29 de marzo de 2019
29.03.2019
La Opinión de Murcia
Entrevista
Cómic

Alitha Martinez: "Cuando Marvel me contrató no había mujeres que dibujaran"

La dibujante de Marvel ha estado en Murcia de la mano del C-Fem y este viernes da una 'master class' en Cartagena

29.03.2019 | 04:00
La dibujante Alitha Martinez

Mujer, latina y afroamericana. Como parece tristemente obvio, Alitha Martinez no lo tuvo fácil para conseguir su sueño; y eso que cualidades no le faltaban para vivir del mundo del cómic.

Por suerte, Marvel –que no pudo resistirse a sus talento– acabó dándole una oportunidad y, aunque durante años tuvo que ocultarse tras una capa de ambigüedad –confiesa que le obligaron a firmar durante un tiempo como A. Martinez–, esta dibujante norteamericana ha acabado dando vida a Iron Man, Black Panther, Lobezno, los Cuatro Fantásticos, Los Eternos y, durante su paso por DC, a Batgirl, mientras que fuera de los dos grandes mastodontes del sector destaca su participación en la edición especial de Riverdale de Archie Comics.

Con un curriculum así, su visita a España supone todo un acontecimiento para los amantes de las hitorietas gráficas, y así pudo comprobarse ayer en Murcia, donde impartió dos talleres: uno en la Biblioteca Regional, en el marco del C-Fem (Festival de Cine Fantástico Europeo de Murcia), y otro en la universidad. Hoy, Martinez estará en Cartagena impartiendo una master class a unos doscientos jóvenes dentro del programa de actividades del Proyecto Mandarache, que esta edición está dedicado a la novela gráfica.

En sus cerca de veinte años de trayectoria, ha dibujado a Iron Man, a los Cuatro Fantásticos, a Batgirl, a Black Panther... ¿Hay algún personaje al que le tenga particular cariño o que le guste especialmente dibujar?
Me gusta mucho dibujar superhéroes, en general; sobre todo a los que van solos y son hombres. Me encantaría dibujar a Namor, o a Connan [ambos, personajes del universo Marvel], sería mi sueño. Aunque, ya te digo me apasiona dibujar, así que cualquiera me vale.

Pero no solo se ha limitado a ilustrar a personajes previamente creados, también ha hecho su aportación –en este caso al universo de DC Comics– con el diseño de una villana: Knightfall, junto a Gail Simone. ¿Qué supone para usted este personaje?
Francamente, no era un personaje muy agradable de dibujar [Risas]. Como es un proceso en equipo, era realmente difícil trabajar con Knightfall. Además, es muy mala, un personaje muy oscuro, y no era divertido...

Por cierto, hablamos de Knightfall, de Batgirl, y es que el mundo de los superhéroes se ha abierto mucho en lo que llevamos de siglo, pero, sobre todo, en la última década, a los personajes femeninos: ahí está el reciente renacer de Thor o el éxito que está teniendo Capitana Marvel. ¿Cree que era necesario también luchar por la igualdad en el ámbito del cómic, tanto en la ficción como a la hora de dibujar? ¿Vamos por el buen camino?
Capitana Marvel y Wonder Woman abrieron camino hace ya algunos años. Crearon modelos femeninos de superhéroe o superheroína que, sin referirse a los hombres y sin supeditarse al mundo masculino, son capaces de salvar el mundo. Este papel de modelo femenino es crucial para las chicas, pero también para los chicos. Los jóvenes se van acostumbrando a mirar a las mujeres con otros ojos, ¡las mujeres también pueden ser superheroínas!
En cuanto a la figura de la mujer como dibujante de cómics, queda mucho camino por recorrer, sí. Yo fui la primera mujer y la primera mujer de color en dibujar para Marvel con nombre propio. Cuando arrancas tu carrera profesional no tienes nombre, trabajas en el equipo de otro y recibes el sueldo y la posibilidad de mostrar tu trabajo a los que deciden en el mundo editorial, pero sin reconocimiento. Es lo que llamamos en Estados Unidos un ghost o dibujante en la sombra.
Pero, ni siquiera cuando Marvel me contrató para dibujar personajes clave pude ser yo misma, era A. Martinez, una firma que podía ser la de un hombre, y, cuando la gente me conocía, no creía que hubiera sido yo la dibujante. ¡Me costó dar el salto hasta ser Alitha Martínez! Creo que fue en 2008, durante un Congreso en San Diego, cuando se produjo un clic en cuanto a la falta de mujeres dibujantes y la necesidad de incorporar roles protagonistas femeninos. Afortunadamente, ahora ya hay mujeres dibujantes, pero aún así mis dibujos no encajan en el molde, yo misma no encajo con el colectivo.

¿Cuál es el mensaje que pretende enviar con sus charlas y sus talleres? ¿Qué recomienda a la gente que esté empezando a dibujar?
Mi mensaje en estas charlas es que una mujer que quiera abrir camino lo va a tener difícil, que va a tener que luchar a brazo partido y seguir empejando para hacerse un hueco, pero si tienes claro que ese es tu camino y sabes cuál es tu pasión, hay que luchar por ello. No es un camino de rosas, la entrega ha de ser total, pero merece tanto la pena... Mis enseñanzas para aquellos que quieran ser profesionales del cómic se resumen en tres máximas que repito siempre: Dibujarás todos los días (y muchas horas), dibujarás estés bien o estés mal, y y dibujarás hasta el último día, hasta el lecho de muerte. Suena muy fuerte, pero estoy segura de que cuando me jubile seguiré dibujando y de que la muerte me llegará en la mesa de trabajo, dibujando.

Lo siento, pero es inevitable preguntarle por el MCU (Universo Cinematográfico Marvel). ¿Ha afectado de alguna manera el desarrollo del universo cinematográfico de la compañía en el apartado editorial?
[Risas] Bueno esta es una pregunta recurrente. El MCU es un negocio aparte. Nosotros somos la fuente de la que bebe el universo cinematográfico, pero su producto es totalmente diferente. También es verdad que mucha gente llega a los cómics a través de los superhéroes de las películas, y ese camino del revés también nos beneficia.

Y, a nivel particular, ¿qué le están pareciendo las películas? Los fans más puristas no han terminado de encajar bien el cambio de algunas tramas...
La verdad es que cuando veo las películas me sorprenden, me parecen extrañas. No reconozco a los héroes que dibujo en sus versiones cinematográficas..., pero me gustan. Suelo ir al cine con mi hijo de 17 años –que me acompaña en este viaje–, y disfrutamos mucho, pero para mí es algo totalmente distinto.

Estados Unidos es la punta de lanza del cómic de superhéroes a nivel mundial, y la cultura del cómic, por tanto, está mucho más extendida allí que aquí, eso es un hecho. No obstante, ¿cómo está viendo estos días la afición al cómic en España?
Pues estoy realmente pasmada del interés que estoy viendo estos días en España por el cómic, sobre todo entre los jóvenes. Pero no por un héroe o una serie en particular, sino en general por el cómic y su industria. Eso en realidad me hace sentir como en casa.

Ahora llega a Murcia, donde tenemos dibujantes de primer nivel como Salva Espín y Dani Acuña. ¿Les conoce?
Espín no me suena, aunque sí he oído hablar de Dani Acuña. De todas formas, es que en el mundo del cómic somos una gran, gran familia, pero trabajamos muy solos y a veces no llegamos a conocernos, lo que es una pena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.