El guitarrista José Fernández Torres 'Tomatito' agradece a 'San Paco de Lucía', recién elegido premio Príncipe de Asturias de las Artes, que "por fin, a través de su trabajo se vaya reconociendo el flamenco". "Gracias a él, a San Paco, el flamenco ha dejado de ser una música casi maltratada. Ya es hora de que se reconozca y se ponga a la altura del jazz o el soul", dice el guitarrista.

Aunque el flamenco le debe también mucho al nieto de 'El Tomate', que con diez años ya se subía al tablao a acariciar las cuerdas su guitarra, y que con quince comenzó una relación profesional y personal con Camarón de la Isla, que duraría 18 años, finalizando con la muerte del maestro.

Tras Camarón, José Fernández Torres ha acompañado a grandes voces del flamenco, como Enrique Morente, Chano Lobato o Carmen Linares, aunque asegura no querer emparejarse, tras quedar su guitarra huérfana sin los lamentos de Camarón.

Las incursiones de Tomatito por otros estilos musicales le han llevado a relacionarse con cantantes tan dispares como Carlos Cano, Mecano, Frank Sinatra o Elton John. Con dos Grammys a sus espaldas, Tomatito lleva su arte por todo el mundo, desde New York a Japón, Suiza, Francia y Alemania.