10 de abril de 2020
10.04.2020
La Opinión de Murcia
Coronavirus

Los músicos de la Región, en casa (VI): Al Dual y Kracauer

Al Dual y Juan F. Cerdá, de Kracauer, nos cuentan qué hacen durante su confinamiento

10.04.2020 | 04:00
Los músicos de la Región, en casa (VI): Al Dual y Kracauer

Tiempos nuevos, tiempos salvajes, cantaban Ilegales. La pandemia del coronavirus ha llegado con una fuerza letal que ha obligado al confinamiento de más de la mitad del planeta. Los músicos tampoco son ajenos a esta novedad encerrados en sus casas, con planes y giras truncadas de golpe, con las preocupaciones ante la incertidumbre. Nos cuentan cómo lo llevan y envían ánimos y canciones a través de sus redes sociales para resistir, para transmitir esperanza. Como diablo cojuelo que levanta los tejados de las casas, nos hemos metido en sus hogares para averiguar cómo pasan el aislamiento y cómo planean retomar la actividad cuando esta pesadilla acabe. Ahora la música es más importante y beneficiosa que nunca.

1. ¿En qué ciudad estás y cómo pasas el encierro? ¿Recomiendas algún libro, disco, peli o serie para hacerlo más llevadero?

2. ¿Cómo te ha afectado esta situación a nivel personal y profesional?

3. El coronavirus ha hecho que aparezcan en nuestros hogares los festivales on line. ¿Qué te parecen?

4. ¿El encierro ayuda a la inspiración? ¿Te ha dado para componer cosas nuevas?

5. ¿Tienes pensado qué hacer cuando esto vuelvo a la normalidad?

Al Dual

1. Hola a todos, amigos. Estamos confinados en la ciudad de Madrid, concretamente a las afueras de Leganés (la llamada Zona Cero). Es terrible lo que día a día se está viviendo aquí. Para estos difíciles días de confinamiento recomiendo una gran obra maestra, Adagio para cuerdas (Op.11), de Samuel Barber. Película, El quimérico inquilino, de Polanski. Un libro, Aforismos, de Emile Cioran, Del inconveniente de haber nacido.

2. A nivel personal, es increíble lo que recapacitas en estos días. Por el momento disfrutar de mi familia y disfrutarla como nunca. A nivel profesional tengo muchísima incertidumbre de qué va a suceder. Aún así, sigo trabajando, componiendo nuevas canciones, también ultimando la salida del nuevo disco, que saldrá en el mes de octubre.

3. Para ser sincero, quiero pensar que la existencia y el hombre no se ha detenido. Cada uno entiende y le resuenan los mensajes de manera distinta; el mío es la discreción y quedarme en estado de quietud. Lo que más enseña este mensaje es a apagar los egos, y al parecer es lo contrario a lo que estoy viviendo en las redes. No me gusta la idea de los festivales online. A dos kilómetros de mi casa mueren 400 personas al día. Creo que no es momento de festejar nada.

4. Estoy retomando una parte de la composición. Es como un juego, un experimento. Se trata de dejar caer tus manos sobre el piano de manera libre, como el que no sabe y busca el momento. Grabando acorde a acorde, todo improvisado, así sucesivamente. En el momento que lo tienes, viene el juego, buscarle la línea melódica. Me entretiene más que el sudoku, y, verdaderamente, te estruja la cabeza al máximo. Uno de estos experimentos ha concluido en una interesante balada titulada As I Dreamed, con letra de mi amigo y productor Nigel Walker.

5. Por el momento, no puedo hacer planes de nada, la industria musical está paralizada y en constante cambio. Supongo que lo primero que haga cuando todo esto termine es dar las gracias a Dios y a la existencia por esta nueva oportunidad de seguir dándonos la vida y de ser mejores personas.

Juan F. Cerdá, de Kracauer

1. Estoy en Las Torres de Cotillas, cuna del jazz y del indie, y paso el encierro teletrabajando, durmiendo, limpiando, haciendo manualidades y discutiendo mucho. Si os pasaba lo que a mí, que no habíais visto Better Call Saul, estáis perdiendo el tiempo. Dos metros bajo tierra, Los Soprano, Halt and Catch Fire y, ahora, Better Call Saul. Es mi 'hall of fame'. Es cien veces mejor que Breaking Bad.

2. En lo profesional soy de esos afortunados a los que siguen ingresándole la nómina, y por ser esta época del año puedo hacer todo mi trabajo desde casa. En lo personal, creo que, como a todos, esto nos ha puesto un poco en nuestro sitio. En teoría esto debería hacernos reflexionar, aprender y salir con ideas claras para mejorar como individuos y como comunidad. Pero si no lo hicimos en el 2008, tampoco veo por qué lo vamos a hacer ahora. O sea que aguantando el tirón.

3. Pues en estos festivales noto mucha ansiedad y mucha incertidumbre. Cientos de músicos que nos hemos quedado un poco sin saber qué hacer, porque las vías de contacto se han visto reducidas a las redes sociales. Y si algunos se quejaban de la saturación de festivales en verano, esto es como tener dos mil bandas tocando en la misma plaza del pueblo, y a la vez. Pero es que a los músicos nos comen las ganas de tocar, y de que nos escuchen. Perdonadnos, por favor.

4. A mí me ha pasado al revés. Venía muy inspirado y había guardado estas semanas en el calendario para maquetar un montón de temas nuevos, pero ahora las prioridades han cambiado, y tengo que encargarme de los míos. No pasa nada. Las notas de voz del móvil pueden esperar un poco más.

5. No tengo ni idea, pero quiero pensar que después del encierro vendrá una etapa marcadamente dionisiaca. Estaría bien alargarla hasta que llegue la siguiente crisis. Mucho ánimo a todo el mundo, y muchas gracias a los que seguís apoyando y escuchando música en estos tiempos tan extraños.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.