15 de septiembre de 2020
15.09.2020
La Opinión de Murcia
Declaración

Teddy Bautista: "Los acuerdos los tomábamos entre las personas de confianza"

El expresidente de la SGAE permanece cuatro horas contestando a las preguntas del Ministerio Fiscal

15.09.2020 | 15:59
Teddy Bautista.

Eduardo Bautista, a quien la Fiscalía pide 7 años de prisión en el llamado Caso Saga, ha negado durante su declaración en el juicio por esta causa haber contratado al que fuera director de la empresa Microgénesis S.A, José Luis Rodríguez Neri, a quien ha calificado de "gran profesional".

Aunque mañana continuará declarando, después de haber estado esta mañana casi cuatro horas contestando a las preguntas del Ministerio Fiscal, Bautista ha querido dejar claro que la decisión de nombrar en el año 2000 a Neri director general de SDAE, la filial digital de la SGAE, fue un "acuerdo" tomado por toda la "organización".

"Como todos los acuerdos, todos los tomábamos entre las personas de confianza, como el secretario general, el director de servicios jurídicos (...) siempre era una dirección del staff ejecutivo y ese mecanismo era para todo", ha dicho el cantante canario, quien estuvo en la SGAE durante 34 años y presidió su Consejo de Dirección entre 1995 y 2011, año este en el que la Guardia Civil le detuvo junto a Neri y nueves personas más en el marco de la operación Saga.

Caso por el que la Fiscalía Anticorrupción le solicita una condena de 7 años de prisión por apropiación indebida o, alternativamente, de administración desleal; así como a Neri doce años de condena.

Según ha matizado, fue en 1995 cuando conoció a Neri, pero no fue en el año 2000 cuando el entonces jefe de operaciones, Francisco Galindo, quien contaba con "toda su confianza", lo contrató ya que "llevaba usando los servicios de Microgénesis", momento de esta declaración en la que se ha detenido a leer el nombre de la empresa.

"Estamos hablando de una época donde se produce un hecho importante que es que en la SGAE estaba a punto de preparase la celebración de su centenario (1999) y habíamos tomado la decisión de adaptar el ecosistema de protección de los derechos al estándar europeo", ha añadido.

Y Neri, "era la mejor persona" que tenían "en ese momento" al alcance de sus medios: "No podíamos contratar al señor de los sistemas de Microsoft, así que de acuerdo con nuestros conocimientos el señor Neri era un profesional de primera magnitud capaz de desarrollar un diccionario de datos a un complejo sistema de algoritmos".

Así nació la filial digital de SGAE, SDAE, que según la fiscalía fue una "sofisticada estratagema para derivar masivamente fondos de SGAE". Una filial que, en palabras de Bautista, supuso para la entidad de gestión de derechos de autor más grande de España "pasar literalmente del siglo XVIII al siglo XIX", así como experimentar un crecimiento en la recaudación.

Pero ante las insistentes preguntas del fiscal para conocer si la decisión de contratar a Neri fue tomada solo por Bautista, el canario ha lamentado: "me da la impresión de que yo manejo las fichas de un tablero y las muevo y no es así".

Preguntado por el fiscal si en algún momento hubo críticas en algún órgano de la SGAE que "pusieran en duda" a la SDAE, el acusado ha declarado que en los primeros tiempos de la SDAE no escuchó "ninguna objeción". "Más bien lo contrario, lo que escuche fueron bastantes comentarios que valoraban que la SGAE se preparara para el futuro dotándose de unos sistemas que permitían afrontar este cambio de modelo de negocio", ha explicado.

Aunque si hubo algunas para Bautista estaban "teledirigidas", porque había un sector de sus usuarios a los que "no les gustaba que la SGAE tuviera una herramienta tan eficaz".

En 2005 Neri fue nombrado director de gestión de la información de la SGAE, por lo que pasó a cobrar dos sueldos de la entidad. Un nombramiento que llegó tras la muerte en febrero de este año del director de sistemas, Carlos Llamazares; fecha en la que se estaba poniendo en práctica el programa Teseo, ideado por Neri para la gestión digital de los derechos de autor.

"Me pareció que era la persona que podía sustituirlo y no me equivoqué, llevó el trabajo iniciado por Llamazares en el año 2000", ha añadido.

"¿No es cierto que Enrique Loras (director general) le desaconsejó que contratara a una persona que asumiera dos cargos, director general de la SDAE y director de sistemas de la SAGE?", le ha preguntado el fiscal.

"Loras me dijo que si esto podía condicionar, y por eso yo tuve esa conversación con Neri, él no se mostró muy contento pero afortunadamente aceptó y yo me alegro. Un matiz, yo no nombré al señor Neri a dedo, sugerí su nombramiento al consejo de dirección y lo aprobó. Lo sugerí a la Junta Directiva, que también lo aprobó", ha apuntado.

En el constante empeño de dejar claro que la contratación de Neri fue la "acertada", Bautista ha indicado también que el incremento de lo ingresos de la SGAE gracias a SDAE supuso que en 2017 se facturaran "casi 480 millones e euros", de los que 400 millones fueron repartidos en concepto de derechos a todos los socios.

"Aumentaron no de forma residual -ha dicho-, en términos objetivos monetarios se recaudaba mucho más dinero y se repartía mucho más dinero y eso era un elemento de confianza para pensar que las cosas se estaban haciendo correctamente".

Al final de su declaración y sin despegar de su lado un ejemplar del Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, Bautista ha afirmado que en este periodo de tiempo "nunca" el Ministerio de Cultura les "puso el menor inconveniente a cómo se hacían las cosas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.