13 de septiembre de 2019
13.09.2019
Música

Omara Portuondo se despedirá del Jazz Cartagena

La diva del Buena Vista Social Club ha anunciado que la de este año sea posiblemente su última gran gira por escenarios internacionales, por lo que el festival ha decidido que sea ella la imagen del cartel y quien inaugure su próxima edición

13.09.2019 | 04:00
Omara Portuondo se despedirá del Jazz Cartagena

Simplemente hay que poner en cualquier buscador de Internet 'Omara Portuondo' y 'Cartagena'. Aparecen decenas de entradas. Desde que la diva cubana actuará por vez primera en La Mar de Músicas de 1998, en el Especial Cuba, han sido numerosas las presentaciones de la novia del filin en la ciudad portuaria. Y es que un acuerdo entre Paco Martín, director de La Mar de Músicas y del Cartagena Jazz Festival hasta 2018, y la reina del Tropicana, en el que el programador se comprometía a traerla con todos sus proyectos, ha creado un vinculo muy especial entre Cartagena y Omara. Así que, el año en el que la diva del Buena Vista Social Club ha anunciado que posiblemente esta sea su última gran gira por los escenarios internacionales, la ciudad que tantas veces la ha acogido, necesita despedirse de ella. Por ello, Portuondo será la encarga de inaugurar la 39 edición del Cartagena Jazz Festival, que además le dedica su cartel anunciador, obra de la ilustradora Cristina Gil Abenza.

La gira que la devuelve a Cartagena tiene el título de Omara es Cuba – El Último Beso, donde recoge lo mejor de su obra musical, por lo que el próximo 1 de noviembre –fecha elegida para el concierto de la cubana en la ciudad trimilenaria– será una ocasión imperdible para ver en directo a toda una leyenda de la música en la que será posiblemente su última visita a nuestro país. Además, según ha anunciado la organización, estará acompañada sobre el escenario, entre otros, por otro conocido de los festivales de Cartagena, el pianista cubano Roberto Fonseca.

Una figura irrepetible

Fuera del escenario, Omara Portuondo es una anciana que se mueve con algo de dificultad –el tiempo no pasa en vano por nadie, y ella nació en octubre de 1930, por lo que cuando actúe en Cartagena acabará de cumplir 89 años–, pero dentro de él es como si los dioses le dieran una nueva personalidad. Lo saben bien los aficionados de la ciudad portuaria, que la vieron por última vez en 2016 junto a Diego El Cigala y, dos años antes, en 2014, recibió el premio La Mar de Músicas por «su capacidad interpretativa y su transmisión de la música popular cubana». Pero sus actuaciones en Cartagena han sido mucho más numerosas... Por aquí ha actuado junto a Chucho Valdés, o acompañando a sus compañeros del Buena Vista Social Club, el proyecto que internacionalizó la música cubana. Pero la primera vez que Omara pisó Cartagena fue en una noche muy especial para la música en la ciudad, aquella en la que La Mar celebraba un Especial Cuba y la novia del filin actuó junto a Compay Segundo. Corría el año 1998.

La cantante, incansable, lleva casi siete décadas en el mundo del espectáculo y ello no merma su capacidad de trabajo. Al contrario, se crece cuando el público está frente a ella: «El amor del público que viene a mis conciertos es mi energía para seguir cantando», dice. En todo este tiempo, ellos la han conocido como la leading lady de Buena Vista Social Club, como la novia del filin y como la bailarina estrella del cabaret Tropicana. Y ahora, a sus casi 90 años todavía vive por y para el bolero, el danzón y la habanera.

A los 17 años se convirtió en una de las voces más importantes de su país en bandas como Loquibambla Swing o Las d'Aida, cuarteto con el que creó un nuevo estilo conocido como 'feeling', una fusión de jazz y bossa nova. Desde entonces, viene enamorando a los amantes de la música con su voz suave, de ritmo pausado, y un don de gentes que la edad no será capaz de frenar.

Portuondo tiene historias, cientos de recuerdos en los que bucea para retratar su vida, aunque la grabación del disco Buena Vista Social Club en 1996, producido por el guitarrista norteamericano Ry Cooder, supuso un antes y un después. Se convirtió en la dama del bolero cubano y su voz se empezó a oír en el mundo entero. Dos años después llegó la filmación del documental homónimo bajo la dirección de Wim Wenders, que grabó su actuación en el Carnegie Hall de Nueva York. Ese mismo año pasó por La Mar de Músicas que celebraba un Especial Cuba y donde la gran dama del bolero actuó junto a Compay Segundo, Eliades Ochoa, Juan Perro o Martirio entre otros.

Con semejante trayectoria, es todo un privilegio volver a tenerla por aquí, y que sea ella la encargada de inaugurar un festival, el Jazz Cartagena, que dará a conocer la próxima semana el resto de los nombres que acompañarán a la cubana entre la nómina de artistas de una edición que quedará para la historia por ser la última de Omara Portuondo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.