16 de mayo de 2020
16.05.2020
La Opinión de Murcia
Aniversario

El museo de Lola Flores, un templo para la Faraona cerca de hacerse realidad

Tras más de una década en el aire, el museo podría abrir en 2021 en el casco histórico de Jerez

16.05.2020 | 17:49
Una imagen de Lola Flores, su hijo Antonio y Lolita.

Veinticinco años después de su muerte, el Museo de Lola Flores, un sueño de la artista, parece estar cerca de ser una realidad en su ciudad natal, Jerez de la Frontera (Cádiz), que planea abrir un espacio en el que la energía de la Faraona quede patente a través de sus recuerdos y de su legado.

Tras más de una década en el aire, el Museo de Lola Flores podría abrir sus puertas el próximo año en la Nave del Aceite, en pleno casco histórico de Jerez de la Frontera.

Una realidad no muy lejana

"Creo que será una realidad no muy lejana, para el año que viene seguro vamos a tener ese museo tan esperado", explica a Efe Francisco Camas, delegado de Cultura y Patrimonio del Ayuntamiento de Jerez.

La familia de Lola Flores, de cuya muerte se cumplen hoy 25 años, está "volcada" en este museo. "Trabajamos día a día con la familia, está absolutamente entregada a este proyecto", explica el concejal.

Ayer mismo, su hija Rosario hacía mención al "orgullo" que sentía por participar en este proyecto, en un vídeo que se difundía en la campaña en redes sociales, #JerezConLola y #ElArtedeVivir, con la que el Ayuntamiento de Jerez conmemora el aniversario de la muerte de la Faraona.

"Vamos a poder informar a la gente joven que no sabe mucho ella, ver toda su vida, su trayectoria, sus amores. Lo que significó Lola Flores para España y para la gente", añade Rosario Flores en ese vídeo.

El museo que Lola Flores quería

Ya hace diez años, cuando hubo un primer proyecto para poner este museo en el Palacio de Villapanés, en pleno barrio de San Miguel de Jerez, muy cerca de la casa natal de la artista, Lolita Flores explicaba que no harían este proyecto "con prisas y corriendo".

"Haremos un museo como ella quería que fuera", aseguraba, mientras explicaba que sabía que su madre estaría orgullosa "de tener un museo aquí, en su casa", en la ciudad que la vio forjarse.

Rosario Flores también ha comentado en algún momento que para su madre este museo era "un sueño". "Siempre se quejó de que nadie le ponía un museo", era "su mayor ilusión", dijo en Jerez en 2017.

La intención de la familia Flores es por eso donar todo lo que se precise para que "la gente pueda saber más" de Lola Flores.

Junto al museo del flamenco de Andalucía

A pesar de que los vecinos de San Miguel, el más señero y flamenco de Jerez, incluso recogieron firmas para que el proyecto del Museo de Lola Flores se quedara en su barrio, en el Palacio de Villapanés finalmente se decidió trasladarlo a la Nave del Aceite.

Ubicada en la plaza Belén, formará parte del macro proyecto que incluirá, en otro edificio aledaño, el Museo del Flamenco de Andalucía, que diseñan la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Jerez, entre otras instalaciones dedicadas al arte jondo, como el Centro Andaluz de Documentación del Flamenco.

Entre el 2009 y el 2010, la Nave del Aceite, un inmueble fechado en torno a 1780 y que consta de 380 metros cuadrados distribuidos en dos plantas, fue rehabilitado, así que el edificio tiene mucho trabajo adelantado.

El Ayuntamiento ultima los tramites con la previsión de que las obras para acondicionar el edificio al museo puedan comenzar en julio y duren unos tres meses.

Un éxito asegurado

Justo después comenzará la musealización que ha diseñado el estudio de arquitectura Frade, que, entre una larga lista de trabajos, realizó la remodelación integral del Museo Arqueológico Nacional de España y en 1995 recibió el Premio Nacional por la Rehabilitación del Palacio de Carlos V como Museo de la Alhambra.

"El éxito del museo de Lola Flores está asegurado", ha explicado a Efe Juan Pablo Rodríguez Frade.

"Será un museo muy dinámico y muy vivo", para reflejar a una artista "ingeniosa, magnética, con mucha personalidad y muchas ocurrencias y con una vida llena de anécdotas", añade.

Y con tanta vida y tanto por contar que el esfuerzo para llevarla a un museo es especialmente "de síntesis".

El estudio ha planteado un museo que en sus dos plantas recorrerá la vida y trayectoria artística de Lola Flores a través de todo tipo de documentos, fotografías, proyecciones y recuerdos y tendrá un tablao que acogerá eventos.

La huella de Lola Flores en Jerez

"Nos gustaría que el museo pudiera estar abierto en el primer trimestre del próximo año", indica el delegado de Cultura de Jerez, que sabe que este museo será "un estímulo importantísimo" para una ciudad que no olvida a su más universal vecina.

La recuerda con una escultura que desde 2003 decora la Cruz Vieja, a escasos metros de su casa natal.

Una escultura en bronce fundido de 3,60 metros de alto, 600 kilos de peso, obra del artista madrileño Víctor Ochoa, que también realizó esculturas del Rey Juan Carlos o el torero Francisco Rivera Paquirri, entre otros.

Su casa natal pertenece ahora a un propietario que, según el edil, estaría "abierto a posibilidades" de que formara parte de la huella de Lola Flores en su ciudad natal, que también le ha dedicado el nombre de un instituto.

Cádiz, el cuadrilátero de oro flamenco

El Museo de Lola Flores cobra así impulso, al mismo tiempo que lo hacen el de Camarón de la Isla, el de Paco de Lucía, y el de Rocío Jurado en sus respectivas localidades de nacimiento, San Fernando, Algeciras y Chipiona.

Con ellos Cádiz ofrecerá, desde todas sus esquinas, un recorrido privilegiado por la provincia que ha dado al mundo cumbres universales del flamenco y del arte popular español.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.