El informe, al que ha tenido acceso Efe, fue elaborado a raíz de una consulta realizada en febrero por la comisión técnica de Revisión de Género del Parlamento andaluz coincidiendo con la tramitación del nuevo reglamento de la Cámara, aunque el mismo debía ser también una referencia para la posterior reforma del Estatuto de Andalucía y de otros textos normativos.

En su informe, la Real Academia aclara que uno de los motivos del "empeño en realizar sistemáticamente estos desdoblamientos tiene su origen en el desconocimiento de lo que gramaticalmente se define como ´uso genérico del masculino gramatical".

En otros casos, dichos desdoblamientos tienen su origen "en la voluntad declarada por parte de determinados colectivos sociales y políticos de suprimir este rasgo inherente al sistema de la lengua (el uso genérico del masculino) como si fuese una consecuencia más de la dominación histórica del varón sobre la mujer en las sociedades patriarcales", agrega la RAE.

Sin embargo, según el informe, el uso genérico del masculino gramatical "tiene que ver, simplemente, con el principio básico de la economía lingüística", que supone "la materialización en el ámbito comunicativo de la tendencia general del ser humano a obtener sus fines con el menor esfuerzo posible".

Así, la RAE subraya que sólo cuando la oposición de sexos es un factor relevante en el contexto se requiere la presencia explícita de ambos géneros, como ocurre en el siguiente ejemplo: "La proporción de alumnos y alumnas en las aulas se ha ido invirtiendo progresivamente; En las actividades deportivas deberán participar por igual los alumnos y las alumnas".

El informe insiste en que lo normal es que los hablantes traten de "mitigar la pesadez" en la expresión provocada por tales repeticiones (el diputado o diputada; las y los ciudadanos), ya que el desdoblamiento indiscriminado conduce a la eliminación de la posibilidad de ese empleo distintivo, además de ser un factor "empobrecedor".

"Cualquier hablante esbozaría una sonrisa ante la insólita y extravagante escena en la que una madre le dijera al padre de sus hijos: ´Llévate a los niños y las niñas al parque´ o ´Llévate a nuestra descendencia al parque", concluye el informe.