27 de noviembre de 2020
27.11.2020
La Opinión de Murcia
Entrevista
Banda de trash metal

Angelus Apatrida: "El heavy metal y el punk siempre fueron subversivos, contestatarios, protestones y radicales. Que cierren al salir"

"Todo el sector se ha volcado en intentar hacer las cosas bien, pero no nos han dejado...", lamenta Guillermo Izquierdo, vocalista y guitarra de la banda de trash metal albaceteña

26.11.2020 | 20:57
Angelus Apatrida: "El heavy metal y el punk siempre fueron subversivos, contestatarios, protestones y radicales. Que cierren al salir"

Referentes del género a nivel internacional, el cuarteto albaceteño vuelve este fin de semana a Murcia para protagonizar una nueva entrega de los conciertos en streaming de Garaje Beat Club. Y lo hace tras lanzar el primer sencillo del que será su próximo álbum, un disco epónimo previsto para comienzos de 2021.

Angelus Apatrida son los reyes del trash metal nacional. Estos albaceteños son una de las formaciones españolas en activo con mayor éxito internacional, y de las más respetadas. A lo largo de sus dos décadas de trayectoria han abierto camino para otras muchas bandas mientras coleccionaban hitos grupales como llegar al segundo puesto en las listas de ventas con su álbum Hidden evolution (2015); haber sido cabeza de cartel en un festival en África; la gira mundial que hicieron en 2016 desde Patagonia a Australia; sus visitas a China y Japón; sus recordados shows en Wacken y el Hellfest; los conciertos con Slayer, Megadeth y Anthrax, y su inclusión en el cartel del Primavera Sound. La banda, que ya tiene anunciado una impresionante tour europea para 2021, se encuentra ahora en plena grabación de su séptimo álbum, que será epónimo y verá la luz el 5 de febrero. Eso sí, acaban de estrenar su primer adelanto, Bleed the crown y mañana participan en los 'Live Streaming' de GBC. Guillermo Izquierdo, cantante y guitarrista de Angelus Apatrida, nos cuenta cómo ha vivido la banda estos últimos meses y lo que tienen por delante.

¿Cómo habéis sacado adelante este 2020? ¿Se ha podido 'salvar' algo? ¿Habéis podido hacer algunos bolos?
No, la verdad es que está siendo muy complicado... Nos encontrábamos en mitad de gira por Europa cuando todo esto empezó. En Hamburgo tuvimos que parar todo y volvernos a España a toda prisa para la cuarentena. Hemos intentado hacer varios conciertos, pero salvo uno en Barcelona, los demás fueron cancelados por las autoridades municipales por considerarlos «de riesgo»€

¿Cómo de complicado ha sido para vosotros este período? ¿Habéis encontrado algún modo de sortear los obstáculos?
De momento aguantamos como podemos, salvando la empresa y los sueldos con las ayudas que se han ido aprobando por el gobierno desde que se decretó el estado de alarma. Pero hay un mundo por salvar todavía con las actuaciones en directo; no pueden dejar a casi un millón de personas (artistas, técnicos, salas de conciertos, promotores€) sin poder trabajar, mientras otros sectores casi no han parado desde que esto empezó...

En plena pandemia lanzasteis una versión de Resistiré de Barón Rojo que tuvo bastante eco. ¿Cómo se os ocurrió? ¿Salió de vuestra sesiones de cuarentena?
Al principio intentamos tomarnos todo con bastante humor, así que se nos ocurrió hacer ese tema como en respuesta a toda esa gente que andaba dando por saco con el dichoso Resitiré del Dúo Dinámico. Pero, sin más; una buena tarde que pasamos los cuatro, cada uno desde su casa, intentando ofrecer algo a nuestros seguidores y también algo para nosotros no perder la cabeza.

¿Qué opinión tenéis de las restricciones a la música en vivo que se han impuesto?
Esto nos ha pillado por sorpresa a absolutamente todo el mundo, y el de España no es un caso aislado. La inmensa mayoría de países han actuado igual con los espectáculos en directo: no dándoles la importancia que merecen. Se han intentado hacer las cosas bien por parte de nuestro sector, pero no nos han dejado del todo, sobre todo porque al final las competencias caían en las Comunidades o en los propios municipios, que: uno, no querían gastar un euro en cultura, por muy segura que fuera, y dos, no somos a sus ojos un sector necesario que rescatar. Siempre se nos trata como 'los apestados'; le falta tiempo a la gente de boina enroscada para decirte que te busques un trabajo de verdad, así que no sorprende como se ha actuado... Aunque muchos hemos podido tirar para adelante con ayudas, paro y demás, las medidas nos han azotado de lleno. Espero que nos sepan compensar en el futuro.

¿Os sorprendió que la gente del Primavera Sound os llamara?
Nos sorprendió, pero por otro lado nos pareció normal. Son una peña de lo más profesional que existe, y sobre todo en Cataluña y, en particular, en Barcelona, saben gestionar la cultura de otra manera, con más mimo. Incluso con medidas más restrictivas se han ido celebrando conciertos tanto al aire libre como en salas cerradas. Lo que sí nos sorprendió para mal es que, a pocos días de celebrar dos shows que teníamos anunciados en Viveiro y en Gijón, las autoridades locales decidieran cancelarlos de manera unilateral por parecerles focos de contagio, y eso que se contaba con todas las medidas de seguridad. En fin, un dislate.

Anunciáis para febrero la salida de vuestro séptimo disco. ¿Angelus Apatrida nace como celebración del veinte aniversario? ¿Qué cara muestra? ¿Hay mucha rabia en la temática?
Aún es muy pronto para hablar de la salida del nuevo disco. Acabamos de estrenar el primer single y estamos hasta arriba de trabajo. Aún no hemos empezado la promo 'de verdad', pero todo apunta a que va a ser un disco que haga historia. Desde luego que está lleno de muchos sentimientos, muchísimos; ya veréis.

Últimamente parece que estáis haciendo mucho hincapié en las partes vocales.
Ha sido una evolución natural. Nos dedicamos a intentar mejorar siempre en todos los aspectos, aprender de lo que hemos hecho, de lo que nos rodea, e intentar plasmarlo en nuestras nuevas canciones. Quizá el cambio en las voces es bastante más notable porque hace cuatro años que dejé de fumar, y eso, poco a poco, se va notando.

¿Ha sido muy difícil elegir de primer single, Bleed the crown? ¿De qué va la canción?
Sí, siempre es muy difícil escoger el primer single; y más en este caso, que para nosotros todo el disco es un single en sí.

¿Teméis que os puedan tachar en estos tiempos de conspiranóicos o negacionistas?
[Ríe] Precisamente ni conspiranoicos ni negacionistas, ni muchísimo menos. El virus es real, lo vivimos a diario. Mi hermano y mi novia son enfermeros, mi chica está en dos UCI de dos hospitales diferentes trabajando a diario y sin descanso desde marzo. La he visto llorar desconsolada por perder a mucha gente en sus brazos, solos, sin poder hacer nada. Tenemos amigos que han perdido a seres queridos, otros han estado incluso a punto de morir... No entiendo en qué sentido alguien puede pensar que somos negacionistas.

Otro de los temas es The Age Of Disinformation. ¿Os parece que estamos viviendo ese momento?
Desde luego que sí. Cuanta más información se tiene, más fácil es de manipular. Somos como ovejas. Nadie lee las noticias, solo los titulares, y los titulares están manipulados y tergiversados siempre. Aunque el interior de la noticia sea el mismo en todos lados, la manera de escribirla condiciona al lector. La raza humana es manipulable por naturaleza, y el que diga que no, es el primero en caer.

Habéis publicado un pequeño manifiesto a través de las redes en el que declaráis que no sois una banda política ni habláis de política en vuestras letras. ¿Había que aclararlo?
La gente confunde ya todo con política. Pero normalmente es un caso de la extrema derecha. Todo el que no piensa como ellos es el enemigo; y si no hablas de su política,pues también. Nuestras letras siempre han estado llenas de protesta social y de defensa de los derechos humanos. Un fascista va a decir que hablar de eso es «cosa de rojos». Todo lo que no sea su dogma fascista es «cosa de rojos». No vamos a dedicar un minuto más en hablar de eso. El heavy metal y el punk siempre fueron subversivos, contestatarios, críticos, protestones y radicales. Que cierren al salir.

Lo de este concierto por streaming va a ser extraño, sin público en la sala haciendo headbanging. ¿Habíais vivido ya una experiencia como esta?
Sí, ya hemos hecho un par de shows del estilo este verano: uno para nuestro sello, que hizo un concierto gratuito a nivel mundial, y otro para la Unión de Festivales Europeos, EMFA, también a nivel global. Sí es cierto que este es el primero que haremos en riguroso directo, pues los demás eran grabaciones previas; en directo, pero grabaciones al fin y al cabo. Pero me resulta más extraño no poder ejercer mi trabajo durante todos estos meses; se hace raro tocar para nadie o para unas pantallas, pero bueno, es nuestro trabajo, y sabemos que habrá mucha gente en sus casas viéndonos y eso lo hace algo mágico.

¿Tenéis algo especial preparado para la ocasión? ¿Vais a aprovechar para adelantar canciones de vuestro nuevo álbum?
No, vamos a hacer un concierto al uso, un bolo normal y corriente de Angelus. Es la primera vez que hacemos un directo así, y no queremos experimentar. De todas maneras, con todo el curro que hemos tenido en los últimos meses preparando el nuevo disco, no hemos tenido tiempo de hacer nada más, por lo que esta vez no habrá adelantos del nuevo. Eso sí, vamos a liar una buena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook