10 de junio de 2019
10.06.2019
La Opinión de Murcia
Literatura

Pub La Calle, historias de una época

Antonio Eladio Montiel ha recogido en su libro 'Historias de La Calle y otros relatos' anécdotas de este local ubicado en Cieza que abrió en 1987

09.06.2019 | 19:07
Antonio Eladio Montiel posa con su libro 'Historias de La Calle y otros relatos' en el pub ciezano.

Tras el acto de presentación, tuvo lugar una fiesta ochentera a la que asistieron más de 300

La Calle era uno de esos locales de copas que permanece intacto en la memoria de una generación de ciezanos que tuvo la suerte de vivir en juventud los añorados años ochenta. Ubicado en el corazón de la 'Movida ciezana', el Pub La Calle era eso, un bajo comercial convertido en una calle y adornado con señales de tráfico, semáforos y pasos de cebra. En un lateral estaba la barra y, sobre el asfalto, la pista de baile.

Antonio Eladio Montiel, conocido popularmente en Cieza como 'Monti', tuvo la feliz idea de abrir el local en 1987. «Había una puerta, una reja, un policía, un cajero automático, una pared con un grafiti, una cartelera de cine, papeleras... en definitiva, una calle al uso de aquella época», relata el promotor de aquella feliz idea.

Ahora, 30 años después, Antonio Eladio ha decidido contar toda la historia en Historias de La Calle y otros relatos, un libro que acaba de ver la luz y cuyo acto de presentación terminó con una gran fiesta muy ochentera a la que asistieron más de 300 personas y que estuvo presentado por el propio autor, por el catedrático Bartolomé Marcos y por el periodista José Luis Vergara. «Allí marcamos una época, iba mucha gente y lo pasábamos muy bien con situaciones muy divertidas y anecdóticas que he creído que no debían dormir para siempre en el pensamiento y, por eso, he decidido plasmarlas en este libro», cuenta Montiel.

Libre de drogas y con un ambiente sano, el Pub La Calle era el lugar perfecto para pasar los fines de semana; pero eso sí, haciendo gala del dicho que dice que el municipio de Cieza es uno de los que más cerveza consume. «Que no le quepa duda a nadie. A menudo nos quedábamos sin existencias y recuerdo especialmente un Viernes Santo con más de 500 personas dentro y fuera del pub que consumieron doce barriles de cerveza y cientos de quintos, tercios y todas las existencias».

El Pub La Calle de Cieza cerró en 1992, como lo hicieron paulatinamente todos aquellos locales de una década felizmente aferrada a la vida de todos aquellos que se encuentran entre los 40 y los 60 años. Dicen que recordar es volver a vivir. El libro de Antonio Montiel Historias de La Calle y otros relatos nos puede hacer retroceder, aunque solo sea en pensamiento, a aquellos maravillosos años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook