ngel Bernal, propietario y empresario de la Plaza de Toros de Murcia, presentó ayer los carteles de la próxima Feria de Septiembre. Siete corridas de toros, dos novilladas picadas y una de rejones, además de dos festejos sin picadores para los alumnos de la Escuela de Tauromaquia de la Región de Murcia.

Sin novedad en el frente. O muy poquitas. Las justas para una Feria consolidada. Y una tremenda fe en los valores seguros, o lo que es lo mismo: Liria, Ponce, Juli y Fandi.

Sobre ellos recae la mayor parte de la responsabilidad del éxito de una Feria de corte clásico.

n Póker de toreros. Ese póker de nombres, como viene siendo habitual, hará doblete en un ciclo que dará comienzo el 9 de septiembre y que echará la persiana el 18 con la corrida de rejones.

Pepín es el amo del corral; Ponce y Juli, las máximas figuras; y El Fandi, además de un torero muy completo, es de los más taquilleros de la actualidad.

Después, pocas concesiones: Jesulín de Ubrique, El Cordobés, Rivera Ordóñez y Javier Conde no podían faltar. Su tirón popular, en unos casos más y en otros menos, es incuestionable. Y la salud de las ferias se mide por la taquilla.

n Cartel estelar. Precisamente dos de ellos, Pepín Liria y El Juli, forman parte del cartel estelar de la Feria, el del día 15, que cerrará el capítulo de las corridas de toros. Con Miguel Ángel Perera y toros de Fuente Ymbro, cartel idéntico al que el año pasado protagonizó la tarde de la Feria, con el momento cumbre del faenón de Pepín que desembocó en el indulto del toro 'Hechizo'.

n Novedades. En la próxima Feria de Murcia serán verdadera novedad tres nombres: Manuel Jesús 'El Cid', después de abrir dos veces la Puerta del Príncipe de Sevilla, una la Puerta Grande de Las Ventas y ser el torero con mejor prensa y mayor favor de la afición desde los tiempos del primer Rincón; Eduardo Gallo, recientemente herido muy grave en Badajoz después de haber remontad en Granada y otras ferias de similar importancia su desilusionante paso por Madrid; y El Capea, torero aún por ver en citas de responsabilidad y con mucho camino por recorrer.

n Efecto Morante. Morante de la Puebla se quitó de circulación el año pasado después de su paso por Madrid, donde mató seis toros el Domingo de Resurrección. Por eso, el año pasado nos lo perdimos. Pero esta temporada ha vuelto con ilusiones renovadas. Y para el recuerdo quedan las faenas de Jerez, Granada o Alicante. Difícil hoy superar al mejor Morante. Su presencia en la Feria de Murcia es todo un acontecimiento.

Finito de Córdoba, Alfonso Romero y José María Manzanares hijo son los otros referentes artistas de una Feria en la que César Jiménez, tras su buena actuación el pasado Domingo de Resurrección en el coso de La Condomina, tendrá que seguir afianzando su nuevo concepto de la mano de su director artístico: Joselito.

n Territorio Andy Cartagena. Murcia es territorio de Andy Cartagena. Pablo Hermoso es la primera figura, pero aquí el navarro, pese a estar bien, no ha conseguido aún pasar por encima de Cartagena. Luis Domecq remata la terna.

n Novilladas. Las dos novilladas picadas basan su interés en dos toreros de dinastía: Julio Benítez 'El Cordobés' y Cayetano Rivera.

Junto a ellos, novilleros de menor calado. Por parte de Murcia juegan el veterano Paco Riquelme y El Charra. Por parte de Valencia, Lumbrerita y David Esteve.

n Ganaderías. En el capítulo ganadero, Ángel Bernal tira por lo seguro. Por lo menos sobre el papel.

Las corridas de Marqués de Domecq y Torrestrella, pese a que el año pasado no funcionaron, repiten porque una mala tarde la tiene cualquiera.

Fuente Ymbro defiende el título: el año pasado arrasó en juego y presentación. Parladé echó un toro extraordinario. Lo de Juan Pedro, una garantía. Y lo de Osborne y Nazario Ibáñez, una incógnita.

Atrae la novillada de Ortega Cano (Yerbabuena); un lujo la de Lagunajanda. Y lo de Bohórquez para rejones, un clásico.