10 de octubre de 2020
10.10.2020
La Opinión de Murcia
Evento

Jazz fusión para celebrar el cumpleaños de Paco Martín

Zenet, Andrea Motis, Chano Domínguez, Martirio, Chicuelo y Marco Mezquida protagonizan la 39.5 edición del Cartagena Jazz Festival

09.10.2020 | 18:47
Los responsables del festival, junto a Juan Antonio Lorca, José Alberto Pardo y Sonia Martínez, gerente de LA OPINIÓN.

Sheila Blanco, María Yfeu, Antonio Lizana y Tito Ramírez estrenarán un nuevo formato en la terraza de El Batel.

Ayer, 9 de septiembre, el añorado Paco Martín hubiera cumplido 64 años. Alma máter de La Mar de Músicas y referente absoluto de la cultura en la ciudad portuaria, falleció en agosto de 2018 dejando un enorme vacío, pero también un valioso legado; una herencia mayúscula y tan vigente que aún hoy parece que ande detrás de cada programa, de cada cartel y de cada concierto que se presente en El Batel o en su querido Nuevo Teatro Circo, del que también se ocupó durante años. Y, claro, ésto no iba a ser distinto el día en que se revelaban los detalles de la próxima edición de otro de sus festivales, el Cartagena Jazz, que, gracias al empeño de todo su equipo –aquel que hasta hace no tanto tiempo lideraba con pasión y cariño–, volverá a celebrarse en este difícil 2020 con una nómina de artistas de primer nivel dentro del ámbito nacional. Pues sí conviene aclarar algo antes de continuar: la práctica imposibilidad logística de traer a la España a las grandes estrellas internacionales del género por culpa del dichoso virus no ha logrado tumbar la voluntad de una de las citas musicales más veteranas y queridas de la Región, pero para su edición número 40 –que es la que en teoría tocaba–, los responsables del festival quieren hacer algo grande. Por eso, del 31 de octubre al 21 de noviembre tendrá lugar la número 39.5; aunque, no se vayan a pensar: viene cargadita y con muchas novedades.

Presentada en la terraza del auditorio municipal por David Martínez y Carlos Piñana, concejales responsables del Área de Cultura –junto a Juan Antonio Lorca, director del Instituto de las Industrias Culturales y de las Artes de la Región (ICA), y José Alberto Pardo, director de LA OPINIÓN, diario oficial del festival–, el Cartagena Jazz ha sabido adaptarse a la actual coyuntura sanitaria y, no solo eso, sino también explotar las 'posibilidades' que brinda esta 'nueva normalidad'. Así, por ejemplo, la edición 39.5 contará con un ciclo documental y, siendo inviables sus habituales conciertos en la calle, con un programa de actuaciones musicales bautizado como 'Jazz y cañas' que ofrecerá a los fanáticos del género la posibilidad de disfrutar de un aperitivo en un entorno mágico como es, precisamente, la terraza de El Batel. Eso sí, el grueso de esta nueva entrega del festival volverá a desarrollarse sobre la tarima del auditorio y las tablas del Nuevo Teatro Circo, con siete conciertos en los que la tónica dominante será el flamenco-jazz.

«Apostamos por una tendencia y un género que está muy de moda, pero que ha venido para quedarse», aseguró Piñana, experto en la materia, quien no pudo evitar hace alusión a Solo quiero caminar (1973), un álbum con el que Paco de Lucía prácticamente inauguraba esta fusión de la mano de, entre otros, Jorge Pardo o Carlos Benavent, que ya en alguna otra ocasión han pasado por este festival. Sin embargo, la buena salud (y el futuro) de esta mezcla no está tanto en quienes abrieron camino como en los jóvenes que hoy día la transitan. Por eso, el Cartagena Jazz –al que Lorca felicitaba por su «valentía»–, no ha tenido reparos en programar para su inauguración el concierto de la jovencísima María José Llergó (31 de octubre), que presentará su álbum debut, Sanación (2020), y además recibirá el Premio Paco Martín, a la Artista Revelación de las Músicas Globales; galardón concebido inicialmente para La Mar de Músicas, pero que, tras su cancelación, ha encontrado acomodo en este festival.

El siguiente en salir a escena será un clásico de este tipo de festivales: el malagueño Toni Zenet (6 de noviembre), quien durante toda su carrera ha demostrado que, además de ser el crooner oficioso de la música española, no tiene reparos en mezclar jazz con copla, bolero, tango o incluso el chotis. Un director «arrollador», apuntó Piñana, al que seguirá la que es quizá la más «fresca, sorprendente y cosmopolita expresión de la nueva generación del jazz nacional», la banda Patáx (día 7).

Una semana más tarde, el viernes 13 de noviembre, el Cartagena Jazz Festival acogerá a «dos de los más grandes músicos de este país: el guitarrista flamenco Chicuelo, junto al pianista Marco Mezquida», desveló Piñana. Será para la presentación de su disco No hay dos sin tres (2019), en el que también ha participado el percusionista Paco de Mode, quien también les acompañará durante su visita a Cartagena. Y un día después, sábado 14, será el turno de la «apuesta regional» de esta edición: el virtuoso pianista murciano Abdón Alcaraz, premio Filón 2010 al Mejor Instrumentista Flamenco del Festival Internacional del Cante de las Minas, que estará acompañado sobre el escenario por otro músico muy destacado de la escena jazzística de nuestro país, el contrabajista Javier Colina.

Y el último fin de semana del Cartagena Jazz tendrá, de nuevo, dos noches de directo: la primera, la del viernes 20 del mes próximo, con el retorno de Chano Dominguez a la ciudad portuaria, que además tendrá como partenaire de lujo a la cantante Martirio. Juntos se han unido en torno al disco A Bola de Nieve (2019), en el que homenajean al legendario compositor y cantante cubano. Mientras que la clausura de esta edición 39.5 correrá a cargo de la que es, sin duda, para muchos –incluido Piñana– «la voz de jazz más importante de nuestro país», la catalana Andrea Motis (21 de noviembre).

Las entradas ya están a la venta tanto en la web del festival ( www.jazzcartagena.com) como en las webs y taquillas de El Batel y del Nuevo Teatro Circo, aunque, eso sí, de momento el aforo queda limitado a cien localidades por actuación. «Ya se han presentado los respectivos planes de contingencia a la Consejería de Sanidad de la Región de Murcia, por lo que todavía estamos a la espera de saber el número total de entradas que se podrán vender. Es por ello que este año la organización del festival ha anulado los abonos y sólo se podrán adquirir entradas para cada uno de los conciertos, tanto individuales como para grupos de dos, tres y cuatro personas», apuntan desde la organización.

Programación paralela

En cuanto a los actos que tendrán lugar más allá de los escenarios de El Batel y el Nuevo Teatro Circo, destaca la inclusión del Centro Cultural Ramón Alonso Luzzy como sede, donde tendrá lugar, además del ciclo de cine documental –con las proyecciones de Balada para Tete (4 de noviembre), de Fran Vaquero, y A film about kids and music (11 de noviembre), de Ramón Tort–, los conciertos de la cantante murciana Sara Zamora (5 de noviembre) y del músico cartagenero Pedro Núñez (12 de noviembre).

En cuanto al programa del 'Jazz y cañas', patrocinado por Estrella de Levante, las actuaciones elegidas para este nuevo formato del festival son las de Sheila Blanco, María Yfeu, Antonio Lizana y Tito Ramírez, cada sábado a las 12.30 horas desde el 31 de octubre. El espacio estará distribuido por mesas de cuatro, tres y dos personas, y al mismo tiempo que se celebra el concierto, se podrá tomar el aperitivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook