12 de septiembre de 2019
12.09.2019
Arte

Araceli Reverte encuentra a Salzillo

La artista peruana interpreta con sus pinceles la obra del maestro imaginero en el museo que lleva su nombre en Murcia

11.09.2019 | 19:31
Araceli Reverte encuentra a Salzillo

Francisco Salzillo es, para infinidad de artistas –sacros o no– una influencia total. «Nuestro imaginero más universal», como se refirió a él ayer José Ballesta, es una inagotable fuente de inspiración y, consecuentemente, el Museo Salzillo de Murcia, un lugar de peregrinaje ineludible para aquellos que quieras conocer su obra. Sin embargo, quienes visiten hasta mediado de diciembre este espacio, en la céntrica plaza de San Agustín, junto a la Iglesia de Jesús, encontrarán –además de las tallas del escultor que allí se conservan– una oportunidad de contemplar su obra desde una óptica diferente; en concreto, a través de los ojos de Araceli Reverte.

Y es que desde ayer, Salzillo comparte espacio con la artista peruana –aunque de raíces murcianas–, quien, no obstante, no ha querido ni mucho menos desplazar la vista de quienes paseen por el museo durante los próximos meses; es más, la colección que muestra allí viene a indagar en torno a algunas de las grandes obras del imaginero, como los nueve pasos de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús, así como otras esculturas del escultor murciano que ahora pueden disfrutarse también a través de las pinturas y dibujos intimistas de Reverte.

Bajo el título A solas con Salzillo, la exposición está formada por veintidós óleos sobre tabla, una serie de cuadros definidos por manchas cromáticas en las que emergen las famosas imágenes del escultor murciano, y por 24 bocetos a lápiz y rotulador. Se trata del trabajo que la artista nacida en Lima pudo realizar desde febrero de este mismo año hasta mayo cuando estuvo pintando en el propio museo con el fin de presentar una obra para la exposición colectiva que conmemoró el XX Aniversario del Museo de la Ciudad. Finalmente, representó La Verónica, aprovechando su estancia en la Iglesia de Jesús –que forma parte del Museo Salzillo–, pero quedó atrapada por el maestro y continuó estudiando el resto de los pasos de la Cofradía de Jesús.

«Nos encontramos ante una exposición en la que emergen las famosas imágenes de nuestro imaginero más universal, como son San Juan y La Verónica, que procesionan el Viernes Santo», destacó el alcalde de Murcia ayer durante la presentación de esta colección, que incluye seis fotos de la artista dibujando. El primer edil, por cierto, recordó que «esta exposición se celebra en un espacio emblemático, un museo cuyo origen se remonta al siglo XIX y que forma parte del Itinerario Turístico de la Muralla Árabe de Murcia, descubriendo los vestigios de la Murcia Medieval, siguiendo el trazado de la antigua muralla».

Por su parte, la experta y exdiputada María Teresa Marín Torres señala en un escrito realizado para la ocasión que Araceli, con este trabajo, «se adentra, A solas con Salzillo, en la atmósfera de penumbras y claridades que atesora un lugar de devoción amén de conservación de obras maestras de la Historia del Arte. La shoras que ha pasado allí, en la calma que acompaña la necesaria meditación para apresar la caprichosa transitoriedad de la sugestión artísticas, han conquistado de tal manera su espíritu que, fascinado, le han hecho redescubrir a otros grandes maestros del barroco español, como es el caso de Velázquez, inspiración que se encuentra en formas nítidas de anatomías y posese como en el soldado de La Caída. Pero también los valores atemporales del clasicismo helenístico presentes en el Ángel de la Oración, como en los Dioscuros del Quirinal o la Victoria de Samotracia, o el mismo San Juan con respecto al Apolo del Belvedere, de similar postura y análoga belleza y eterna juventud, como ya señalara uno de los primeros biógrafos del escultor, Luis Santiago Bado».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.