11 de octubre de 2020
11.10.2020
La Opinión de Murcia
Música

Campello confía en su número de la suerte

El que fuera cantante de Elbicho publica 'Cinco', su quinto disco en solitario, en el que colaboran los raperos Natos & Waor o Soleá Morente

10.10.2020 | 21:23
Campello vuelve a mezclar el flamenco con el rap, el rock y los sonidos árabes.

Tras tomar tierra con Camina, su anterior álbum, el ilicitano Miguel Campello apuesta por su número de la suerte Cinco para lanzar el quinto disco de su carrera en solitario como Chatarrero y en el que el excantante de Elbicho asegura tomarse las cosas con «tranquilidad» y «calma», para «canalizar todos los sentimientos malos».

«A veces el olvidar demasiado las cosas puede hacerte que vuelvas a caer en ellas otra vez -explica el artista en una entrevista con EFE-. Creo que si lo tienes presente no vuelves a caer en los mismos errores. Y eso es lo que he hecho yo con el disco, apuntar y canalizar esas cosas malas (y buenas) para que no se me olviden o vuelvan a suceder», ha señalado.

Afincado Águilas, en plena naturaleza, a campo abierto y con una casa que se alimenta por la energía solar, Campello (Elche, 1979) ha estado trabajando desde su Chatarrería Estudios en estos últimos meses en su quinto disco, «el mejor hasta la fecha».

«El nombre es gracioso, porque decidí hacerle honor a los viernes. Ese quinto día de la semana que anunciaba la llegada del fin de semana y que amaba tanto de pequeño. Dejaba los libros atrás y me iba a correr y jugar por ahí en el campo, sabiendo que tenía dos días de libertad absoluta», confiesa entre risas.

El ilicitano cuenta además, que en este disco ha podido «sacar todo lo que tenía desde hace mucho tiempo guardado» con «absoluta» libertad e independencia.

«Libres como perros por las calles/suelto, sin un dueño que te tire (?) Hoy me voy de aquí/no quiero que vuelvan a decirme lo que tengo que decir», canta el excantante de Elbicho en su sencillo Libres.

«A día de hoy estamos viendo que la libertad es mucho más necesaria que antes. Seguimos sin ser libres y creo que me va a dar para los restos escribir sobre ello. Hay gente que es presa y no se da cuenta; no creo que haya nadie que se escape. Nunca hemos dado por hecho que nos podrían cortar el movimiento y fíjate lo que está pasando ahora», incide.

Músico mestizo

Las coordenadas de Cinco vuelven a situar a Campello con un pie en el flamenco, pero sólo como punto de partida para acercarse a otras músicas como el rock, el rap o los ritmos árabes, aunque el artista subraya su predilección por la música de raíz a través del cante flamenco.

El resultado es un «trabajo muy casero», en el que las letras del cantante vuelven a centrarse en lo original, en volver a lo básico: el sol, la lluvia, el aire, el amor o la felicidad. «La naturaleza nos enseña mucho. El sol, la tierra, el aire y todo eso de lo que hablo en mis canciones es porque para mí son importantes. Nosotros somos, a fin de cuentas, como los árboles, necesitamos de unas sustancias para crecer y seguir viviendo», añade.

El quinto álbum de estudio del ilicitano cuenta, además, con cuatro colaboraciones: Ya está, con los raperos Natos & Waor, Vengo de coger flores, junto a Amparo Sánchez, Detrás del cielo, en compañía de Soleá Morente, y Ni pistolas ni puñales, con Miiloos.

«Hay colaboraciones que han ido surgiendo y otras que ya tenía pensadas», argumenta. «Con Natos & Waor -continúa- tuve una conexión perfecta cuando me pidieron colaborar para una canción suya, que yo también quería tener su energía en mi disco. Miiloos es mi hijo, ha sacado parte de mi genética musical y compartimos muchas cosas».

Con Soleá Morente, el cantante cuenta que pasó una cosa muy curiosa: «No la conozco en persona, pero hay una conexión muy grande musicalmente hablando y necesitaba que estuviera también en el disco».

La producción del álbum, disponible hoy en todas las plataformas, ha contado como es habitual con el trabajo de Guillermo Quero y Elvira Mena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook