17 de abril de 2019
17.04.2019

¿Es bueno escuchar música mientras estudias o trabajas?

Algunos estudios respaldan que rendimos peor con música, mientras que otros destacan sus beneficios

17.04.2019 | 10:49
Descubre las ventajas e inconvenientes de estudiar con música.

Muchos estudiantes necesitan tener música de fondo mientras estudian o repasan la lección. Sienten que las notas musicales los llevan a un estado de concentración que no consiguen alcanzar con el silencio.

Sin embargo, en el otro extremo, están aquellos alumnos que se distraen con cualquier sonido, especialmente el de la música y les es imposible centrarse en el temario.

¿Quién de ellos está en lo cierto? La ciencia ha investigado ambos casos.

El efecto Mozart

A principios de los años 90 se desarrolló la teoría de que escuchar música clásica hacía que las personas fueran más inteligentes, lo que se apodó como Efecto Mozart.

El doctor Gordon Shaw llevó a cabo una investigación sobre la capacidad del cerebro para el razonamiento espacial. En un estudio de campo realizado en 1993 comprobó que un grupo de universitarios aumentó su capacidad intelectual hasta nueve puntos tras escuchar la "Sonata para dos pianos en Re mayor de Mozart".

El hallazgo dio lugar al desarrollo de juguetes con música clásica para niños, así como recomendar a mujeres embarazadas que colocaran audífonos en su barriga para que los bebés escucharan este tipo de melodía, ya que supuestamente les hacía más inteligentes.

Durante un tiempo se recomendó a las embarazadas ponerse auriculares en la tripa para que el bebé escuchara música clásica. Foto: Shutterstock

Tiempo después se demostró que el efecto Mozart podía ser engañoso ya que los estudiantes sólo fueron evaluados en inteligencia espacial, que es sólo un tipo de inteligencia que se relaciona con la capacidad de identificar colores, líneas, formas, espacios...

Un equipo de investigadores recopiló los resultados de 40 estudios realizados sobre el Efecto Mozart y halló poca evidencia de que escuchar música clásica realmente ayudase al desempeño de tareas específicas. En definitiva, no se ha demostrado que escuchar música clásica, o cualquier otra música en realidad, haga a una persona más inteligente o más inteligente.

La música mejora el humor

Quizás la música no nos haga más listos, pero sí mejora nuestro humor y nos hace más felices. Escuchar música desencadena la liberación de dopamina en nuestros cerebros. La dopamina es un neurotransmisor que promueve sentimientos de felicidad y emoción.

Quizás la música no nos haga más listos, pero sí mejora nuestro humor y nos hace más felices. Foto: Shutterstock

Algunos estudios coinciden en que las personas pueden ser mejores a la hora de resolver problemas cuando están en un estado de ánimo positivo en comparación con cuando están en un estado de ánimo negativo o neutral. Por lo que puede convertirse en una buena aliada a la hora de afrontar retos en el trabajo o en el estudio.

Ventajas e inconvenientes de estudiar con música

En definitiva, la música puede tener efectos tanto positivos como negativos en el estudio, dependiendo del estudiante y el tipo de música. Si se distraen fácilmente, lo más probable es que los estudiantes eviten la música para que puedan concentrarse en su trabajo. Por el contrario, los estudiantes que funcionan mejor como multitarea pueden encontrar que la música les ayuda a concentrarse mejor.

Beneficios de estudiar con música

  • La música que es tranquila y relajante puede ayudar a los estudiantes a vencer el estrés o la ansiedad mientras estudian.
  • La música de fondo puede mejorar el enfoque en una tarea al proporcionar motivación y mejorar el estado de ánimo. Durante largas sesiones de estudio, la música puede ayudar a la resistencia.
  • En algunos casos, los estudiantes han descubierto que la música les ayuda con la memorización, probablemente creando un estado de ánimo positivo, que indirectamente aumenta la formación de la memoria.


Inconvenientes de escuchar música mientras se estudia

La música alta o agitada puede tener efectos adversos en la comprensión de lectura y en el estado de ánimo, lo que dificulta el enfoque. Foto: Shutterstock
  • Según un estudio realizado en la Universidad de Phoenix, escuchar música con letras es bastante molesto mientras se lee, se estudia y se escribe.
  • Según otro estudio del Instituto de Tecnología de Georgia (EEUU), la memoria asociativa se ve resentida cuando estudiamos o trabajamos con música, algo que afecta a los jóvenes pero, sobre todo, a los mayores.
  • La música alta o agitada puede tener efectos adversos en la comprensión de lectura y en el estado de ánimo, lo que dificulta el enfoque.
  • Los estudiantes que usan música para ayudarlos a memorizar, a veces necesitan escuchar música mientras realizan el examen para obtener los beneficios de este método de estudio.


En resumen, si se considera que escuchar música es una distracción, es mejor no intentar usarla para convertirte en mejor estudiante o más inteligente. No obstante, si la música te relaja y te pone de buen humor, entonces acompáñate de música suave de fondo, sin letras, para que no te distraiga ni te impida estudiar de manera eficiente.


Los mejores auriculares inalámbricos

 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.