnología excluyente y discriminatoria".

"Se da la paradoja de que las personas que se ven imposibilitadas o con más problemas para desplazarse a una oficina bancaria a efectuar cualquier transacción, son precisamente a las que se les ponen más obstáculos para utilizar la banca electrónica", agrega el sindicato en un comunicado.

Desde COMFIA-CCOO piden a las entidades bancarias un diseño de sus portales electrónicos "que garantice que ningún colectivo se vea discriminado" y que al igual que se exige la eliminación de barreras arquitéctónicas de las oficinas bancarias "se eliminen también las barreras técnicas de las oficinas virtuales".

COMFIA-CCOO pide así a los bancos y cajas de ahorro que, de cara a este Día Internacional de las Personas con Discapacidad que se celebra el domingo, "adquieran el compromiso público de adaptar sus páginas web a los estándares de accesibilidad comunmente aceptados" y felicita a Caixa Terrasa por el Premio de accesibiliadad TAW que en la modalidad de empresas le ha sido concedido recientemente por CTIC.

Para validar el estándar html de las webs en el estudio se han utilizado las pautas establecidas por el ´W3C´. El Consorcio World Wide Web es una asociación internacional formada por diferentes organizaciones, personal y el público en general, que trabajan conjuntamente para desarrollar estándares con el fin de favorecer y difundir las buenas prácticas en desarrollo web.

Para validar la accesibilidad se ha utilizado el algoritmo de ´eXaminator´ que analiza los diversos elementos y atributos en el código de una página web y cuenta el número de situaciones --errores y buenas prácticas-- posibles de inferir automáticamente, teniendo como base las Pautas de Accesibilidad al Contenido en la Web 1.0 (WCAG 1.0).