El bailaor Juan Manuel Fernández Montoya, 'Farruquito', ha sido condenado a 16 meses de prisión por el atropello mortal de un peatón, en una sentencia que le aplica las atenuantes de confesión e indemnización a la víctima para rebajar la pena respecto a los 4 años y un mes pedidos por el fiscal.

La sentencia del juzgado penal 8 de Sevilla, dada a conocer ayer, considera probado que Farruquito circulaba a 80 kilómetros por hora en una calle limitada a 40, que se saltó un semáforo en rojo antes del atropello y "alguno o algunos" al huir, y que además conducía su coche BMW "sin el deber de cuidado que le era exigible" debido al suelo mojado y la existencia de un paso de cebra.

El veredicto condena al bailaor a dos penas de 8 meses cada una por delitos de homicidio por imprudencia grave y omisión del deber de socorro, pero le absuelve de un tercer cargo por simulación de delito, al haber intentado culpar del atropello a un hermano menor de edad.

La Fiscalía de Sevilla anunció que la próxima semana decidirá si recurre el fallo, mientras que la viuda del atropellado, María Ángeles Madero, dijo que está "indignada" por una sentencia que, a su juicio, "no ha hecho Justicia".

La sentencia contiene la peculiaridad de anular los "pinchazos" telefónicos que permitieron descubrir los hechos, por lo que aplica a Farruquito la atenuante de confesión de los hechos, ya que su declaración fue la primera noticia oficial que se tuvo del atropello, pese a que no la hizo hasta seis meses después y cuando ya había sido acusado por la Policía. La juez absuelve al cantaor J.R.S., 'El Canastero', que viajaba de copiloto, porque al no ser el causante del atropello no tenía la "obligación personalísima, primaria y principal" de auxiliar a la víctima. Farruquito deberá abonar a la viuda 102.483 euros y a cada uno de los padres del fallecido 8.275 euros, penas también inferiores a las pedidas por la acusación particular, por lo que el abogado de esta parte, José Manuel Rosendo, anunció que recurrirá para que la indemnización "no se ciña al baremo y se indemnice también por otras consideraciones".

Otros cuatro acusados -el tío de Farruquito, A.F.F., el empresario de Marbella O.B.P. y los policías malagueños B.R.M. y J.M.A.H.- han sido absueltos de urdir una trama para culpar del atropello al hermano menor del bailaor, en virtud del principio de los "frutos del árbol envenenado" porque la única prueba contra ellos fue las escuchas telefónicas.

En cuanto a este intento de culpar al menor de edad, la sentencia acoge la tesis del bailaor andaluz de que él "en ningún momento manifestó que su hermano condujera el vehículo el día del atropello, pues lo único de lo que le hizo responsable es de un golpe con unos contenedores de basura".