02 de mayo de 2020
02.05.2020
La Opinión de Murcia
Entrevista
Pablo Serrano y Marta Casanova

"Llevábamos tiempo pensando en componer juntos"

"En Londres estás rodeada de gente muy creativa, acabas tocando con amigos y eso te hace sentir más motivada y en el sitio adecuado"

02.05.2020 | 21:46
Pablo Serrano (PBSR) y Marta Casanova (MAVICA).

Músicos. Estos murcianos afincados en Londres aseguran que el confinamiento provocado por la Covid-19 les está sirviendo para resetear mental y físicamente y para ponerse al día en todos los proyectos que llevan adelante. Uno de ellos, que verá la luz próximamente, une por fin sus caminos.

MAVICA (Marta Casanova) y PBSR (Pablo Serrano) son dos jóvenes creadores murcianos que residen en Londres, donde desarrollan una notable actividad musical. Mavica presentó hace unos días su segundo EP, Send me to the water. Después de lanzar en enero de 2019 su EP debut Gone, producido con la ayuda de Pablo Serrano –miembro de su banda de directo junto a otros músicos de Londres–, la cantante cartagenera (que se aproxima sustancialmente al folk-pop con influencias que van desde Bon Iver hasta Sufjan Stevens pasando Ben Howard) ha logrado hacerse un merecido hueco en la escena musical actual actuando en festivales como el Mad Cool (fue seleccionada entre las más de 1.000 propuestas de todo el mundo que se presentaron al Mad Cool Talent), y se ha consolidado como una de las voces femeninas del momento.

PBSR es el alter ego artístico de Pablo Serrano, cantante, compositor, productor... Su música, sobrecogedora y frágil, anda a medio camino entre el post-rock más ambiental y el dreampop más onírico. Actualmente, Serrano estudia Performance and Production en el London College of Creative Media. Desde Londres, su trabajo musical como PBSR ha logrado cierta atención en medios independientes, desde que en 2016 publicara el EP Of Flaming Souls€ Ha sonado en la BBC1, y compuso junto a los islandeses Ragnar Kjartansson y Kjartan Sveinsson (ex Sigur Rós) la música para la instalación Take me here by the dishwasher en el Barbican Centre. Ambos, Mavica y PBSR, derrochan un talento excepcional y hemos aprovechado para hablar con ellos en estos momentos difíciles.

P Pablo, MAVICA, ¿dónde estáis ahora? ¿Cómo lleváis el confinamiento?
R Pablo: Estamos en La Manga. Nos vinimos hace un mes, ya que las cosas por Reino Unido no pintaban demasiado bien, y decidimos pasar este tiempo más cerca de nuestras familias. Aquí hemos encontrado tranquilidad para poder continuar con nuestras vidas.

P ¿Recomendáis algún libro, disco, peli o serie para hacer más llevadero el confinamiento?
R P: Libro, El Túnel, de Ernesto Sábato. Disco, Steve Reich: Music for 18 musician. Peli, La gran belleza, de Paolo Sorrentino. Serie, cualquiera que no esté en Netflix.
Marta: Libro: Un mundo sin fin, de Ken Follet, y un disco: Designer, de Aldous Harding.

P ¿Cómo os ha afectado esta situación a nivel personal y profesional?
R P: Sinceramente, en lo personal es un alivio a nivel mental y físico. Hacer un parón en el ritmo frenético de Londres es siempre bienvenido, a pesar de las circunstancias. Profesionalmente, activo, generando ideas y preparando proyectos.
M: La verdad que este tiempo de encierro me ha venido como caído del cielo porque estoy escribiendo mi primer disco, y la verdad que he aprovechado el tiempo al máximo para componer. Obviamente me hubiese gustado que fuera en otras circunstancias, pero bueno€

P Entre el Brexit y la pandemia, vaya un 2020 se está quedando. ¿Sois optimistas cara al futuro? ¿Hay motivos para esperanza?
R P: Somos positivos y creemos que esto acabará pronto, por lo que estamos motivados a volver al trabajo y a nuestra rutina. En cuanto al Brexit, poco se puede hacer en una situación tan frustrante. Veremos en qué acaba todo esto.

P ¿Es más difícil o igual que aquí dar conciertos en Londres?
R M: Yo creo que es más fácil, pero también está peor remunerado, porque hay muchas bandas que quieren tocar y eso hace que los festivales y salas paguen cada vez menos a los artistas emergentes.
R P: Por lo general hay más oportunidades de tocar, el circuito es mayor y los públicos son muy diversos, y están siempre dispuestos a descubrir nuevas bandas y estilos.

P PBSR y MAVICA, además de vuestros proyectos personales, ¿compartís un proyecto común? ¿En qué consiste? ¿En qué estáis metidos ahora mismo?
R P: Sí, la verdad es que llevábamos mucho tiempo pensando en sentarnos a componer juntos, y nos ha venido muy bien para avanzar con un proyecto compartido nuevo, el cual esperamos que vea la luz muy pronto.

P MAVICA, presentas nuevo single, Ada road, incluido en un segundo EP, Send me to the water. ¿De qué va este nuevo single? ¿Hay un concepto que aglutine las canciones del nuevo EP?
R M: Creo que este EP representa una transición en mi sonido y estilo. Como casi todos los artistas, estamos en constante cambio y avanzamos en nuevas direcciones, guiados por nuestras influencias y desarrollo personal, así que creo que el concepto principal es ese. Además he tomado como referencia el mar, para transmitir esa necesidad de tomarse un respiro y volver a casa conectando con nuestras raíces.

P¿Cuál es el balance de Gone? Te permitió actuar en festivales como el Mad Cool y Vida festival.
RM: La verdad es que el resultado ha sido muy positivo, ya que para mí este EP era un conjunto de canciones que había compuesto a lo largo de los años y que simplemente quería sacar para, digamos, avanzar, y poder escribir y empezar a sacar material nuevo.

P También has vivido en Madrid y Berlín. ¿Dónde te sientes más cómoda?
R M: Creo que en ninguna de las dos. Cuando viví en Madrid no me dedicaba a la música, por lo que no puedo compararlas con las otras dos, Berlín o Londres, pero sí que echo de menos la rutina española y la vida en los bares. Berlín tampoco me llegó a convencer, por lo que de momento la ciudad que más me ha dado ha sido Londres.

P ¿Resultó especial para ti tocar en el festival La Mar de Músicas de tu Cartagena natal? ¿Eras asidua?
R M: ¡Fue uno de los conciertos más especiales que he dado nunca! Nunca había tocado en Cartagena con la banda, y hacerlo compartiendo un cartel increíble, viendo a todas las caras conocidas que me han visto crecer y a mi abuela emocionarse, es algo que nunca olvidaré. Voy a La Mar de Músicas desde hace muchos años cada vez que puedo, pero este año fue doblemente especial, porque descubrí a Silvia Perez Cruz, ¡que me hizo emocionarme como un bebé!

P Pablo, ¿cómo crees que ha evolucionado tu sonido últimamente?
R P: Creo que el tránsito hacia la estética electrónica es evidente. Me siento cómodo con el cambio de registro. La sonoridad es mucho más extensa, prácticamente infinita. Ahora mismo me interesa afianzarme en este género para poder aburrirme de él y pasar a otra cosa.

P Te han comparado con James Blake o Bon Iver. ¿Estás de acuerdo? ¿Cuáles dirías que son tus referentes?
RP: Me gustan mucho ambos. Los admiro por su manera de afrontar y malear a su gusto la canción pop. Mis referentes en este momento son Floating Points, Alessandro Cortini, Oneohtrix Point Never, Caribou, Steve Reich, Brian Eno, John Cage€

P¿Cómo ha influido Londres en vuestro estilo o tu manera de componer?
RP: Los locales son caros, y al final acabas componiendo en casa. Esto te hace más independiente y autónomo. Generas un espacio de confianza en el que te apetece crear y compartir con otros músicos amigos.
M: Creo que el hecho de estar rodeada de gente tan creativa es muy positivo; acabas colaborando con amigos, y eso te hace sentir más motivada y en el sitio adecuado.

P¿En qué proyectos estáis trabajando ahora mismo? ¿El encierro ayuda a la inspiración?
R P: Sin duda. Para mí este período es perfecto para ponerme al día con los diferentes proyectos que llevo a cabo; lo último, tres canciones que acompañan un proyecto audiovisual de mi amigo Alfonso Riera, que lanzaremos en formato EP, una colaboración con Nico Casal y MAVICA, y las nuevas canciones que Marta y yo estamos preparando juntos para nuestro proyecto en común. Además, proyectos del máster en arte sonoro que estoy realizando, y que poco a poco iré compartiendo.
M: Totalmente. ¡Me siento afortunada de estar en un ambiente productivo y que da pie a la inspiración y por supuesto a la colaboración! ¿Qué más puedo pedir?

P¿Qué grado de aceptación está teniendo vuestra música en Londres?
R P: No es fácil de saber. En general diría que positivo. La gente empatiza con tu música, la comparte, va a conciertos, compra 'merch'€ Todos estos son signos de que nos hemos entremezclado con la escena existente y de que hay un camino dibujado por el que poder continuar.
M: Supongo que, como les pasará a todos los artistas, cuanta más música saco, mayor es el feedback, tanto de Inglaterra como de España, así que eso motiva mucho a seguir trabajando y sacando cosas.

P Pablo, tengo entendido que te has montado un pequeño estudio en casa. ¿De qué herramientas dispones? ¿Cómo es eso de trabajar 'at home'?
R P: Es un arma de doble filo. Es práctico, cómodo y más barato que alquilar un espacio, pero mentalmente desafiante. Ahora mismo, varios sintetizadores, cajas de ritmos, un piano de pared, guitarras, algún cacharro secreto (organelle) y una buena tarjeta de sonido y buenos monitores. Marta ha ido incorporando grandes joyas al estudio de las que cualquier músico querría gozar. La última: el Juno-106.

P Trabajaste con algunos músicos de Sigur Rós. ¿Cómo surgió? ¿Qué tal fue la experiencia?
RP: Son cosas que solo pasan en Londres, imagino. Buscaban gente que pudiera tocar la guitarra, cantar y beber cerveza durante 8 horas al día. Me apunté. A los pocos meses formaba parte de una performance-instalación en la exposición del artista islandés Ragnar Kjartansson, de la cual Kjartan Sveinsson, ex-teclista de Sigur Rós, era compositor.

P El confinamiento provocado por el coronavirus ha hecho que aparezcan en nuestros hogares los festivales online. ¿Qué os parecen?
RM: Como proyecto filantrópico me interesa. Compartir algo que es tuyo para el disfrute y entretenimiento de los demás en estos tiempos es una necesidad, y yo siempre estaré a favor. Sin embargo, quizá estemos llegando al límite de lo que uno puede hacer sin ser remunerado.

P¿Tenéis pensado qué hacer cuando esto vuelva a la normalidad?
R P: Buscar a los míos y tomarme algo a su salud.
M: Tirarme todo el día en la calle con mi familia y amigos antes de encerrarme a grabar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Lo último Lo más leído