12 de octubre de 2019
12.10.2019
Exposición

Un camino de baldosas amarillas lleva desde ayer al Café Ficciones de Murcia

Una treintena de creadores murcianos rinden homenaje a la película de Victor Fleming en su 80 aniversario con una variada exposición en el local

11.10.2019 | 20:16
Un camino de baldosas amarillas lleva desde ayer al Café Ficciones de Murcia

Este verano se cumplieron ochenta años del estreno de El Mago de Oz, de Victor Fleming, una obra cumbre en la historia del cine y, hoy día, referencia ineludible de toda producción enmarcada dentro del género fantástico. Y es que la historia de Dorothy, curiosamente, fracasó en la taquilla americana, aunque gozó de una gran acogida en Europa que acabó por convertirla en una cinta de culto, tanto a nivel técnico, narrativo y musical, como visual. Por ello, no es de extrañar que un nutrido grupo de ilustrados, grafiteros y collagistas murcianos hayan querido rendirle homenaje con motivo de la efeméride; y, claro, qué mejor sitio para presentar sus tributos que en el Café Ficciones de la capital del Segura...

La muestra, en la que destacan nombres como los de Mara Mira, Bran Sólo, El Dibujo, Alba Flores y Miriam Martínez Abellán –y así hasta un total de 28 artistas– y una amplia variedad de ténicas, recoge la visión particular de cada uno de los firmantes sobre un filme sujeto a diferentes interpretaciones y lecturas. «El apego al hogar, la búsqueda de una vida mejor, el paso de la niñez a la edad adulta, el cambio, la superación..., pero sin duda la conclusión y mensaje más importante es el de perseguir tus sueños», explican los organizadores de la muestra, que han dado libertad a los artistas para trabajar con los conceptos que más les interesaran. Además, durante la inauguración –a la que asistieron buena parte de los artistas y un importante grupo de curiosos– se descubrió un collage de gran formato realizado sobre una de las paredes del local y que permanecerá en Ficciones de manera permanente. Su autora, Electric Girl.

La muestra podrá visitarse en la céntrica cafeteria-videoclub hasta el 11 de noviembre; espacio que, como advirtieron los creadores allí congregados, es, desde este viernes, el final de un camino de baldosas amarillas. A elección del espectador queda seguirlo o no, pero nunca está de más visitar de vez en cuando un reino (pictórico) de fantasía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.