14 de abril de 2020
14.04.2020
La Opinión de Murcia
Entrevista
Voz y guitarra en The Yellow Melodies

Rafa Skam: "Hay un montón de bandas que rescatan el espíritu indiepop"

"Tenemos el ánimo de unos adolescentes que acaban de formar su primera banda"

14.04.2020 | 04:00
Rafa Skam: "Hay un montón de bandas que rescatan el espíritu indiepop"

Sunshine Pop EP1 es el primero de los tres EP que la banda murciana va a publicar a lo largo de este año. Se trata de una colección de canciones plagadas de luz del sol, amor y juventud, al alcance de cualquier ser sensible. Además, como novedad, la mayoría de los temas son en castellano.

The Yellow Melodies se vio obligado a aplazar el lanzamiento de su nuevo disco, Sunhine Pop EP, y reubicar el concierto de presentación que tenía previsto dar en Microsonidos y que finalmente ofreció Rafa Skam, líder de la banda, en streaming y desde casa, con un seguimiento notable. The Yellow Melodies presenta Sunhine Pop EP1, una colección de canciones plagadas de luz del sol, amor y juventud, al alcance de cualquier ser sensible.

La nueva formación de The Yellow Melodies (José Ángel Hernández a la batería, Carlos Abrisqueta a los teclados y guitarras, Antonio Clares al bajo y coros, y Rafa Skam a la voz y guitarra) atraviesa un período dulce. Quieren aprovecharlo publicando durante 2020 tres EP sucesivos y un álbum, como hicieron Belle And Sebastian con How to solve our human problems. Puro pop encantadoramente sofisticado, de ahí el título genérico. Una novedad de esta serie de EP es que la mayoría de las canciones están saliendo en castellano; entre estas destaca Ya no sueñas con ganar, que cierra el disco, un himno de marchamo Planetas, nostalgia de algo perdido, serpenteando en su «unidad de desplazamiento».

Mientras el mundo gira sin desmoronarse del todo, The Yellow Melodies nos enamoran. Permanecen protegidos en una burbuja de C-86 e indiepop, rodeados de discos de BMX Bandits, TV Personalities, los primeros Jesus & Mary Chain, Teenage Fanclub o los Primal Scream de Velocity girl. «¿Dónde está la C86?», se pregunta Rafa Skam. Con él charlamos.

P ¿Cómo llevas el confinamiento? ¿Cómo estás pasando estos días?

R Al principio lo llevaba peor, hasta que por fin me mentalicé para lo que se nos venía encima. Ahora ya mucho mejor, la verdad, haciendo muchas de esas cosas que siempre me quejo de que no tengo tiempo: ver pelis, ordenar discos, leer libros...

P Al fin ve la luz el nuevo disco de The Yellow Melodies, que sufrió un aplazamiento, aunque al final habéis decidido sacarlo en plena cuarentena. ¿Cuál ha sido la razón? ¿Se trata de una actitud frente a la crisis?

R Cuando lo subí a Bandcamp antes de que empezara todo, nos llegaron un montón de pedidos en pre-order, y tuve que retrasar la fecha de lanzamiento hasta dos o tres veces, mareando al personal, así que decidimos dejar dos fechas: una digital, el 3 de abril; y otra del disco físico, el 15 de mayo, y es que aunque tengo ya los CD aquí, me temo que hasta dentro de un mes o así no voy a poder ir a Correos a llevar los paquetes. Es también una actitud frente a la crisis, porque qué mejor época que esta, encerrado en casa, para tener tiempo de escuchar música y hacer pedidos de discos! Además, creo que nuestra música, siempre optimista, puede ayudar a sobrellevar mejor la situación.

P The Yellow Melodies presenta un mundo soleado en Sunshine Pop EP. ¿Qué es este nuevo EP? ¿Cuál es su contenido?

R Son cinco canciones de indiepop luminoso de guitarras, que reflejan la buena química que hay con la formación actual. Es también el primero de tres EP que queremos publicar este año, haciendo coincidir el último de ellos con la edición de un álbum en vinilo y CD que incluya las canciones propias de los tres EP.

P ¿Cómo habéis afrontado este disco, desde qué mentalidad, después de haber publicado Life?

R Hace ya más de dos años que sacamos Life, y queríamos ponernos las pilas de nuevo. Con la nueva alineación ya consolidada, he sentido la inspiración para hacer nuevas canciones. Cada vez que llego a los ensayos, noto esa magia con la que salen temas nuevos fácilmente.

P ¿Qué sonido buscaban? ¿Han experimentado con nuevos elementos, instrumentos?

R No buscábamos hacer algo distinto a nuestro DNI musical. Simplemente queríamos hacer melodías bonitas y adornarlas con arreglos de cuerdas, armonías vocales, glockenspiels, teclados... Vamos, lo de siempre. Sólo nos hemos permitido alguna licencia en la versión, ya que no me suelen gustar aquellas que intentan parecerse a la original, por lo que hemos hecho Jackie en plan bailable y con cierto sabor hispano.

P Piensas que estais en un buen momento? ¿Cuál es el plan para los próximos meses?

R Creo sinceramente que sí estamos en un buen momento, porque la formación parece consolidada, y nos sentimos de ánimo como unos adolescentes que acaban de formar su primera banda. Disfrutamos en los ensayos, y vemos que todo fluye.

P En Sunshine Pop incluís una versión de Jackie de Scott Walker. ¿Cuál es la razón de haber elegido este tema que escribió Jacques Brel? ¿Va a haber más versiones en próximas entregas?

R Es una versión que me imaginaba hace tiempo en plan dance, muy distinta al aire clásico y crooner de la original, que me encanta, y luego ya encima le metimos en el estudio una guitarra española para darle un sabor de la tierra. Cada EP tendrá cinco canciones: cuatro propias y una versión. Las versiones serán de artistas o bandas que admiramos y que nos han dejado en los últimos tiempos, así que ya podéis ir haciendo quinielas para las de los dos siguientes EP.

P Otra novedad de esta serie de EP es que la mayoría de las canciones están saliendo en castellano. ¿Cómo sienta el idioma de Cervantes al pop de The Yellow Melodies?

R Yo creo que bien. Es algo que he buscado en los últimos años sin éxito, pero parece que ahora he dado en la tecla, y me siento a gusto. Con Life incluso llegamos a hacer una mezcla de todos los temas en castellano, pero no nos convenció el resultado. Ahora sí.

P ¿Haréis también otra versión de estas nuevas canciones en inglés, puesto que sois muy dados a publicar en sellos internacionales?

R No. Creo que las melodías están por encima del idioma en el que estén cantadas. Primero es la melodía, que es lo principal, y la letra fluye a continuación en un idioma u otro, en el que quede mejor. El otro día, hablando con Daniel Wylie de Cosmic Rough Riders, me comentó que prefiere a los grupos españoles que cantan en español. Esto no quiere decir que ya no vayan a salir más canciones en inglés. De hecho, no sabemos en el futuro si mezclaremos ambas lenguas, si nos arrepentiremos y volveremos al inglés, o si todo saldrá en castellano.

P ¿Qué anima el espíritu de estas letras? ¿Seguís manteniendo ese aire positivo marca de la casa?

R Efectivamente, creo que tanto las letras (salvo la de Ya no sueñas con ganar) como los arreglos y el sonido, en general, tienen energía positiva y buenrollista, por eso incluso lo del título genérico de 'Sunshine pop'.

P Ya no sueñas con ganar, la canción que cierra el disco, suena a himno de marchamo Planetas, nostalgia de algo perdido, sin darte cuenta de que todo se vuelve raro. ¿Qué la inspiró?

R Es la canción más triste del disco; refleja ese momento en el que tiras la toalla y dejas de soñar, de luchar, todo te da igual y entonces te acomodas y te dedicas simplemente a ver las cosas venir. Alguna vez me he visto así, y quizá la canción sea como un antídoto para salir de la zona de confort de la que habla la letra.

P Y mientras el mundo gira, The Yellow Melodies parece que permanecen protegidos en una burbuja de C-86 e indiepop. ¿Es un homenaje a aquella generación antecedente del indie?

R Sí, un homenaje y una reivindicación del talento y la actitud sobre la pericia al instrumento. Adoro todas esas bandas del C-86 y del indiepop, ese sonido al que al final acabas enganchado y que poco tiene que ver con el siempre aburrido y uniforme patrón sonoro que ofrecen las radiofórmulas.

P ¿Hoy en día ser indie ha dejado de ser un valor por sí mismo para convertirse en una etiqueta más? ¿Dónde está el C-86?

R Eso parece, sobre todo en nuestro país, en el que a todo se le llama 'indie', perdiendo totalmente la esencia del término original. Sin embargo, pienso que el C-86 y el indiepop auténtico siguen estando ahí, y hay un montón de bandas hoy en día que rescatan ese espíritu, ese sonido. Sólo hay que buscar un poco, y no precisamente en los grandes festivales de verano, cada vez más acomodados repitiendo hasta la saciedad el mismo cartel. Hay grupazos nuevos que recrean ese sonido hoy en día y que me encantan, como Jeanines, Seablite, A Certain Smile, Melenas, Model Shop, Red Red Eyes, The BV's, Young Scum, Pale Lights, Sea Pinks,... Y hasta hay festivales donde se puede disfrutar de casi un 100% de las bandas, como en Indietracks o Wales Goes Pop, en el Reino Unido, o como en el Madrid Popfest o el Ruidismo en nuestro país.

P El disco lo presentaste el día del estreno, solo, por el confinamiento, con un concierto en streaming. ¿Qué tal fue? ¿Cómo solventaste los problemas técnicos?

R Teníamos fecha de concierto en Microsonidos el sábado 4 de abril. Hemos visto estos días cómo todos los conciertos y festivales de aquí al verano se han tenido que aplazar o suspender. Yo no quería cancelarlo, así que se me ocurrió la idea del streaming. Era la primera vez que hacía algo así, y todo se hizo improvisando un poco con los medios y conocimientos que tenía en casa. Ya no es sólo que no estuviera con el resto del grupo, sino que el equipo para la ocasión tampoco era de 'última generación', y lo tuve que retransmitir a través del móvil, además de no contar con guitarra acústica, ni pedales, ni micros, pero, a pesar de todo, estoy muy contento con el resultado. Toqué algunas canciones de discos antiguos y el EP nuevo al completo; me atreví incluso con la versión, que no había ensayado nada, y que no creo que hagamos en directo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.