20 de enero de 2020
20.01.2020
Entrevista
Espectáculos

Emilio Aragón: "El circo tiene ese halo mágico que no tiene competencia"

"Mi padre me acompaña cada día en mi corazón y en mi pensamiento. Obviamente, en una carpa, todavía más", asegura el director artístico de 'Circlassica'

20.01.2020 | 04:00
Emilio Aragón lleva la dirección artística del espectáculo 'Circlassica'.
Circlassica
  • Lugar: Teatro Circo, Cartagena.
  • Fecha: Del 23 al 26 de enero.
  • Precio: Desde 25 euros.

Artista. Ya no es Milikito, aunque podría. La vitalidad del que fuera el rey del entretenimiento en televisión con veintipocos años permanece intacta. Está de gira con Circlassica, espectáculo que ha dirigido artísticamente y con el que ha reexplorado sus orígenes casi cuarenta años después. Estará del 23 al 26 de enero en el Teatro Circo de Cartagena.

Después del éxito conseguido en Madrid con 185.000 espectadores, el espectáculo Circlassica dirigido por Emilio Aragón, se podrá ver en el Teatro Circo de Cartagena del 23 al 26 de enero.

Productores de Sonrisas ha querido rendir homenaje con Circlassica al 250 aniversario del circo moderno y «a todos esos artistas que un día se atrevieron a soñar, desafiando a Newton y sus leyes, convirtiendo lo imposible en posible, emocionando, y en definitiva, haciendo felices a los demás», asegura la compañía.

Circlassica nos traslada al corazón del circo y al mágico mundo de Nim y Margot. Nim, un joven payaso bonachón e ingenuo, al que le gusta pintar, sueña y suspira por el corazón de Margot, la bailarina, y va a hacer todo por enamorar a su amada. Personajes inspirados en dos artistas referentes del circo, Gabriel Aragón (España 1830-1915), más conocido como Pepino o El Gran Pepino, creador de la escuela de los payasos musicales y Virginia Foureaux (Suecia, c.1850-1930) ecuyere o acróbata ecuestre; juntos iniciaron, la más famosa dinastía de payasos españoles: la popular Familia Aragón.

Emilio Aragón, uno de los profesionales más reconocidos en el panorama artístico y de la comunicación audiovisual en España, es el director artístico de Circlassica.


¿El mundo del circo necesitaba a Emilio Aragón por su 250 aniversario?
En absoluto, el circo goza de buenísima salud. Somos los artistas los que necesitamos de él. Afortunadamente, vivimos un renacimiento. Hay talento joven que lo está reinventando.

Después de tantas idas y venidas, ¿cómo es posible que el circo haya sobrevivido habiendo surgido múltiples nuevas vías de entretenimiento?
Porque el circo tiene ese halo mágico que no tiene competencia. Rescata y da voz a ese niño que todos tenemos silenciado debajo de nuestras preocupaciones de adultos.

Realmente, ¿es el mayor espectáculo del mundo como se solía decir o ese discurso ya ha quedado desfasado?
Creo que la expresión se refiere a la magia y a la capacidad que tiene el circo de hacernos soñar. En eso sigue siendo muy grande.

Continúa sirviendo como antídoto contra todo el ruido exterior, desde luego.
Cualquier expresión artística lo es. Pero sí, sin duda el circo logra emocionar a todos por igual.

¿El sentido del humor goza de buena salud en España?
El sentido del humor de una persona es un indicador de su capacidad de encajar los golpes que la vida nos da. Poderse reír de uno mismo nos sana. Pero cada uno sabe dónde está su límite.

Lleva toda una vida haciendo cosas sin parar, sin embargo, tenía miedo de enfrentarse a la dirección de Circlassica. Si mal no recuerdo, rehuyó del asunto durante casi un año y medio.
Circlassica suponía un viaje más allá de lo profesional y necesité tiempo para decidirme. Ahora solo puedo estar agradecido al viaje y a los compañeros de viaje: Manuel, Rafa, María y toda la maravillosa compañía. He recibido más de lo que he podido dar.

Para encontrar nuestro camino quizá sea necesario atravesar nuestros miedos.
R Estoy de acuerdo, la vida merece la pena ser vivida con coraje.

¿A soñar se aprende?
No exactamente. Creo que todos tenemos la capacidad de soñar, pero la vida, en ocasiones, nos vuelve más realistas, serios y preocupados. Es entonces cuando algunos tienen más suerte y siguen pudiendo soñar.

Creció rodeado de payasos, acróbatas y trapecistas. Tras casi 40 años sin pisar una carpa, vuelve a sus orígenes. ¿La infancia es uno de esos lugares a los que siempre hay que regresar?
Curiosamente, por culpa de mi padre, viví rodeado de cámaras, luces y decorados de televisión. Mi padre comenzó a hacer televisión en 1949. Él trasladó mucha de la magia del circo a la pequeña pantalla. Y sí, la infancia es una etapa que conviene revisitar de adulto para terminar de colocar. Tanto si se ha tratado de un infancia feliz o no tan feliz. En el primer caso para seguir agradecido a la vida y en el segundo para curar las heridas.

Me imagino que se habrá reunido con su padre a cada paso, en cada esquina.
Mi padre me acompaña cada día en mi corazón y en mi pensamiento. Obviamente, en una carpa de circo todavía más. Le he tenido muy presente en todo el proceso.

El hilo conductor del espectáculo es la historia de amor de un payaso y una bailarina, inspirados en sus bisabuelos, el Gran Pepino y Virginia Foureaux. ¿Qué significa para usted la familia?
No se trata de hacer una defensa a ultranza de la familia o de los orígenes desde un lugar arrogante. Mi acercamiento a la familia y mis antecesores es desde una mirada respetuosa a su talento, agradecida a su mirada abierta ante la vida. Es fruto de la conciencia que hoy, como adulto, tengo de lo difícil que es tejer redes de afecto y respeto.

La suya es una carrera imparable. Ha tocado todos los campos. Da la sensación de que ha vivido más vidas que nadie.
Pues quizás sea solo eso, una sensación, porque, aunque es cierto que soy una persona inquieta, también lo es que mi vida es muy normal y tranquila. Ahora disfruto de una abuelidad maravillosa.

Para hacer todo lo que ha hecho e inmiscuirse en tantos mundos diferentes debe de ser una persona con mucha confianza en sí misma.
En absoluto, soy muy inseguro, pero muy tenaz. El papel en blanco me asusta y me reta a partes iguales. Pero siempre elijo atravesar el miedo porque sé que después llego a un lugar mejor.


Un espectáculo entre lo clásico y lo vanguardista

Circlassica es un espectáculo entre el clasicismo de los grandes circos tradicionales europeos y la vanguardia de las propuestas más actuales. De hecho, los creadores del diseño de vestuario se han inspirado en los trajes de circo clásico, buscando de cada disciplina circense el 'traje icónico', ese que todos tenemos en la cabeza, usando en la confección técnicas de sastrería clásica y reproduciéndolo lo más fiel posible. El atrezzo y los complementos decorativos clásicos han sido trabajados y cuidados al detalle, recurriendo a anticuarios para conseguir elementos como galones dorados, alamares, botones vintage, etc. La escenografía, por su parte, ha sido inspirada en los antiguos chapitós de circo, predominando entre sus colores, el rojo y el blanco. 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.