11 de abril de 2019
11.04.2019
Música

Trescientos intérpretes reivindican este domingo las bondades del canto coral

Fecorem ha organizado, con la ayuda de la app Singerhood, un concierto en el Auditorio Víctor Villegas para dar la bienvenida a la Semana Santa y poner en valor el trabajo de los diferentes coros que hay en la Región

10.04.2019 | 21:44
Trescientos intérpretes reivindican este domingo las bondades del canto coral

Trescientos cantantes se subirán este domingo a las tablas del Auditorio Regional Víctor Villegas de Murcia. Lo harán para interpretar Stabat mater, de Pergolesi, y el Requiem de Mozart, «muy apropiadas para abrir musicalmente la Semana Santa murciana». Pero, si ya de por sí la llamada suena interesante –no es fácil encontrarse con un coro o un concierto de esta magnitud–, el proyecto, liderado por la Federación de Coros de la Región de Murcia (Fecorem), tiene una motivación claramente reivindicativa –la de las bondades de la actividad coral–, una base tremendamente innovadora –todo surge gracias a una app móvil–, pero, sobre todo, una voluntad participativa.

«Fecorem engloba a todos los coros federados de la Región, y en esta ocasión hemos querido convocar a todos los cantantes de todos y cada uno de ellos», explica Luz García-Servet, secretaria de la Federación, que relata que tuvieron que tirar de ingenio para paliar las estrecheces presupuestarias de este proyecto. «No teníamos el nivel adquisitivo necesario para llevar a cabo algo así –somos una federación pequeña, de 'segunda', con pocas subvenciones...–, pero encontramos a Singerhood, una empresa que se dedica a organizar estos conciertos participativos por toda España y que, al mismo tiempo, han hecho una aplicación móvil para que los cantores puedan aprenderse en casa las partituras», apunta.

Y la idea fue un éxito. «¡Vienen incluso gente de otras regiones: Almería, Alicante...!», apunta la secretaria de la Federación, que asegura que la app está gustando «muchísimo» entre los cantores, tengan o no estudios musicales. De hecho, esa es la clave de Singerhood: «Te permite poder aprenderte una obra de envergadura como estas, y sin la necesidad de saber leer una partitura. Se le ofrece a los participantes todo el material de estudio en su móvil, y solo necesitan ponerse unos auriculares y escuchar su voz –la que les toca cantar, interpretada por una profesional– separada o resaltada sobre las demás en la combinación que tu elijas. A partir de ahí, es la memoria auditiva la que hace el resto».

Gracias a esta herramienta, Fecorem podrá juntar este fin de semana sobre uno de los escenarios más importantes de la Región a personas con un alto nivel musical –como los solistas Evelyn Johnson, Julieta Viñas, Diego Neira y Willingerd Giménez– y a otros con menos experiencia y conocimientos. «Cuando estemos allí ya colocaremos a unos con otros para que se apoyen, pero tanto para unos como para otros es una experiencia muy enriquecedora. ¡Y una ilusión tremenda! Muchos de ellos nunca se habrían imaginado que podrían estar cantando en el Auditorio», explica García-Servet.

Además, estarán apoyados por la Atlántida Chamber Orchestra y la actuación contará con la proyección de varias obras de la artista Ana Lavella, que ha prestado las piezas de forma altruista para la ocasión. Aunque lo primero, ahora, y después de trabajar las partituras en casa con Singerhood, es trabajar en grupo; porque la app está bien, pero no hay nada como verse las caras y conjuntar el coro en vivo. «Hemos sido muy férreos con el tema de los ensayos: la asistencia es obligatoria, pero la verdad es que todos están encantados. El director, Marcos Castán, ha gustado mucho: ha sabido captar y entusiasmar a los cantores, y eso hace que el nivel esté siendo muy alto. Yo creo que el domingo lo veremos reflejado en el Villegas», apunta la secretaria de Fecorem.

Por lo pronto, y tras tres ensayos en el Conservatorio –«¡No cabíamos en las salas del Auditorio!»–, todavía queda uno el próximo sábado y, el mismo domingo, antes de la actuación, el ensayo general. Y si para los cantores es un reto, también los es para la Federación. «Nunca habíamos tenido un coro tan grande. Somos una asociación sin animo de lucro, muy pequeña; este tipo de cosas siempre las ha hecho La Caixa con la Sinfónica [de la Región de Murcia], pero al ser Singerhood una empresa emergente, ha sido más asequible para nosotros y nos hemos metido de lleno», asegura García-Servet, que se sorprende cuando echa la vista atrás y recuerda que llevan siete meses trabajando en este concierto. En cualquier caso, todo el esfuerzo habrá valido la pena si, con un evento de este tamaño, consiguen, de alguna manera, reivindicar las bondades del canto coral. «Mira, nosotros tenemos un ciclo de coros, hacemos intercambios entre nuestros federados, organizamos encuentros (en Navidad, primavera...), nos hemos metido en la Semana Grande de Cajamurcia, hemos empezado un ciclo en el Aula de Cultura de la CAM..., pero todo con 'palicos' y 'cañicas'. Piensa que la mayoría de la gente todavía tiene la imagen del coro de la iglesia, y de ahí no hay quien les saque, pero luego escuchan repertorios y obras maravillosas –no sacras– y la gente alucina. Somos los grandes desconocidos de la música», lamenta la secretaria de la Federación, quien, como el resto del equipo, tiene, sin embargo, la moral intacta y toda su ilusión proyectada sobre el escenario del Víctor Villegas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.