14 de noviembre de 2019
14.11.2019
La Opinión de Murcia
Entrevista

Pepe Fuentes: "La memoria se convierte en materia literaria cuando mezclas la experiencia con la ficción"

"Todos los relatos de 'Una melena rubia en el hospicio' tienen un denominador común: el aroma del territorio y la magia que tienen nuestras tierras altas de Murcia"

13.11.2019 | 19:47

Tras una larga carrera en la que la norma ha sido publicar acompañado, el autor caravaqueño lanzó recientemente su primer trabajo en solitario, Una melena rubia en el hospicio y otros relatos, cuyo texto principal ganó el rejuvenecido Premio Albacara. Sus experiencias vitales y su imaginario se confunden en páginas que localiza en su ciudad natal.

Retratos de vidas cotidianas, sabiduría popular, humor, crítica, mística y hasta pinceladas de reivindicación –en concreto, de la figura femenina– son los elementos con los que Pepe Fuentes ha construido su propio universo literario; una receta que, como no podía ser de otra manera, impregna el último libro del autor, Una melena rubia en el hospicio y otros relatos, cuyo prólogo está escrito por Luis Leante. En él, Fuentes recoge una serie de historias en las que sus vivencias personales se diluyen entre los productos de su imaginario, con una serie de personajes que también conviven entre la realidad y la ficción. El relato que da título a esta obra le valió al caravaqueño el Premio Albacara 2018.


¿Cómo nace el primer relato de Una melena rubia en el hospicio , ese que da título al libro?

Bueno, este primer relato tiene tintes claramente autobiográficos. Cuenta las andanzas de un adolescente en la Caravaca de 1972. Andrés acude cada tarde al asilo de ancianos para ayudar a las monjitas a repartir la cena, y esto le va permitir constatar una serie de percepciones que tiene él sobre lo que ocurre en el interior del hospicio. El trajín diario que tienen las monjas, la curiosidad y las indagaciones ante la muerte de un anciano que tiene lugar durante una de sus visitas, así como el atractivo que le provoca Sor Raquel, su monja preferida, son las cuestiones que hacen avanzar la narración. También otras vivencias que se van sucediendo y que en las página del libro se entremezclan con la descripción minuciosa de las calles, los rincones y los personajes de la Caravaca de aquella época, como Bartolo, Cipriano 'el Barrendero', Maravillas la de la Aguardiente, etc.

Sin embargo, este no es el único relato de esta obra. También se incluyen otros relatos, algunos, como éste, inspirados en vivencias reales, y otros sacados exclusivamente de su imaginación.

Es que es inevitable. Cuando se hace literatura se aprovecha la memoria, pero la memoria se convierte en materia literaria cuando mezclas la experiencia con la ficción. En la compilación que he realizado para este libro, un total de doce relatos, cada uno es totalmente independiente del anterior, o del siguiente; incluso no están escritos en la misma época. Son relatos que he ido desarrollando a lo largo de los años, aunque es verdad que tienen todos el mismo 'aroma', por así decirlo; el aroma del territorio en el que tienen lugar y el de la magia que tienen nuestras tierras altas de Murcia y sus personajes, algunos incluso todavía presentes en nuestro día a día. De hecho, podríamos decir que el hilo conductor es, preciamente, el territorio.

Este es su primer libro en solitario, aunque ha publicado con anterioridad otros trabajos acompañado...

Sí, he publicado con otros autores, pero generalmente ha sido por participar en certámenes nacionales en los que es habitual hacer una edición con los relatos finalistas o con las historias de los autores que han ganado en las diferentes categorías. Pero suelen ser publicaciones de escaso alcance.

En esta ocasión, tiene como 'padrino' a un escritor reconocido como su paisano Luis Leante, que firma el prólogo.

Sí. Luis tuvo la generosidad de escribir un pequeño texto para introducir el libro y yo le estoy muy agradecido. Porque, además, no escribió unas líneas para quitárselo de encima, sino que se nota que le puso sentimiento.

¿Cómo fue lo de participar en estos remodelados Premios Albacara que, por cierto, le fueron bastante amables...?

Seguramente por la conexión que tuve en mi infancia con el Club Edith Stein de los Frailes Carmelitas de Caravaca. Desde siempre he estado vinculado al Premio Albacara. En 1972, cuando empezó este certamen, ya recibí un galardón, al igual que en 1976. Luego, por la edad, no pude participar más, pero el año pasado decidieron modificar los estatutos de los premios incluyendo dos nuevas modalidades como son 'Narrativa para adultos' y 'Poesía mística', y vi la ocasión de presentar un relato y probar suerte. Al final, el jurado tuvo a bien valorar mi trabajo y darme el premio.

¿Cómo ha visto la evolución de los premios en estos últimos años?

Pues ha sido fabulosa, en parte gracias al apoyo de las empresas colaboradoras, como la editorial Gollarín, así como por el interés del Ayuntamiento por actualizar el premio y darle un poco de vida y traspasar sus propias fronteras y el ámbito escolar. Ha sido algo muy importante para los autores tanto locales, pero también para otros escritores de fuera de Caravaca. Los Albacara son unos premios históricos que se conocen en toda España por ser uno de los premios juveniles más antiguos de este país y por estar ya consolidados con 47 ediciones. Y este cambio significa un relanzamiento del propio nombre de Caravaca, así como de la figura de San Juan de la Cruz. No hay que olvidar que este patrón de los poetas españoles es un referente, no solo para nuestra cultura, sino también para otras.

A U na melena rubia en el hospicio y otros relatos todavía le queda mucha vida, pero... ¿tiene ya algo en el tintero?

Sí que tenemos varias cosas, sí. He escrito desde siempre, aunque nunca he tenido demasiada ambición por publicar porque mi mayor obra literaria es poética, y publicar poesía es complicado... Pero en los últimos años –no sé si será cosa de la edad...– sí que me motiva publicar por aquello de tener un poco de feedback con el lector y que me lleguen de regreso las informaciones de si mi trabajo gusta o no gusta. Así que, bueno, el proyecto que estoy casi concluyendo ahora es también sobre este territorio, y se trata de una novela histórica basada en la época ibero-romana de Caravaca. Estoy trabajando ya en los últimos detalles...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.